¿Por qué se acaba el amor?

Aunque duele aceptarlo, tu pareja puede dejar de quererte y es libre de hacerlo. El amor no es siempre la garantía para que alguien decida quedarse a tu lado y mucho menos, ser sumisa, buena en la cama y tener un buen atractivo garantiza que alguien se quede para siempre. El amor se puede acabar por muchos motivos y a la vez por nada. Cuando dos personas coinciden se dan cuenta que juntos pueden formar algo, en el camino de construir una relación se van viendo que hay cosas que no son como se lo imaginaban o sencillamente el deseo de estar con esa persona no es sostenible en el tiempo. El amor requiere madurez emocional y no siempre estamos disponibles emocionalmente para construir algo al lado de alguien.

Cuando estamos en los primeros meses o años de una relación, estamos en la etapa del enamoramiento, donde vemos al otro como alguien que encaja perfectamente en nuestra vida. Cuando esta fase de enamoramiento desaparece, llegan las dudas, la pasión va desvaneciendo y el seguir ahí no lo tenemos claro, porque pensábamos que todo iba a surgir sin hacer nada. No vas a encontrar una relación hecha, es algo que se va construyendo día a día, poco a poco. Muchas veces no tenemos claro lo que es en realidad construir y sostener una relación. Claro, que no será fácil en algunas ocasiones, pero, el punto importante es tener muy presente, que queremos ambos en una relación.

¿Por qué se acaba el amor?

Expectativas muy elevadas en la pareja

Sin querer a veces creemos que en una relación el otro debe cumplir o encajar con todo lo que creemos que es una relación. Y esto puede llevarnos a decepciones donde el único culpable somos nosotros. Enamorarse no tiene nada que ver con que tu pareja cumpla con todas tus expectativas en el amor.

No saber qué quieren estando juntos

Muchos creen que; solo el físico, el amor, la atracción o el buen sexo, puede sostener la relación. Son ingredientes, pero no la receta completa para seguir al lado de alguien. Para que una relación funcione y sea sostenible en el tiempo los dos necesitan saber que quieren estando juntos y cómo harán para sostenerlo. Porque querer algo no significa que todo irá bien en la relación, llegarán momentos de dudas o creer que lo mejor es dejarlo.

Cuando vamos a una entrevista de trabajo, entre más detalles nos dicen en dicha entrevista, más interés tenemos en el trabajo. En el amor, deberíamos intentar hablar en todo tiempo sobre aquello que queremos construir estando juntos. Yo a esto le llamo, no perder tiempo y mucho menos hacerle al otro perder tiempo a tu lado.

No saber diferenciar el amor y el enamoramiento

Lo sé, creemos que es lo mismo, y déjame decirte que no lo es. El enamoramiento es un proceso químico, donde producimos más adrenalina y noradrenalina. Son hormonas que nos hacen buscar el sentirnos conectados físicamente con la persona que tenemos cerca. Ese proceso hormonal no es eterno, tiene fecha de caducidad, como mucho de dos o tres años. Cuando el enamoramiento desaparece necesitamos construir una relación basada en valores en común, proyecto en común y deseo de querer y poder construir algo en equipo. No todo el mundo está disponible para seguir con su pareja cuando el subidón del enamoramiento desaparece.

El amor es tranquilidad, paz en todo el sentido de la palabra, es aterrizar y ver que podemos construir ahora que hemos descubierto nuestras imperfecciones, porque cuando el enamoramiento desaparece ya no vemos a nuestra pareja tan perfecta como creíamos que era. 

Depositar en la pareja nuestra felicidad

Lo siento, tu pareja no tiene la obligación de hacerte feliz y mucho menos debe aportar infelicidad a tu vida. Muchas personas dejan una relación porque creían que estar al lado de alguien era una fiesta llena de fuegos artificiales. Muchas veces el fin de la relación llega cuando creíamos que nuestra pareja era responsable de nuestra felicidad. Muchos fácilmente cuando se van dicen: no me hacías feliz, cuando ni ellos eran felices antes de tener pareja.

Idealizar o creer que la pareja es perfecta

Tu pareja al igual que tú, para nada es perfecta. Una gran lección que me ha dejado el desamor ha sido: no pongas a tu pareja en un pedestal, porque cuando se caiga te puede lastimar. Y si viéramos al otro tal como es, no nos llevaríamos tantas decepciones en el amor. Idealizar es peligroso, porque nos anulamos creyendo que esa persona es perfecta. Más que idealizar el punto de equilibrio sería, admirar a tu pareja por todo lo bonito que te aporta.

No ser un equipo

Una relación donde el egoísmo está presente, tarde o temprano debe terminar. El amor es un espacio para sostenerlos, para ayudarnos, para apoyarnos y sobre todo para hacernos la vida más fácil estando juntos. El compañerismo es un pilar al que no deberíamos renunciar en el amor. En una relación con el pasar del tiempo es necesario ver cómo hemos crecido estando juntos y eso solo se consigue cuando tu dolor, me duele, cuando tu felicidad es mi felicidad, cuando mi bienestar es también tu bienestar.

En resumen

Construir una relación no es todo lo que hemos visto en Disney o las películas románticas. El amor tiene derecho a no estar siempre en el mismo lugar y está bien. Amar es elegirnos y hacerlo siempre con la misma persona, requiere voluntad propia, no va a depender de nada y nadie, solo de ti y querer seguir estando ahí.

El amor no es sacrificio, a veces creemos que hay que sostenerlo a pesar de todo. No, el amor cuando pone en riesgo tu dignidad y paz interior lo mejor es no seguir ahí.

El amor hay que cuidarlo, no todos los días son maravillosos, llegarán las crisis porque es para fortalecer la relación o soltarlo del todo.

Según los expertos muchas relaciones que hoy en día han terminado se podrían haber evitado. Muchas veces nos olvidamos del pilar fundamental de una relación es la comunicación, hablar puede ayudarnos a salvar o reconstruir la relación. Siempre y cuando ambos quieran salvar la relación, de lo contrario donde solo eres tú sosteniendo la relación, no tardes en irte.

La relación de pareja puede peligrar también con

La llegada de los hijos

Infidelidad constantemente

Mentiras

Conductas desagradables

Egoísmo en la relación

Falta de comunicación

Monotonía

Falta de espacios en la relación

No apoyarse mutuamente

Poco afecto o atención en la relación

Alexa ❤

Imágenes de: Adobe Stock

Written by

Alexa Dacier

Alexa Dacier / Psicología / Terapeuta sexual y de pareja
Todos necesitamos donde apoyarnos cuando emocionalmente creemos que no podemos más.

Aquí nos damos el permiso para:
Sentir.
Soltar.
Amar.
Aprender a poner límites.
Reconstruir nuestros vínculos afectivos.
Sostener relaciones sanas.
Aplicar la autocompasión.
Cambiar el dialogo interior.