Tiempo de lectura: 5 minutos

¿Qué llevas en tu mochila?

Hola, hoy vamos hablar de aquellas sobrecargas que llevamos en la vida y que muchas veces nos quieren llevar a la locura.

Imaginemos que nuestra vida es una mochila, en ella están aquellas cosas importantes y muchas veces no importantes que de una manera u otra nos hacen tener algún tipo de peso en nuestro hombro. ¿Todo lo que llevas en tu mochila te suma cosas positivas? ¿Eres consciente de las cargas de más que llevas en tu mochila? ¿Desde cuándo no analizas tu mochila para sacar cosas o personas que no debes seguir cargando?

Detente un poco y evalúa como ha cambiado tu vida de manera positiva y negativa en estos últimos años. Analiza por un segundo todo lo que se ha sumado a tu vida y de igual manera analiza aquellas personas o cosas que por una razón u otra no siguen a tu lado.

¿Qué es la sobrecarga emocional?


Mayormente conocida como el síndrome de burnout, es una mezcla de estrés, cansancio, agotamiento, sensación de no tener deseos de nada y también aquella sensación que nos hace querer huir del mundo.

Todo en la vida necesita un equilibrio y siempre lo digo, aquello que no expresamos o liberamos en el momento adecuado sabe salir cuando menos lo estamos esperando. Habla y si no tienes con quien hacerlo hazlo con una piedra, pero que nada y nadie te robe tu paz interior.

Detallemos un poco estos conceptos.

El estrés es una respuesta emocional, necesitamos sí o sí el tener estrés en nuestras vidas, ya que gracias al estrés nos movemos en la vida. Eso es el estrés positivo, luego está el estrés negativo que en muchas ocasiones tiene que ver con aquellas cosas negativas que vamos acumulando en nuestras vidas. Y sin duda alguna tiene que ver con aquellas emociones que no expresamos cuando debemos hacerlo.

Agotamiento: todos hemos sentido esta sensación de cansancio en nuestras vidas.  El agotamiento es una emoción de alerta  y cuando no le hacemos el caso debido  ella sabe traer alguna enfermedad en nuestras vidas. ¿Cuándo fue la última vez que te dedicaste tiempo solo para ti?

Sensación de no querer hacer nada:

Algunas  veces, no siempre, es bueno tener esta sensación de no querer hacer nada en la vida. Existen personas que necesitan estar siempre en movimiento, pero amigo no eres una máquina, a veces hacer stop es salud para nuestra vida.  Esta sensación de no querer hacer nada siempre viene ligado cuando no tenemos algo o alguien que nos mueve en la vida, es cierto que debemos ser siempre nuestro mayor estimulo en la vida, pero nunca está de más estar cerca de aquellas cosas o personas que saben llenarnos de energías.

Huir del mundo:

Siempre he escuchado el término, me quiero escapar de este mundo, mi pregunta es: ¿si no puedes lidiar en esta tierra que naciste que te hace creer que lo podrías hacer fuera? Vamos, yo también tengo a veces deseos de coger un cohete y desaparecer, pero solo lo quiero por un segundo.

[bctt tweet=”Escapar nunca nos ayudará a afrontar aquellas cosas que creemos que no podemos controlar.” username=”alexadacier”]

Esta sensación de escapar nunca trae cosas positivas, porque amigo mío, aquellas cosas que no enfrentas en tu vida tarde o temprano saben pasar factura. Y esas facturas nunca vienen económicas.

A la hora de querer huir de tu mundo, recuerda que el pasaje a la luna no es nada económico.

Deja ir:

Desde la mirada de la psicología este punto no es nada fácil, ya que nos encanta retener, retener cosas y a veces personas que muchas veces no saben aportar nada positivo en nuestras vidas.

Y de igual modo realizar este análisis de qué cosas sí y no deben quedarse en nuestras vidas, nos cuesta tiempo y muchos sacrificios, porque todo en la vida cuesta y cuidar nuestra salud emocional es gratis pero no siempre es algo que sabemos controlar.

De manera personal estoy en un proceso de mi vida en el cual  estoy dejando cerca de mí aquellas cosas  y personas que valen la pena tener cerca, las personas cambian y esos cambios a veces no van relacionado con lo que hacemos y buscamos en la vida. Tu salud emocional te pertenece, no permitas que nada y nadie traigan cargas de más en tu vida.

Relájate, no puedes ni debes controlar todo.

Sin duda alguna  este punto no le caerá de agrado a muchas personas, que difícil es creer que solo nosotros somos los únicos buenos en un punto x, amigo mío, por más que usted quiera controlar todo, no tienes ese poder.

Yo no sé lidiar con personas perfeccionistas lo confieso, son de aquellas cosas que me sacan de mis casillas, porque dichas personas nunca de los nunca saben saciarse y eso a mí me llena de estrés y ganas de huir, ja ja ja.

Descarga tu mochila y lleva menos carga en tu vida.

En la vida vamos asumiendo, escogiendo y reteniendo cosas y personas, pero muy pocas veces nos detenemos en analizar cuándo es preciso descargar nuestra mochila y dejar que algunos pesos de más se queden lejos de nosotros.

Esta tarea no es nada sencilla, para nada lo es, porque muchas veces esas cosas o personas que no aportan nada positivo en nuestras vidas tienen tiempo a nuestro lado y por más cargas que ellas saben tener en nuestras vidas les hemos cogido cariño.  El amor no quita conocimiento amigo mío, y con esto no te estoy diciendo que seas enemigos de aquellas personas que de una manera u otra no te permiten avanzar, más bien te estoy hablando de esas personas toxicas y de aquellas personas que quieren tomar el control de tu vida sin tu darles el permiso de hacerlo.

En resumen:

Detente un momento en analizar todo lo que hasta ahora has ganado y también aquellos que has perdido. ¿Del 1 al 10 qué nivel de satisfacción tienes contigo mismo? ¿Qué tipos de personas estas dejando cerca de ti?

¿Qué tiempo de calidad le estas dando a tu vida?

¿Eres consciente de aquellas cosas o personas que debes dejar ir?

Esta aventura llamada vida se vive mejor cuando aprendemos a tener una vida con menos cargas. Haz tu parte y disfruta de todo aquello que llevas en tu mochila de viaje.

Saludos.

¡Seguimos!

Error: Formulario de contacto no encontrado.

[yasr_overall_rating size=”medium”]

Loading

Escrito por

Alexa Dacier

Alexa Dacier / Psicología / Terapeuta sexual y de pareja
Todos necesitamos donde apoyarnos cuando emocionalmente creemos que no podemos más.

Aquí nos damos el permiso para:
Sentir.
Soltar.
Amar.
Aprender a poner límites.
Reconstruir nuestros vínculos afectivos.
Sostener relaciones sanas.
Aplicar la autocompasión.
Cambiar el dialogo interior.