Tiempo de lectura: 5 minutos

Educación sexual

¿Cómo, cuándo y dónde hablar sobre sexualidad a tus hijos y protegerlos?

Quizás esta sea la conversación más incómoda que harás en tu vida, hablar a tus hijos sobre sexualidad y a la vez hacerlo desde un lugar seguro para ti y para ellos. Aunque sea uno de los temas más embarazoso es necesario sacar tiempo para hablar de dicho tema. Antes de hacerlo si crees que no tienes los recursos necesarios, no dudes en leer libros sobre dicho tema o ir a talleres sobre sexualidad para adoptar una postura cómoda, para poder afrontar esa conversación con la idea de educar y no dar sermones.

Los niños, los adolescentes se tocan. Sus razones no deberían ser alarmante, lo hacen porque sencillamente se sienten bien, de la misma manera que los adultos podemos llegar a sentir placer, ellos también. La sexualidad es algo natural de los seres humanos. Si siempre estamos evitando hablar de él, dejaremos en evidencia de que es algo sucio o vergonzoso. Lo que no hables en casa con tus hijos, ellos buscarán la forma de hacerlo en la calle.

Lamentable en nuestra sociedad todo relacionado con sexo es penalizado o juzgado. La sexualidad es una de las cosas más íntimas que podemos llegar a hacer los seres humanos, por ello, cuando sientes o sospechas que tus hijos se suelen tocar, recuérdales hacerlo en privado.  No debemos vender la idea de que tocar su cuerpo y sentir placer es algo negativo. Y aunque no lo creas cuando reprimimos, exageramos esas conductas le hacemos entender que ellos están haciendo algo sucio y eso puede provocar más adelante traumas relacionados con la sexualidad y es algo que vemos mucho en consulta los terapeutas sexuales.

Habla de la parte intima con sus nombres reales

Chichi, cosita, pito, pepito, cuevita, son motes que no sirven de nada. Es el primer paso, dejemos de poner nombres a las partes íntimas. Naturalizar cada parte es esencial para educar sobre la sexualidad. De esta manera aprenderán los términos adecuados y no sentirán vergüenza o culpa cuando quieren expresar su sexualidad. Es cierto que muchas personas no hemos crecido en un ambiente abierto para hablar de la sexualidad con toda la naturalidad que esta merece. Aquí se trata de hacer el esfuerzo, para que ellos no comentan quizás los mismos errores que tú has cometido desde desconocimiento del área sexual.

¿Cómo responder las preguntas relacionadas con la sexualidad?

Independientemente de tu preparación intenta ser un lugar seguro, donde la confianza esté presente y a la hora de buscar respuestas tú estés lista/o para dar ese paso. No te agobies buscando respuestas correctas, simplifica. No siempre lo que se dice fuera de casa sobre el sexo, suelen ser cosas positivas. Por ello, cuando llegue el momento de hablar de dicho tema, recuerda hacer lo que te hubiera gustado que hicieran contigo. Creo que es el punto de partida que necesitamos para cuidar a los niños y adolescentes cuando ellos están sintiendo curiosidad sobre la vida sexual.

¿Cómo identificar signos de abusos sexuales?

El abuso infantil existe, surge todos los días. Es una pandemia y lamentablemente a veces no sabemos cómo identificar algunas señales obvias para proteger a los que más sufren. Un informe emitido por el consejo de Educación e información sobre sexualidad de Estados unidos (Sexualitu Informtion and Education Council of the United States, SIECUS), ofrece ciertas pautas que podemos puntualizar:

·        El interés del niño por los temas sexuales debe ser similar a su curiosidad y su deseo de encontrar explicación a otros aspectos de su vida.

·        El niño muestra su interés constante y compulsivo por cuestiones sexuales o relacionados con el sexo, y está más interesado en participar en actividades sexuales que en jugar con sus amigos, ir a la escuela o realizar actividades propias de su edad.

·        Parece ansioso, tenso, furioso o amoroso cuando surgen temas sexuales en su vida cotidiana.

·        Manifiesta conductas perturbadoras relacionadas con los hábitos de aseo.

·        Estimula manualmente los genitales de los animales o tiene contacto oral o genital con animales.

¿Cómo protegerlos del medio de comunicación?

Lamentable los medios de comunicación en muchas ocasiones muestras el sexo de manera muy explicita. Recuerda que los niños imitan la conducta de los adultos, si la mayor parte consumen contenidos que no encaja con sus edades en algún momento lo van a replicar.

Opciones que te pueden ayudar

Intenta evitar que tus hijos vean noticias, porque muchas veces los contenidos son adecuados para ellos.

Pon tus reglas sobre las cosas que pueden ver o no. Establece normas para el uso de los móviles, tabletas y ordenadores.

Habla sobre el peligro de revelar información personal mediante redes sociales; su dirección, teléfono, nombre de su escuela.

Dejar muy claro que es prohibido reunirse en línea con desconocidos ni mucho menos debe enviarles fotografías a extraños.

Si tienes hijos de diferentes edades, procura que los mayores no vean con los pequeños programas inapropiados.

Ofreceré un espacio seguro para poder decir sobre esas cosas “no normales” que un extraño haga o le diga.

Pregunta con frecuencia si está respetando tus límites.

Investiga sobre las cosas que consume o el tipo de personas que suele seguir en redes sociales.

No es lo mismo saber para luego querer hacer

Muchos padres tienen miedo sobre la práctica sexual de sus hijos a temprana edad. Por ello, rehúyen de hablar sobre dicho tema. El sexo existe, la curiosidad en cualquier momento se hará presente, aquí se trata de proporcional un espacio seguro para hablar de dicho tema. Tienes derecho a expresar tu opinión sobre las cosas que no apruebas en la sexualidad, ejemplo que tus hijos tengan intimidad en la casa familiar en la adolescencia.

Muchos padres evitan hablar de dicho tema porque se sienten obligados a contar cosas que ellos hicieron en su adolescencia y que hoy en día quizás, sientan un poco de vergüenza. Educar sobre sexualidad no es hablar de tu intimidad sexual.  Tus vivencias y experiencias sexuales del pasado no es el tema para tratar con tus hijos, tu intimidad sexual es tuya.

No siempre los adolescentes pueden gestionar sus deseos sexuales, la libido a veces es incontrolable, si ellos se enamoran, da por hecho que terminarán teniendo intimidad sexual. Y cuando lo hagan, ojalá que puedan protegerse y hacerlo desde el consentimiento.

¿Te interesa saber cómo trabajar este tema en consulta? Puedo ayudarte en terapia.

Bibliografía

Westheimer, R. K., & Lehu, P. A. (2012). Sexo para dummies. Planeta.

Alexa Dacier

Terapia online

Fotos Adobe Stock

Loading

Escrito por

Alexa Dacier

Alexa Dacier / Psicología / Terapeuta sexual y de pareja
Todos necesitamos donde apoyarnos cuando emocionalmente creemos que no podemos más.

Aquí nos damos el permiso para:
Sentir.
Soltar.
Amar.
Aprender a poner límites.
Reconstruir nuestros vínculos afectivos.
Sostener relaciones sanas.
Aplicar la autocompasión.
Cambiar el dialogo interior.