Tiempo de lectura aprox: 3 minutos, 17 segundos

¿Cómo desenamorarse de alguien que no te quiere?

Al inicio de una relación a veces hay mucho miedo en enamorarse, comprometerse del todo y luego salir lastimada. De esas historias que no quieres repetir. Lo más duro en el amor no es decir adiós en algunas ocasiones, lo más duro es no saber qué hacer con todos esos sentimientos que quedan y siguen creciendo cuando el final de lo que fue se hace presente. Desenamorarse es algo que sucede paulatinamente, quizás tan lento que nos desesperamos y comenzamos a vivir en guerra con uno mismo. Porque no sabemos qué hacer con lo que sentimos o cómo desaparecer esos sentimientos, que no se van y nos llevan a vivir un caos en el desamor.

¿Qué podemos hacer? Creo que sentir, ocuparnos de esa herida presente y reconocer que desde la misma manera que pudimos amar a alguien, podemos dejar de hacerlo. Un proceso donde la paciencia necesita estar presente. Y sobre todo entender que el amor tiene mucha forma de ser con el tiempo. A veces nos queda el cariño o la gratitud de lo vivido, otras veces la mala experiencia de creer que ahí solo perdimos tiempo, pero todos los amores aportan algo de aprendizaje en nuestra vida.

Los amores peligrosos son aquellos que no sabemos cómo dejar de engancharnos a ellos. Sabemos que en ese lugar o con esa persona las cosas ya no funcionan, pero, ahí seguimos, tenemos que irnos, pero, no sabemos cómo hacerlo. Una parte nuestra renuncia a esa persona, pero, hay otra parte que se aferra a lo bonito que fue. Disonancia cognitiva, le llaman. Si nos detuviéramos en analizar porque eso dejó de ser de seguro tuviéramos razones de peso, para no seguir intentando aferrarnos a esos sentimientos. Hay relaciones que no funcionan, por más bonito que sean algunas cosas, a veces hay que poner en balanza lo pesa.  En tema del amor, siempre elige quedarte donde te regalen PAZ Y RECIPROCIDAD. 

Las relaciones nos regalan un subidón, donde estamos lidiando con la adrenalina, dopamina, noradrenalina y oxitocina, sustancias químicas que nos hacen vivir las relaciones de esa manera tan intensa como lo vivimos. Gracias a ellas, a veces se nos hace difícil desengancharse a las personas que queremos. El amor es químico y a veces no podemos darle razón a lo que sentimos.

Hay algunas pautas que te pueden ayudar a desenamorarte poco a poco de alguien que no te quiere

Ocúpate de ti:

Ahora más que nunca cuida de ti, hazlo. Quédate contigo, reconstruye tu autoestima, intenta priorizarte y sobre todo amarte. Está bien que dejen de quererte y aunque duela, recuerda que tú también eres tu relación más importante.

No olvides ¿Por qué dejó de funcionar?

Es la pregunta que debe acompañarte en tu proceso de soltar y dejar ir lo que un día era. Siempre que sientas que no puedes seguir sin esa persona, pregúntate ¿Por qué dejó de funcionar? Cada vez que sientas que no puedes olvidar a esa persona, pregúntate ¿Por qué dejó de funcionar?

Evita el contacto continuo con esa persona

En el tiempo de procesar lo que un día fue y no será, es necesario que evites mantener contacto con esa persona. Ojo, en el caso de tener hijos de por medio es necesario buscar un mediador, hasta que emocionalmente te sientas lista para ver a esa persona como alguien que pasó por tu vida.

Realiza tu lista de las razones el cual no debes volver ahí

Regresar con un ex es un tema personal y siempre es bueno tener en cuenta que, a la hora de hacerlo, emocionalmente ambos deberían estar bien con el pasado. Tu lista de las razones para no volver ahí te puede ayudar a ser consciente de porque no mereces quedarte en esos lugares.

Evita ir a esos lugares que ibas con esa persona

Por un tiempo, la vida sigue y tampoco nos vamos a borrar del mapa por una relación que no funcionó. Pero, mientras la herida sigue presente, intenta “no encontrar a tu ex, por casualidad” en esos lugares que ambos solían ir.  A veces es inevitable no querer saber de esa persona, recuerda que somos unos adictos al amor y no siempre podemos controlar el impulso, de llamar, escribir o buscar a esa persona. No te expongas, si no te quieren, lo mejor es no insistir.

No acudas a un clavo saca otro clavo

Bueno, es tu vida, pero, antes de iniciar una relación asegúrate de no sentir algo por otra persona. Imagínate estar al lado de alguien y que esa persona piense más en su ex que en ti. Pues eso, sé en una relación cómo te gustaría que fueran contigo. Cuando hayas sanado, eres libre de abrir todas las veces que quieras tu corazón.

Disfruta de la soledad

Cuando uno aprende a estar bien solo, se da cuenta de la importancia de no insistir en algunos lugares. Cuando la soledad no es un enemigo en tu vida, entiendes la importancia de no renunciar a ti por amores que no funcionan.

Evita los extremos

No te encierres en ti mismo, no te olvides de ti. No caigas en la trampa de la culpa de creer que no fuiste suficiente y que no eres digna de que te quieran sanamente. No sucedió, dejó de ser y de seguro es por muchas razones o sencillamente cosas de la vida.

Apóyate en tus seres querido

Cuando el desamor llega, no te olvides de apoyarte en tus seres queridos. Con ellos, el caos del desamor podrá ser menos doloroso. Cuando emocionalmente creemos que el desamor nos consume, no olvides hablarlo con algún amigo.

No te aferres en olvidar

Olvidar no sucede milagrosamente, es un proceso donde con el tiempo le damos valor a otras cosas. Priorizamos lo que en realidad importa. No olvidamos, aprendemos a dejar a esas personas que pasaron por nuestra vida en otro lugar, uno donde no duele y reconocemos que ellos fueron parte importante en un momento x de nuestra vida.

Alexa ❤

Fotos Adobe Stock


Loading

Avatar del usuario

Escrito por

Alexa Dacier

Alexa Dacier / Psicología / Terapeuta sexual y de pareja
Todos necesitamos donde apoyarnos cuando emocionalmente creemos que no podemos más.

Aquí nos damos el permiso para:
Sentir.
Soltar.
Amar.
Aprender a poner límites.
Reconstruir nuestros vínculos afectivos.
Sostener relaciones sanas.
Aplicar la autocompasión.
Cambiar el dialogo interior.