Tiempo de lectura aprox: 4 minutos, 53 segundos

22 cosas que puedes hacer para cuidar tu salud mental

Hoy en día se habla mucho de salud mental y esperemos que no sea una moda que luego pase de moda. La salud mental es el aprender a vivir en equilibrio, con tus pensamientos, emociones y tu contexto. A veces no es nada fácil sostener nuestra salud mental en un sistema que nos prohíbe sentir y mostrar nuestra parte vulnerable. Recuerda, somos humanos, sentimos, padecemos y a veces suceden cosas en nuestra vida que no podemos gestionar.

En tu vida van a suceder cosas, algunas negativas y otras positivas, no te quedes solo con una cara de la moneda, todas importas. Esas cosas te ayudan a ver quién eres en diferentes etapas de tu vida, APRENDIZAJE.

Aquí te dejo una lista de cosas bonitas que puedes hacer por ti, para cuidar tu salud mental

1-   Aplica el autocuidado en la medida de lo posible

Cuídate, en todas las áreas de tu vida. En lo emocional, en lo físico e incluso en lo social, dígase en esos lugares donde decides quedarte.

La base del autocuidado es el aprender a hacerte responsable de ti, suplir tus necesidades y estar ahí para ti.

El autocuidado es sacar tiempo para estar contigo.

2-   Ve a terapia

No es nada fácil dar este paso, a veces por el factor dinero no podemos ir a terapia. Spoiler, existen centros o psicólogos que ofrecen terapia a precios asequibles. Yo, soy una de ella, mi misión es ofrecer una terapia asequible y llena de calidad.

Ir a terapia sirve para aprender a mirarnos desde otras perspectivas, comprendernos más y ver cómo podemos cuidarnos desde un espacio seguro.

3-   Aprende a poner límites

Los límites son fundamentales si queremos tener equilibrio emocional. Los límites nos recuerdan el trato que no nos merecemos en algunos lugares.

Un límite es tu lenguaje para expresarle a los demás que cosas que hacen año y cuales cosas no vas a negociar.

¿Cuáles son tus límites? ¿Sabes aferrarte a ellos?

4-   Aléjate de las relaciones nocivas

Realiza un balance y se cautiva con los lugares que decides quedarte. No te aferres a esos lugares donde te hacen sentir insuficiente o que tienes que cambiar algo en ti para que te amen.

5-   Aprende a convivir con tus emociones y pensamientos

Regulación emocional es la palabra clave. A veces no vamos a querer o poder convivir con algunas emociones que llegan a visitarnos para recordarnos cómo estamos y dónde estamos.

Paso para la regulación emocional

·         Respeta tus emociones

·         Habla de lo que te duele

·         Date el permiso de sentir

·         Identifica y reconoce tus emociones, sólo así podrás vivir en equilibrio con ellos.

6-   Mejora tu capacidad resolución de problemas

 Para solucionar un problema necesitamos ver ¿Cuál es el problema? ¿Qué daño emocional me causa dichos problemas? ¿Lo puedo cambiar? ¿Puedo convivir con esto si no desaparece?

7-   Fortalece tus relaciones

Los vínculos afectivos nos facilitan el aprender a vivir en está vida. Las personas que nos quieren, es una herramienta necesaria para aprender a apoyarnos en otros lugares.

Cuida con amor las personas que quieren estar en tu vida.

8-   No te olvides de tu autoestima

La autoestima es la relación que tienes contigo, no siempre será fácil estar bien contigo en algunas ocasiones. La autoestima es un viaje, el destino final es reencontrarte contigo misma.

9-   Aprende que no puedes con todo, céntrate en lo que puedes controlar

Difícil para las personas perfeccionistas, pero, algo vital para cuidar nuestra salud mental. Centra tu energía en las cosas que están en tu control, solo así podemos alejarnos un poco de la frustración.

10-               No dudes en apoyarte en otras personas

Cuando no puedas más intenta tener un lugar seguro para apoyarte, personas bonitas para llorar, soltar o refugiarte.

11-               Aprende a pedir ayuda

A veces creemos que podemos con todo y no es así. Pedir ayuda no te debilita y mucho menos te quita poderes. Pedir ayuda nos ayuda a no caer en la trampa del “yo puedo con todo”.

12-               Invierte en tu bienestar emocional

Realiza cosas que te ayuden a vivir en equilibrio. Entendiendo que hay cosas ajenas a nuestra voluntad en muchas ocasiones. Pero, la parte que te toca hacer para que tu bienestar emocional esté bien, no dejes de hacerlo.

Cosas que puedes hacer por ti

·         Ir a terapia.

·         Comprar libros, sobre crecimiento personal, autoestima, gestión emocional.

·         Clase de meditación.

·         Clase de yoga o pilates.

  • Ir a un spa una vez al año y regalarte un rico masaje.

13-                Haz las paces con tus pensamientos intrusivos

Tus pensamientos no son tus enemigos. Es el reflejo de cosas que te duelen, de heridas pendientes de sanar. Y cuidado, no todo lo que piensas o crees que va a suceder, es realidad. Cuidado con las películas de terror que te montas mediante la ansiedad en tu cabeza.

14-                Habla más de las cosas que no sabes gestionar

Hablar es liberarse, descargarse, soltar, buscar como solucionar el problema que no sabemos gestionar. Hablar es terapia pura para quitarle tamaño al caos que estamos viviendo.

15-               Escucha tu cuerpo

Tu cuerpo habla y mucho, aprende a escucharlo. Ubica el dolor e incluso la ansiedad cuando se hace presente en tu cuerpo. El cuerpo es un templo y muchas veces cuando emocionalmente no estamos bien, el cuerpo habla y a veces duele.

16-                Graba un audio de afirmaciones

Es un bonito ejercicio que puedes hacer por ti. Para cuando lleguen esos momentos de bajones, escúchate y recuerda que, a pesar de estar mal, tienes derecho a volver a estar bien.

Ejemplo de afirmaciones

Voy a estar bien.

Puedo cuidar de mí.

Mi vida volverá a tener sentido.

17-                Descansa, aprende a parar

No somos robots, somos seres humanos con un cuerpo que se cansa en muchas ocasiones.

Aprende a detenerte, lo sé a veces sientes que 24 horas no es suficiente para tantas cosas que quieres hacer. Pero, para estar bien y poder con muchas cosas pendientes, tu cuerpo necesita estar BIEN.

18-                Céntrate en tu fortaleza

Realiza una lista de tus habilidades, de tu fortaleza. Aférrate a las cosas que puedes hacer BIEN.

¿Qué cosas dependen de ti?

¿Qué cosas se te dan bien?

¿Cuáles son las fortalezas que tienes en diferentes áreas de tu vida? ¿en el amor? ¿en lo social? ¿en lo profesional o laboral?

19-                Aplica la autoconciencia

Para tener salud mental, tendrás que situarte a nivel emocional.

¿Dónde estás? ¿Cómo estás? ¿Qué necesitas? ¿Dónde quieres estar? ¿Qué quieres? ¿Qué tienes? ¿Qué cosas te hacen daño? ¿Qué cosas te alejan de ti? ¿Qué cosas, lugares o personas aportan bienestar a tu vida?

20-                Escribe un diario emocional

Siempre lo he dicho, escribir me salvó la vida. Escribir es terapia pura, te permite conectar y a la vez ponerle nombre a las cosas que a veces no sabes verbalizar.

Escribe, sin miedo a lo que puedes llegar a leer.

Escribe, para soltar.

Escribe, para canalizar en un lugar seguro todo lo que te duele.

21-               No olvides vivir en el presente

Le llaman el “Aquí y el ahora” lo único seguro que tenemos para mejorar nuestra vida.

A veces nuestra mente navega en el pasado o en el futuro que aún no llega. El aquí y el ahora, te recuerda que la vida se vive a la vez. El presente es un regalo para ver dónde estás y no olvidarte de lo que has conseguido.

22-               Organiza tu tiempo y no olvides de priorizar

Tu tiempo es oro ¿Qué estás haciendo con él?

Intenta priorizar las cosas importantes de tu vida. ¿Qué cosas necesitas hacer ahora? ¿Qué cosas son prioritarias en tu vida, dígase que no pueden esperar?

Ten un plan de cosas que puedes hacer día a día en tu vida para cuidar tu salud mental, ejercicios, meditación, bailar, salir a caminar, meditar, yoga. Elige el que mejor se adapte a ti y a tu estilo de vida.

¿Qué cosas agregarías de la lista?

¿Qué cosas sueles hacer para cuidar tu salud mental?

Alexa Dacier

Psicóloga clínica

Terapeuta sexual y de pareja

Imágenes Adobe Stock

Loading

Avatar del usuario

Escrito por

Alexa Dacier

Alexa Dacier / Psicología / Terapeuta sexual y de pareja
Todos necesitamos donde apoyarnos cuando emocionalmente creemos que no podemos más.

Aquí nos damos el permiso para:
Sentir.
Soltar.
Amar.
Aprender a poner límites.
Reconstruir nuestros vínculos afectivos.
Sostener relaciones sanas.
Aplicar la autocompasión.
Cambiar el dialogo interior.