7 Pasos para lidiar con el miedo. 



¿Cuántas cosas has dejado de hacer o no quieres hacer por el simple hecho de tener miedo?



Hola, volvemos a encontrarnos en este espacio de motivación y crecimiento emocional.
La palabra miedo la conocemos todos, pero lo más impresionante es que muchas veces no sabemos identificar qué tipos de miedos son frecuentes en nuestras vidas.
Muchos hemos vivido esta emoción en algún momento de nuestra vida o casi siempre lo hemos sentido, el miedo.
Al ser humano le gustan las cosas seguras, es parte de nuestra naturaleza. Lo seguro nos da vida, y nos permite crecer en esta tierra. Ahh, pero ¿qué pasa con aquellas limitaciones internas que tenemos? ¿Qué nombre le puedes poner a aquellas cosas que no sabes controlar?

El punto importante es saber reconocer cuales son los miedos que tenemos. No podremos cambiar algunos de esos miedos, pero identificarlos nos dará la mejor herramienta para lidiar con ellos.



¿Qué es el miedo? Conocido como una de las emociones básicas que tenemos, en pocas palabras el miedo es un estado emocional que solemos sentir con frecuencia. Gracias al miedo se activa nuestros mecanismos de defensa y supervivencia en esta tierra (Pues sí, el miedo tiene sus beneficios).



El miedo es una emoción desagradable porque en muchas ocasiones nos hace sentir inseguros y preocupados cuando queremos hacer algo en nuestras vidas.

El miedo también se puede ver como una emoción que nos paraliza y nos permite analizar qué tan seguro pueden ser los cambios que queremos aplicar en nuestras vidas. En pocas palabras, existen los miedos positivos.

Claro, no podemos olvidar que la palabra miedo es muy generalizada y solo creemos que el miedo es algo para las personas inseguras en la vida. Noooo, todos tenemos o hemos sentido el miedo, lo único es que algunos saben cómo lidiar con sus miedos y de esa manera la vida se les hace mucho más fácil. Bueno, menos complicada que a otros.

La pregunta del millón. ¿Para qué rayos me sirve el miedo en mi vida?
Para algunos el miedo es una emoción negativa pero Daniel Goleman, que es el fundador de la inteligencia emocional, lo clasifica como una emoción básica. En pocas palabras, necesitamos tener el miedo sí o sí en nuestras vidas.

El miedo nos sirve para SOBREVIVIR, con esto nos refugiamos en lo que ya tenemos y dudamos en ocasiones de las cosa nuevas que queremos alcanzar. Es un mecanismo de defensa para sentirnos protegidos en la vida.
Algo muy importante, el miedo se activa según nuestros tipos de pensamientos, la seguridad que tenemos en nosotros mismos, nuestras creencias tanto positivas como negativas.

El miedo siempre estará presente en nuestras vidas, la tarea radica en como reaccionamos cuando tenemos miedo.
Y siempre debes tener pendiente: el miedo muy rara vez se presenta de manera clara y concreta (Es muy raro sentir esta emoción de manera lógica).

Las formas más frecuentes en las que se manifiesta el miedo es mediante de otras emociones:
Fobias.
Angustias y preocupaciones.
Vergüenza.
Obsesiones.
Desconcierto. 
A lo que venimos, 7 pasos amigo mío para lidiar con el miedo.
1: Identifica aquellas cosas que te limitan:

¿A qué le tengo miedo y por qué le tengo miedo?

¿Eres consciente de tus temores y por qué surgen dichos miedos?

2: Habla con tus miedos: Yo le tengo miedo a las alturas, claro, lo mío no es una fobia, pero cada vez que tengo que subir a algo alto y peligroso mi cuerpo ya no me pertenece.
Hablar con tus miedos es socializar con aquello que temes. Sé que enfrentarnos a aquellas cosas que tememos no es una tarea fácil pero amigo, el miedo cuando no es controlado nos limita mucho en esta vida.

Tarea:
Busca lápiz y papel y ponle nombre a todo aquello que te limita.

3: Visualiza lo que ganarías si quitaras el miedo de tu vida.
¿Nunca te has imaginado todo lo qué podrías alcanzar si dejarás de tener miedo?
Muchas veces nos llenamos de miedos por adelantar resultados falsos a la hora de querer hacer algo nuevo. De esta manera nos creemos dioses y creemos que aquello que hemos pensado ha sido el verdadero resultado. A veces hay que intentarlo para poder ver los verdaderos resultados.

4: Relájate, relájate y relájate. 

Nunca olvidaré cuando estaba en la cocina de mi casa y de repente, no sé cómo, apareció un ciempiés a mí lado. De solo escribirlo ya me ha dado repelús. Ni pensé nada absoluto y ya estaba como una loca gritando y arriba de la mesa de la cocina. No me pregunten como me subí a la mesa. Cuando no controlamos nuestros miedos, nuestros miedos nos controlan a nosotros.

Claro, para lidiar con nuestros miedos tenemos que conocerlos, sentirlos y a veces incluso imaginar que los tocamos.

Hoy en día se está predicando mucho sobre lo que es las técnicas de relajación. Aprende a relajarte cuando estés batallando frente a frente con algunos de tus miedos. Y no olvides que los miedos salen de ti y el que controla eres tú.

5: Mira el miedo como una oportunidad:



A veces por el miedo a no perder algo o alguien no le ponemos acción a nuestra vida. Identifica que tan grande o pequeño son los miedos que suelen acudir a tu vida.

6: Analiza tus creencias: No te imaginas el poder que tienen nuestras creencias, somos lo que creemos y esas creencias nos llevan a ponerle movimiento y acción a todo lo que hacemos.
¿Sabes identificar cuáles son tus creencias?
¿Por qué crees en lo que dices creer?

7: Reconoce qué cosas o personas activan tus miedos.
Esto es una tarea difícil, porque muchas veces nos arropamos en la dulce palabra ´´ Yo no puedo´´ pero muy rara vez, nos detenemos en evaluar´´ ¿por qué no puedo?´´

Claro, en este post estamos hablando de los miedos no patológicos que necesitan ser tratados por profesionales. Estamos hablando de aquellas inseguridades que no nos permiten avanzar.

Aquellos miedos que son alimentados por aquellas creencias que tenemos en el día a día.
Yo sin duda alguna seguiré con algunos miedos, pero de lo que estoy segura es que cada día me hago amiga de mis miedos.

Al final son parte de mis emociones el tener miedo en algunas ocasiones.
Ya me contarás que tipos de miedos son frecuentes en tu vida. Y no olvides que tus miedos salen de ti y tú decides si esos miedos necesitan ser alimentados o no.

Saludos.
¡Seguimos!

Written by

Alexa Dacier

Alexa Dacier / Psicología / Terapeuta sexual y de pareja
Todos necesitamos donde apoyarnos cuando emocionalmente creemos que no podemos más.

Aquí nos damos el permiso para:
Sentir.
Soltar.
Amar.
Aprender a poner límites.
Reconstruir nuestros vínculos afectivos.
Sostener relaciones sanas.
Aplicar la autocompasión.
Cambiar el dialogo interior.