Tiempo de lectura aprox: 3 minutos, 40 segundos

El amor no duele, el desamor, sí

¿Te preguntas porque te duele tanto amar a alguien que no te quiere? Te cuestionas que cosas hiciste mal en tus relaciones pasadas, siempre sales heridas y sin ganas de volver a entregarte de nuevo. Para ti el amor no ha sido tan fácil como se ve en las películas románticas y mucho menos tan sencillo como otros lo viven. Ahí estas tú; intentado encontrarle lógica a un dolor emocional que te consume, una herida que no puedes ver, pero que te hace creer que el amor duele, lastima y hace mucho daño. Es tu dolor y aunque otros digan que es una locura, solo tú sabes como te duele eso que ya dejó de funcionar.

El amor es esa aventura que nos cambia la vida, cuando es mutuo nos creemos que nos hemos sacado la lotería o que por fin tenemos la suerte que otros tienen el amor. Y ahí creemos que todo tiene sentido, nuestra historia supera todas las historias románticas de Disney, y esta vez cupido a hecho un buen trabajo. Pero, cuando deja de ser mutuo, cuando te joden las expectativas, nos vemos invocando a todos los demonios posible para que nos quite de la noche a la mañana, el desamor que llevamos dentro.

El amor no duele, para nada puede doler un sentimiento tan puro y tan humano que pocos poseemos. Amar es querer a la otra persona sin esperar nada a cambio, sin condiciones o falsas expectativas. Amar, para nada es el quererte morir si esa persona no quiere seguir a tu lado. Incluso cuando alguien ya ha DECIDIDO no quererte debes demostrar el verdadero significado del amor, la libertad y dejar ir a quien ya no quiere seguir contigo. Pero nuestro maldito ego siempre sale como protagonista, y ahí volvemos a creer que amar es poseer, que si te quiero tienes que quererme, que si te doy todo, lo merezco todo, y no, sabes que esto no funciona así. Ahora te toca destruir todas esas falsas expectativas que tienes en al amor, ahora te toca reconocer que no siempre el otro puede o debe cumplir todas tus expectativas. ¡Difícil!

Lo que nos jode es sentirnos rechazados, es un golpe mortífero contra nuestro ego, el rechazo duele como si de un golpe físico se tratara. Tú más que nadie sabe cómo duele en el alma esa realidad que te cuesta aceptar. Deja de culparte o sentirte vulnerable, el desamor muestra la otra cara de nuestra forma de amar.

¿Por qué cuando me dejan de amar dejo de amarme?

Desde mi experiencia personal, siempre he sido una persona con buena autoestima, cuando mi ultima relación se fue a la mierda de la noche a la mañana, mi autoestima se fue de vacaciones. A veces crees que tu autoestima siempre será sólida, pero en ocasiones la vida nos sorprende con algunas situaciones y es ahí donde sin darte cuenta te alejas de ti. Por más solidad o estable que sea tu autoestima, cuando el rechazo se hace presente, provoca un impacto doloroso en lo más profundo de nuestro ego. Cuando pasamos un tiempo en pareja, de manera inconsciente le entregamos nuestra mejor versión a esa persona que tenemos cerca y cuando esa persona ya no esta presente, nos damos cuenta todo lo que estábamos dando de más en la relación. Y es ahí donde comenzamos a vivir en guerra con nuestro amor propio.

El abandono es un cáncer emocional para las personas que hemos amado desde el apego, cuesta sentirse completa cuando creemos que nuestra felicidad lleva nombre y apellidos. Cuando el amor duele es la evidencia de que hemos amado desde el apego, desde las expectativas y no desde el amor libre.

Y aunque no lo creas, el amor es una droga, ella ayuda a que nuestro cuerpo genere; serotonina, dopamina y oxitocina, son compuestos químicos y hormonas que cuando nos enamoramos nos llegamos a sentir excitados, ilusos, llenos de energía y por supuestos felices con la vida. El desamor es nuestra abstinencia a esa droga que ya no será correspondida, es nuestra lucha para dejar de sentir un sentimiento que no es mutuo. Por eso creemos que el amor duele, lo que te duele es el proceso de dejar ir un amor no correspondido.

El desamor nos lleva a creer que el otro nos ha traicionado, es cuando creemos que jugaron con nuestros sentimientos, pero en ocasiones ese juego se extendió porque no quisimos abrir los ojos cuando siempre había señales para irse del todo. El desamor nos lleva a caer en el papel de víctimas, es un estado que debes intentar huir, ese papel no te de la oportunidad de cicatrizar esa herida emocional que llevas dentro. El desamor no nos permite poder asimilar que las personas no siempre quieren y pueden quedarse a nuestro lado.

El desamor es lo único que tenemos para darnos cuenta de que tipo de relación tenemos con nosotros. Es para establecer nuevas prioridades en nuestras vidas y ser consciente de cómo nos entregamos en nuestras relaciones pasadas. Es lo único que te permite analizar tu lista no negociable en el amor. Es tu tiempo para aprender a estar contigo y no seguir depositando tu felicidad, fuera de ti.

Algunas personas sufren mucho más las perdidas, quizás sea tu caso, lo primero es que no le vamos a quitar peso a algo que te duele, pero por favor no te olvides de ti en ese proceso de aceptar esa separación. Quizás esa relación era tu proyecto personal que más felicidad te llegó a dar. O sencillamente creíste que esa relación no tenia fecha de vencimiento. Cualquiera que fuera tu realidad, tu tarea es cuidar de ti y hacer las paces con tu amor propio.

¿El tiempo lo cura todo?

El abandono es un cáncer emocional para las personas que hemos amado desde el apego, cuesta sentirse completa cuando creemos que nuestra felicidad lleva nombre y apellidos. Cuando el amor duele es la evidencia de que hemos amado desde el apego, desde las expectativas y no desde el amor libre.

Son esas preguntas que nos hacemos en el proceso de asimilar un desamor que nos esta consumiendo. El tiempo cura todo cuando a la vez estamos cuidando e intentado cicatrizar esa herida emocional que llevamos dentro. Para ello necesitas ser consciente que ese duelo emocional tiene una fecha de vencimiento y que el dolor no se irá mientras sigas tocando esa herida.

¿Qué hacer?

  • Piensa más en ti y menos en tu ex.
  • Reinvéntate, ahora debes descubrir otra versión de ti.
  • Ten un proyecto nuevo en tu vida, busca algo que te llene de ilusión, no vivas más en el pasado.
  • No te hundas más en aquello que dejó de funcionar.
  • Habla de eso que te duele.
  • Busca ayuda si crees que ya no puedes con ese dolor emocional.
  • Cuida de ti.

Alexa ❤
Psicóloga online 
Pide tu cita a WWW.Seguimosalexadacier.com
Seguimosalexadacier@gmail.com 
Whatsapp +34 602 440 573

Loading

Avatar del usuario

Escrito por

Alexa Dacier

Alexa Dacier / Psicología / Terapeuta sexual y de pareja
Todos necesitamos donde apoyarnos cuando emocionalmente creemos que no podemos más.

Aquí nos damos el permiso para:
Sentir.
Soltar.
Amar.
Aprender a poner límites.
Reconstruir nuestros vínculos afectivos.
Sostener relaciones sanas.
Aplicar la autocompasión.
Cambiar el dialogo interior.