Tiempo de lectura: 5 minutos

Creencias limitantes.

Hola amigos de Seguimos, hoy vamos hablar de un tema que muchas veces ha sido protagonista de nuestras vidas, las creencias limitantes, esas creencias que para nada nos permiten avanzar en la vida.

Nuestras creencias nos mueven, gracias a lo que creemos vamos formando nuestras experiencias para convertirnos en seres individuales en este mundo. Lo que pensamos al igual que nuestras emociones no deben ser reprimidas, es como siempre digo: el saber darnos la oportunidad de sentir y luego el saber aceptar.

Nuestras creencias sean positivas o no, son las convicciones que poseemos. Nuestras creencias reflejan con que gafas miramos y aceptamos todo lo que nos rodea.

¿Cómo ves el mundo? ¿Cómo ves a lo demás? ¿Cómo te ves a ti mismo?

¿Qué son las creencias limitantes?

Las creencias limitantes son las falsas creencias que tenemos de nosotros mismos y de lo que nos envuelve. Estas creencias en muchas ocasiones no nos permiten crecer y avanzar.

Nuestra mente tiene poder y somos muy buenos para hacer verdad aquellas cosas que en ocasiones para nada son reales.

No podemos negar que muchas creencias limitantes que poseemos las hemos heredado de nuestros padres, nuestro ambiente y  a veces de algunos amigos. Por eso es necesario reconocer que creencias poseemos y de dónde surgen todo lo que creemos,  analizar si lo que creemos en realidad queremos creerlo o lo creemos porque otros lo inculcaron en nosotros.

No somos débiles por tener creencias limitantes, todos hemos pasado por esta situación de limitarnos y de no querer avanzar. Ahora bien, lo malo de esto es cuando no somos conscientes y dejamos que las creencias limitantes controlen todo lo que hacemos.

Nuestra tarea diaria es identificar las cosas que sentimos y pensar: ¿Por qué siento esto que estoy sintiendo? ¿Qué gano yo con estas creencias?

  • Lo que creemos tiene poder.

Vamos formando nuestra personalidad con las creencias que poseemos. Nuestras creencias son la gasolina con la que alimentamos nuestro percepción de cómo es o debería ser las cosas que nos rodean.

Dentro de lo que creemos no nos podemos divorciar de nuestra realidad. Es muy bueno llenarnos de optimismo y querer comernos el mundo, pero que decepción cuando nos damos cuenta de que estas creencias que en ocasiones  adquirimos son muy exageradas  y para nada aportan algo positivo en nuestras vidas.

[bctt tweet=”Vuela pero nunca dejes de tener los pies en la tierra. ” username=”alexadacier”]

Gracias a nuestras creencias nos condicionamos y obtenemos nuevos aprendizajes. Nuestras creencias le ponen una dirección a nuestros pensamientos y luego van formando el camino que de manera consciente e inconsciente vamos recorriendo durante nuestro desarrollo personal.

¿Cómo lidiar con las creencias limitantes?

El primer paso es hacer un conteo de qué tipo de creencias son frecuentes en nuestro día a día. No podemos reprimir nuestras creencias, ellas no llegan por casualidad y muchas veces estas creencias limitantes vienen acompañadas de muchas inseguridades. Inseguridades que nos llevan a la tarea de descubrirnos y de desnudar al máximo nuestros miedos.

[bctt tweet=”Somos muy rápidos para predecir los resultados de algo que no hemos intentado. Locura que poseemos.” username=”alexadacier”]

No es lo mismo tener cuidado antes de dar un paso en el limitarnos por completo y quedarnos de brazos cruzados, para nada es lo mismo. Nuestras creencias limitantes nos paralizan, nos hacen creer lo que no debemos creer y nos lleva al parálisis de no poner acción a las cosas que queremos lograr.

Una técnica del PNL que nos ayuda a cambiar nuestras creencias limitantes:

  • Identifica una creencia limitante. ¿Es una creencia tuya o es una creencia que otros te han inculcado?
  • ¿Qué cosas positivas puedes sacar de esa creencia limitante? Aunque no lo creas muchas creencias limitantes vienen para protegernos de algo o de alguien.
  • ¿Dónde puedes llegar con esa creencia limitante que posees?
  • ¿Cómo puedo mejorar mi vida cuando decido cambiar mis creencias negativas por creencias positivas?

  • Los tipos de creencias limitantes más frecuentes:

No soy capaz.

No lo voy a lograr.

Por más que lo intente no creo poder conseguirlo.

Soy una persona con mala suerte y todo siempre me sale mal.

Es muy tarde para querer cambiar mi vida.

Cambiar de trabajo es algo muy arriesgado.

No me merezco algo mejor.

No tengo dinero para lograrlo y nunca lo voy a lograr.

  • Creencias potenciadoras:

Querer es poder.

Soy capaz.

Valgo mucho.

Confió en mi capacidad.

Disfrutar del proceso es parte del aprendizaje.

Voy a mí.

Apuesto por mí.

No necesito saber controlar todo.

La vida es un proceso de aprendizaje y de todo se aprende sea positivo o no negativo.

Cada oportunidad que me da la vida es para crecer y progresar.

  • Sé libre:

Cuando somos conscientes de las creencias que tenemos nos damos la libertad de vivir libremente. Esta libertad nos ayuda a conectar con nuestra realidad y con nuestro presente.

No podemos controlar todo lo que pensamos lo que si podemos controlar es el tiempo que pueden durar las creencias limitantes en nuestra cabeza.

Las creencias limitantes forman barreras emocionales que en ocasiones son más difíciles de derrumbar que las barreras físicas. Ahí radica el poder que tiene nuestra mente. Cuando dices que no eres capaz, créeme que no eres capaz y no lo serás hasta que cambies tu manera de pensar.

Utiliza lenguaje positivo y rodéate de aquellas personas que saben sacar tu mejor versión. Limitarnos en la vida para nada nos lleva a un lugar seguro.

Cuéntame ¿Qué tipo de creencias limitantes posees?

Saludos. 🙂 🙂

¡Seguimos!

Loading

Escrito por

Alexa Dacier

Alexa Dacier / Psicología / Terapeuta sexual y de pareja
Todos necesitamos donde apoyarnos cuando emocionalmente creemos que no podemos más.

Aquí nos damos el permiso para:
Sentir.
Soltar.
Amar.
Aprender a poner límites.
Reconstruir nuestros vínculos afectivos.
Sostener relaciones sanas.
Aplicar la autocompasión.
Cambiar el dialogo interior.