Tiempo de lectura aprox: 3 minutos, 41 segundos

¿Cómo llevarme bien con mi familia política?

En el fondo, la unión no es solo de hombre y mujer, sino del sistema del hombre con el sistema de la mujer. A menudo, el hombre busca una mujer que le ayude a él y a su familia a solucionar algo de la familia. Bert Hellinger

No siempre la familia política quiere o puede aceptarte tal como eres y eso a veces se convierte en un dolor de cabeza donde ninguna pastilla puede apaciguar ese dolor.

Sentir que no eres bien recibida en un lugar eso desgasta y mucho. Cuando ese escenario se traslada a una relación de pareja, el malestar se multiplica y no sabes que hacer para que esa situación mejore. Claro, esto no solo depende de ti y es algo que debes tener presente, para poder cuidar tu salud mental en ese lugar.

Sería bueno que tuvieras una conversación honesta con tu pareja, donde ambos puedan encontrar que hay detrás de esa situación. Quizás es una experiencia que tu pareja ya ha vivido en otras relaciones y ahí puedes sacar tus propias conclusiones, no es algo personal, aunque te afecta de manera directa.

Cuando entramos en una nueva relación en muchas ocasiones nos llevamos bien con la familia política. Es una bendición para algunas personas que esto pueda suceder. Te sientes en casa, eres recibida con amor, respeto y admiración. Que eso no sería mucho que pedir cuando estamos compartiendo nuestra vida con alguien. Es imposible en algunas ocasiones no relacionarte con tu familia política, lo más conveniente sería, que, de ambas partes, la relación fuera lo más respetuosa posible.

Cuando la familia política crítica, se mete sin permiso en tu relación, eso puede en algunas ocasiones destruir o fortalecer la relación.

Es una situación difícil porque tu pareja en algunos momentos se sentirá entre la espada y la pared, sé compasiva con tu pareja. Aunque para ti sea incómodo la situación, para tu pareja lo es mucho más.

Tú y tu pareja necesitan fortalecer el vínculo, para que esa situación exterior no destruya la relación que ambos tienen. Pongan murallas alrededor de la relación para que nadie y nada, puedan derrumbar lo que ustedes dos están construyendo con mucho amor y esfuerzo.

Motivos muy frecuentes por el cual la relación con la familia política se convierte en un caos

Muchas expectativas de los padres de tu pareja

No tienes porqué encajar con las expectativas de otras personas. Eso cariño mío, te aleja mucho de tu autoestima e incluso de tu propia identidad. Eres quién eres, no puedes cambiarlo y si alguien no lo puede aceptarlo, el problema no es tuyo.

Tu pareja te ha elegido porque de seguro tienes cosas muy valiosas que él/ella ha podido reconocer en ti. Esto debería ser la parte más importante para ti.

No te desgastes si alguien no puede apreciarte tal como eres.

Diferencias sociales, culturales o económicas

Lamentablemente esas cosas siguen pasando. Para algunas personas el simple hecho de que tengas valores, seas respetuosa y puedas valorar a su hijo/a, eso no le es suficiente.

Esto a veces solo surge desde el desconocimiento o los prejuicios relacionados con otras culturas. Ya sabes, si vienes de un contexto con menos “cultura” o simplemente tienes otro “nivel económico” eso puede ser un hándicap.

A veces simplemente estas personas tienen miedo a que se aprovechen de su hijo y créeme que tú también lo tendrías.

El racismo y el clasismo a veces se hacen presentes en las relaciones de pareja y eso es lamentable.

Diferencias políticas, religiosas o sociales

Hay personas por el simple hecho de no pensar como ellas, te consideran una enemiga. Y eso es cruel. Porque no tienen la apertura de querer conocerte y descubrirte. Todos somos diferentes y esas diferencias siempre suman. Claro, aquí estaríamos hablando de un tema de fanatismo y cuando eso se instala, lo mejor es huir de esos lugares. Nunca tendrás la razón e incluso teniéndola.

Celos

Sí, una emoción como esta puede separar y mucho. Para algunos padres la “pérdida” de un hijo marca un antes y un después. Un duelo emocional, donde aparece el famoso nido vacío. Esas personas quizás se puedan sentirse abandonados y lamentable con sus heridas abiertas, te hacen daño.

Mala educación y falta de valores

Existe y dirás ¿Pero una persona mayor puede ser así? Puede y lo será si no es capaz de ver que está haciendo algo malo. Los buenos modales y valores no dependen de la edad. Hay personas que con el pasar de los años, se vuelven maleducadas y agresivas con las palabras.

Los valores son puentes para conectar con otras personas. Si alguien no tiene en su conducta un repertorio de buenos valores, lamentablemente estas personas serán balas perdidas buscando desesperadamente a quien hacer daño.

Tú, no sabes poner límites

Todos estamos aprendiendo a poner límites y nunca es TARDE para aprender a establecer nuestros propios límites. Independientemente de quienes sean, mereces ser tratada con RESPETO. Eso no es negociable y si en un lugar no quieren hacerlo, no estás obligada a quedarte y permitir que te humillen o acaben con tu salud mental.  

Lamentablemente cuando no sabemos poner límites le decimos a los demás, que ellos pueden tratarnos como ellos quieren y que no pasa nada.

Recomendaciones para llevarte mejor con tu familia política

1-   Ten una conversación honesta con tu pareja y explícale cómo todo esto te está afectando. Encuentren entre los dos, soluciones viables.

2-   Hablen con la familia política, dejan muy claro cómo será la relación de ahora en adelante. Si tienen que tomar distancia por un tiempo, no duden en hacerlo.

3-   Marquen un ritmo diferente para quedar con esas personas. Si cada vez que llegas a casa y en vez de estar contenta y tienes sentimientos de culpa, es evidencia de que ahí no te respetan. Por eso, reduzcan el nivel de visita que tendrán al mes con esas personas.

4-   Si tu pareja está alejada de esa persona, pregúntale porque lo está. No intentes ser la salvadora de algo que no se puede salvar.

5-   Ten presente los cumpleaños de esas personas. Envíales un mensaje, una llamada o hazle con tu pareja, una invitación a salir.

6-   Recuerda de manera constante y respetuosa, que tus suegros, no son tus padres. Hay cosas que ellos tendrán que aprender a callar y respetar.

Alexa Dacier

Psicóloga online Terapia de pareja

Sexóloga clínica

Imágenes: Adobe Stock

Loading

Avatar del usuario

Escrito por

Alexa Dacier

Alexa Dacier / Psicología / Terapeuta sexual y de pareja
Todos necesitamos donde apoyarnos cuando emocionalmente creemos que no podemos más.

Aquí nos damos el permiso para:
Sentir.
Soltar.
Amar.
Aprender a poner límites.
Reconstruir nuestros vínculos afectivos.
Sostener relaciones sanas.
Aplicar la autocompasión.
Cambiar el dialogo interior.