7 pasos para determinar si en realidad estamos en una relación saludable.

Nunca en mi vida me imaginé que el amor fuera algo tan mágico. De verdad que soy muy enferma con las películas románticas, pero  pensaba que eso era solo ficción.

El amor para mí no tiene definición alguna, porque todos le daremos definición partiendo de nuestras necesidades o simplemente desde lo que estamos viviendo.

Como me gusta hablar de las cosas que vivo o de las que tengo conocimiento quiero dejarte 7 pasos para identificar una relación saludable.

  1. Confianza: la confianza es algo básico y más que básico es lo único que nos permitirá dar el paso para establecer una relación con alguien muy diferente a nosotros. Por confianza entendemos que es el poder ser nosotros mismos sin miedo alguno. Para mí la confianza es una seguridad o una puerta abierta que le damos a esa persona que formará parte de nuestra vida.

Para que esta confianza sea solida es necesario reiniciar desde 0 esa nueva  relación que estamos estableciendo. O si ya estamos en una relación el poder dejar atrás los errores o sufrimientos que traemos de otra relación.

Cree y da lo mejor que tengas para que esta relación funcione.

  1. Comunicación: quien se inventó esta palabra se lleva un 100 de 100 de mi parte. La comunicación es una herramienta básica en una relación.

[bctt tweet=”Una relación que no se comunica no crece.” username=”alexadacier”]

Ya sabemos cuál es el significado de esta palabra. Y  si se te ha olvidado te lo refresco un poco.

  • Wikipedia nos dice que es la actividad consciente en intercambiar información entre dos o más participantes con el fin de transmitir o recibir información.

Una relación saludable es una relación que se comunica y que a la misma vez sabe respetar las opiniones de su pareja incluso cuando no  está de acuerdo con dicha opinión.

– Consejitos para tener una buena comunicación con tu pareja:

  • Exprésate sin miedos: Tu pareja no debe juzgarte, a la hora de hablar con tu pareja háblale con honestidad.
  • Respeta para ser respetado: para recibir es necesario aprender a dar, esto es una ley que se aplica en todo.
  • Saber decir las cosas en el momento prudente: cuando respetamos a nuestra pareja sabemos cuándo y cómo decir las cosas sin ofender.

Si no sabes controlar tus emociones de ira a la hora de hablar, es necesario no decir nada en ese momento.

[bctt tweet=”´´ Si no puedes decir nada de valor en un momento difícil es mejor quedarte en silencio´´” username=”alexadacier”]

  1. Respeto:

El respeto no es solo que tu pareja no te maltrate física o emocionalmente. Es también cuando tu pareja respeta tu silencio, tu espacio, tus sueños y tu personalidad.

El respeto para mi es motor de crecimiento en una pareja.  Todos somos diferentes y esas diferencias nos unen.

Respeta las decisiones de tu pareja aunque estas no vayan con tu estilo de vida.

Siempre lo he pensado, el respeto no se exige, sencillamente es algo que se gana. Y esto se gana cuando somos capaces de aceptar a nuestra pareja tal como es. Es cierto que todos tenemos temas por cambiar, pero estos cambios deben  ser voluntarios y personales.

[bctt tweet=”´´Quien te quiere querer con pretextos no te quiere querer´´” username=”alexadacier”]

  1. Seguridad:

Una relación sana demuestra seguridad en todo los sentidos. (Emocional, estable y física  entre otros).

´´ Necesitas un amor que cuando te abrase te quite los miedos y te permita volar sin alas´´

Cuando iniciamos una relación es normal tener muchos prejuicios o sencillamente temer a estar totalmente desnudos, emocionalmente hablando.

Las cosas nuevas en ocasiones causan temor y un poco de inseguridad.

Yo recuerdo que cuando estaba conociendo a mi novio tenía muchos prejuicios y miedos. Las cosas que no conocemos producen inseguridades o nos limitan. Pero para que algo funcione es necesario abrirnos un poco más.

  1. Sinceridad y honestidad:

Mezclar estos dos términos me llena de mucha ilusión. A la hora de querer que algo funcione es necesario ser lo más claro que podamos ser y honestos.

La honestidad es una virtud y no todos sabemos cómo y cuándo utilizar esta virtud. Por eso es fundamental siempre tratar a los demás como queremos ser tratado.

No somos perfectos y nuestra pareja tampoco lo es. La sinceridad no significa que digo las cosas tal como lo pienso. Nada que ver, una persona sincera sabe cómo decir las cosas sin la necesidad de ofender.

[bctt tweet=”“ Es tiempo que me digas para que me quieres en tu vida”” username=”alexadacier”]

  1. Amigos:

Esta palabra me la dijo mi novio, y la verdad que una relación saludable es fundamental que ambas personas sean amigos, confidentes y amantes. Es una mezcla de todo.

La persona que está a tu lado no es solo con quien compartes besos o sexo. Nada que ver. Es la primera persona que piensas a la hora de hablar de tus cosas. Es quien te quiere y te critica sin lastimarte. Una relación saludable se basa en una amistad sin límites y sin miedos.

¿Quién mejor que tu pareja para conocer lo que otros desconocen de ti?

  1. Estabilidad:

Todos tenemos nuestros momentos altos y bajos en la vida.  Y las relaciones de pareja no escapan de esto. Una relación saludable es una relación estable, son dos personas  que con la misma necesidad harán todo lo posible para que las cosas funcionen.

Para que una relación sea estable es necesario no ser egoísta, no es solo pensar en mis beneficios es también pensar en los beneficios que le podemos dar a la otra persona mientras siga con nosotros.

Todos al final queremos un amor sin fecha de vencimiento. Es lo normal. Mientras estés con tu pareja disfruta al máximo todo lo que puedas.

Da sin miedo.

Entrégate sin complejos.

Te dejo 10 verdades que debes tener presente en tu relación.

  1. Tú Y tu pareja deben tener tiempo para reírse juntos.
  2. No están ciegos a sus propios errores
  3. Tienen planes de futuro.
  4. Saben perdonar.
  5. Se respetan y saben darse el espacio que se merece cada uno.
  6. Entre los dos existen la igualdad y el respeto.
  7. Saben que todo no es color de rosa y están dispuesto a estar en las buenas y en las malas juntos.
  8. Pueden hablar de todo (Buena comunicación).
  9. Existe la confianza mutua. Saber cuándo y cómo decir las cosas.
  10. Compañerismo: ambos son amigos y se apoyan en todo.

Saludos. 🙂

¡Seguimos!

Written by

Alexa Dacier

Alexa Dacier / Psicología / Terapeuta sexual y de pareja
Todos necesitamos donde apoyarnos cuando emocionalmente creemos que no podemos más.

Aquí nos damos el permiso para:
Sentir.
Soltar.
Amar.
Aprender a poner límites.
Reconstruir nuestros vínculos afectivos.
Sostener relaciones sanas.
Aplicar la autocompasión.
Cambiar el dialogo interior.