Tiempo de lectura aprox: 3 minutos, 14 segundos

     Tiempo para agradecer.

Hoy quiero hablarte de un tema que no es nuevo pero sí es importante. Siempre  vamos a deber algo a alguien en el desarrollo de nuestra vida. No hablo solo de la parte material, me refiero a las cosas emocionales que vamos obteniendo en el progreso de nuestra vida como personas de cambios.

Sabemos que somos personas individuales pero, si nos damos cuenta,siempre hemos necesitado y necesitaremos de los demás para seguir el curso de este mundo.

Te invito a que analices desde cuando no agradeces. Lo sé, todo lo que tienes lo tienes debido a ti, pero… ¿nadie fue parte de eso? Nuestro medio nos otorga las herramientas necesarias para tener las cosas que buscamos en la vida. De igual modo es hora de agradecer al universo o a lo que crees por todo lo que tienes.

Mira tu ayer por un momento y evalúa todo lo que has obtenido hasta ahora. ¿Algo que agradecer? ¿Algo nuevo? ¿Algún dolor superado? ¿Alguna meta alcanzada? Todo lo que hoy tenemos en nuestras manos lo tenemos gracias a algo o alguien. Claro, gracias en primer lugar a nuestra actitud positiva.

¿Qué es la gratitud?  

La gratitud es considerada como una de las muchas emociones positivas. Esta emoción nos permite concentrarnos en las cosas buenas que tenemos y el poder ser agradecidos por lo poco o mucho que disfrutamos.

La gratitud nos permite detenernos para tener conciencia y darle el valor necesario a las cosas que poseemos en mano. Ejemplo de esto: el lugar donde vives, la comida que comes, tus amigos, tu familia, tu trabajo, tu ropa, el aire, la salud y etc.

Para aclarar este término lo podemos relacionar con las siguientes palabras:

Gratitud/ Favorecidos/ Emocionados/ Bendecidos/ Afortunados.

Existen dos tipos de gratitud: la condicional y la incondicional.

Con la condicional es cuando nos sentimos a gusto con las cosas que esperamos que salgan bien. Emociones por una situación x.

Con la incondicional es una actitud o estilo de vida. Ejemplo: sentirnos bien sin que haya ocurrido nada especial. Estar agradecido en todo tiempo por lo que tenemos.

¿Qué beneficios obtendremos con la gratitud?  

La gratitud nos permite tener una actitud positiva hacia la vida y con las personas que nos rodean. Algunas investigaciones que estudian el cerebro muestran que las emociones positivas son buenas para nuestro cuerpo y cerebro, de igual modo para nuestra mente o pensamientos.

La gratitud nos hace felices: mediante la investigación de la felicidad, el Dr. Robert A. Emmosn, la experta Sonja Lyubomirsky, y otros científicos, han determinado que la práctica de la gratitud ha demostrado ser uno de los métodos más fiables para aumentar la felicidad y la satisfacción con la vida, así también para aumentar los niveles de optimismo, alegría, placer, entusiasmo, y otras emociones positivas.

Cuando tenemos una actitud positiva nuestras emociones nos permiten tener mayor posibilidad de confrontar algunas situaciones negativas que se nos presente durante el desarrollo de nuestra existencia en este mundo. Con esto podemos desarrollar aptitudes que nos ayudaran a aprender a tomar buenas decisiones en nuestras vidas.

Nuestra actitud positiva reduce nuestras emociones negativas: las personas que saben ser agradecidos tienden a ser más felices que el resto, sufren menos estrés y se les hace difícil el estar depresivos.

Ser agradecidos nos permite tener acciones positivas con los demás.

Las personas agradecidas saben mantener y construir relaciones sanas con los demás. Esta actitud nos permite ser: más amables, más sinceros, más cariñosos y tener confianza en los demás.

[bctt tweet=”´´ Cuando somos agradecidos no tenemos tiempo para quejarnos´´” username=”alexadacier”]

¿Cómo obtenemos el hábito de la gratitud? 

Los sentimientos de gratitud saben llegar de manera espontánea, esto surge cuando somos conscientes de las cosas que nos suceden.

Es necesario prestar atención a las cosas que nos suceden. Ir despacio en ocasiones nos puede servir de aliado a la hora de agradecer.

Si quieres ser más feliz utiliza la actitud de agradecimiento, esto aumenta nuestro nivel de felicidad.

La contraparte de las personas que no agradecen:

Egoístas.

Soberbios.

La falta de humildad.

Ambiciosos.

Ejercicios para promover la actitud de agradecimiento en nuestro estilo de vida:

Dar las  gracias con una sonrisa y de manera sincera (No es obligatorio dar las gracias por las cosas que nos pase siempre, pero si es un buen gesto).

Cuidar las cosas y personas que tenemos en nuestras vidas.

Levantarnos con una actitud positiva y dar gracias por un día más con vida.

Intentar quejarnos lo menos que podamos.

Disfrutar el momento que compartimos con los demás.

Escribir notas de agradecimiento.

Reglas  para ser agradecidos: 

Ser conscientes de que necesitamos a los demás.

Pensar que siempre podemos ofrecer algo a los demás.

Recibir con gratitud lo que los demás nos ofrecen.

Ser lo más sinceros y honestos posible a la hora de dar las gracias.

En resumen aprendemos con la gratitud:

Somos más felices: Cuando somos agradecidos le damos el valor necesario a las cosas que tenemos y no a las que nos hace falta.

Las actitudes positivas se hacen parte de nuestro estilo de vida: Las personas con actitudes positivas saben buscarle la parte positiva a las adversidades que les llegan.

Nuestra felicidad se contagia a los demás: Las personas agradecidas con su actitud positiva benefician a los demás.

Fortifica las relaciones: Nuestra actitud es determinante para seguir estableciendo relaciones de calidad en nuestra vida. 

Somos conscientes de las cosas que nos faltan pero le damos importancias a lo que ya tenemos: En nuestras vidas estaremos rodeados de necesidades, prioridades y caprichos. Estas tres cosas no siempre van de la mano. Cuando somos conscientes de lo que tenemos sabemos agradecer y valorar aquello que nos pertenece y nos llenan el día a día.

La palabra gracias debería ser una palabra a incluir sin miedo en nuestro vocabulario.

¿ Eres Agradecido?

¿ Le agregarías algo a este post?

Saludos.

¡Seguimos!

Loading

Avatar del usuario

Escrito por

Alexa Dacier

Alexa Dacier / Psicología / Terapeuta sexual y de pareja
Todos necesitamos donde apoyarnos cuando emocionalmente creemos que no podemos más.

Aquí nos damos el permiso para:
Sentir.
Soltar.
Amar.
Aprender a poner límites.
Reconstruir nuestros vínculos afectivos.
Sostener relaciones sanas.
Aplicar la autocompasión.
Cambiar el dialogo interior.