Tiempo de lectura: 5 minutos

Aislamiento y soledad

Todo esto que estamos viviendo es duro, por más optimistas que seamos y si estamos solos, cuesta más asimilarlo. En tiempo de crisis necesitamos personas cerca, es nuestra naturaleza.

Aislarse y no tener el calor de los demás puede ser una montaña rusa de emociones para muchas personas. Aprender a estar con uno mismo en medio del caos requiere mucho equilibrio emocional, amor y paciencia de nuestra parte. Vamos a colapsar en algunas ocasiones, vamos a tener miedo, llegará la incertidumbre de cuándo pasará todo esto. Nuestras emociones siempre llegan con un mensaje intenta escuchar que hay detrás de lo que te cuesta aceptar. No te agobies por sentir, es natural cara al caos sentir miedo, ansiedad, angustia, sentirnos solos, agobiados. Tus emociones sirven para protegerte y para que encuentres el punto de equilibrio en medio de todo esto.

No estamos tan solos como creemos que lo estamos. Aprovecha este tiempo para usar a tu favor la tecnología, conecta con los tuyos, ocúpate de tu salud mental, buscando artículos que te ayuden a reforzar tu capacidad de adaptación en tiempo difíciles.

 Con un clic podemos conectar con aquellas personas que a pesar de la distancia están para acompañarnos en medio de todo. No te hundas sola en esto, habla con tus seres queridos y comunica cómo te está afectando esto emocionalmente.

Las crisis llegan para cambiar nuestra vida, no te hablaré de que todo esto tenga algo positivo, pero, de seguro algún aprendizaje vamos a sacarle a esto. Intenta ver qué cosas puedes mejorar ahora en tu vida con este aislamiento social. Conecta con esas emociones y ponle nombre a esos sentimientos que te invaden ahora mismo.

El equilibrio emocional nos ayuda afrontar los conflictos, asumir los obstáculos y encontrar la capacidad para adaptarnos. Ahora mismo necesitamos priorizar nuestra salud emocional. Y recuerda que la soledad es un sentimiento, que no solo tiene que ver con el estar acompañados, más bien habla de cómo nos llevamos con nosotros mismos. ¿Cómo estás contigo?

El punto importante es saber que todo esto de estar aislados de los demás es una medida para no contagiarnos, aunque sea duro, recuerda que la idea es mantenernos a salvos, mientras que todo esto pase. ¡Pasará, confía!

Esto será un reto para muchas personas que han tenido que verse solos de la noche a la mañana, aislarse sin anestesia de los suyos, romper la rutina que tenían en el día a día. Esto no es competencia de quien lo lleve mejor, no te compares con otras personas que están solas y lo llevan bien. Tienes necesidades totalmente diferentes, recursos emocionales distintos y proceso de adaptación muy personal.  Tú eres tú, y el sentido que tiene la soledad para ti, también es tuyo.

Paz en medio del caos

    Equilibrio emocional

Por salud mental elige la fuente de donde buscas noticias.

Intenta no agobiarte de más cuando el pesimismo llegue, es natural que el miedo se haga presente en estos días. Déjalo entrar.

Sé tú aliada en medio del caos.

No te culpes por sentir o temer.

Ocúpate en ti, sin agobiarte.

Y si no quieres hacer nada, no lo hagas. No te presiones con el hacer y hacer.

  Optimismo en medio del caos

Esto va a pasar, lo vemos lejano el volver a la realidad, pero no te apagues a esa esperanza de que siempre sale la luz al final del túnel. Por ello, plantéate objetivos para cuando todo esto termine, realiza una lista de esos lugares, personas, y cosas que harás después de todo esto. Todos tenemos la capacidad de resiliencia para lidiar con situaciones difíciles. Es ley de vida, adaptarse o morir.

¿Qué harás cuando todo esto pase?

¿Dónde irás cuando todo esto pase?

¿A quiénes verás cuando todo esto pase?

¿Qué cambiarías de tu vida después de esto?

  No puedes controlar esto, intenta relajarte y centrarte en ti

Aunque cuesta hacerlo, intenta mantener la calma y confiar. Existen cosas que podemos hacer, meditar, respirar, yoga, escribir, bailar en casa, hacer limpieza general con nuestras cosas, cerrar historias dolorosas del pasado.

No puedes controlar esto, lo único que podemos hacer, es seguir en casa hasta que la tormenta pase. Y pasará, confía en ello.

Adiós móvil por un tiempo

Por tu salud mental, apaga el móvil en algunas ocasiones. Deja de ver tantas noticias o redes sociales. Conecta contigo, presta atención a cómo te sientes en medio de todo esto. Prepara una rica cena para ti, enciende velas o un incienso, date un baño relajante, disfruta de ti.

Todos necesitamos de la soledad en algún momento de nuestra vida. Esto no tiene nada malo, a veces pesa, pero otras veces es necesaria para poner en orden nuestras prioridades.  Intenta buscarle el punto positivo a estar contigo en medio de este caos, si te agobia el no tener una pareja, recuerda que muchas parejas en medio de todo esto se están dando cuenta que lo mejor será el no seguir juntos.

Aunque en medio de todo esto es saludable tener donde refugiarnos, recuerda que la relación que tienes contigo, es el espejo de la relación que tendrás con los demás. Por ello, aprovecha esta soledad para cultivar una bonita relación contigo. Más adelante ya tendrás tiempo para estar y disfrutar de tus seres queridos.  

  Acepta esos pensamientos negativos

Los pensamientos negativos no siempre llegan para destruirnos. Recíbelos cuando se hacen presentes, no le eches, saben la puerta de salida para irse. La tarea es aprender a no engancharse en ellos. Y sobre todo el saber cómo cambiar esos pensamientos por otros positivos. ¡Esto pasará! ¡Voy a salir de esto! ¡Esto no es para destruirme!

Los pensamientos positivos se pueden trabajar, no olvides lo valiosa que eres y en medio de todo esto intenta recordártelo. Sería bueno que llevaras un diario con pensamientos positivos y acudas a ellos cuando lleguen esos bajones emocionales.

Sé honesta y analiza qué te hace falta en medio de este caos ¿Qué necesitas ahora mismo? ¿Confianza en ti? ¿Calma? ¿Paz? ¿Fortaleza? ¿Amor? ¿Compañía?

No olvides que eres la mejor persona para darle sentido a tu vida.

Ojo:

Nadie nos preparó para esto, no hay que hacerlo bien, con cuidar nuestra salud mental mucho estamos haciendo. No es una competencia con otros, céntrate en ti, en tus emociones y sentimientos. No hay nada malo en tener miedo, romperse o sentir tristeza en estos días.

Alexa ❤

Fotos: Adobe Stock

Loading

Escrito por

Alexa Dacier

Alexa Dacier / Psicología / Terapeuta sexual y de pareja
Todos necesitamos donde apoyarnos cuando emocionalmente creemos que no podemos más.

Aquí nos damos el permiso para:
Sentir.
Soltar.
Amar.
Aprender a poner límites.
Reconstruir nuestros vínculos afectivos.
Sostener relaciones sanas.
Aplicar la autocompasión.
Cambiar el dialogo interior.