Tiempo de lectura: 5 minutos

Carta para alguien que le han dejado por otra persona

Y aunque esto duele y sientes que te mueres en el proceso solo puedo decirte, te han hecho un favor, lo vas a agradecer más adelante. 

Nadie merece sentirse inferior porque su pareja ha decido estar con otra persona. Aunque ahora vives un caos en todo el sentido de la palabra, no detengas tu vida por alguien que no fue capaz de respetarte a la hora de salir de tu vida. Las rupturas son traumáticas y cuando hay una tercera persona incluida se puede convertir en un infierno, donde nos quemamos en ese intento de entender ¿Qué pasó para que no me siguiera eligiendo? No hay nada malo en ti si ahora mismo tu relación soñada terminó porque tu expareja se enamoró de otra persona. No te culpes por la falta de respeto, las mentiras o la traición que te ha tocado vivir. No eres culpable de las decisiones que otros toman. No eres INSUFICIENTE porque alguien ha dejado de quererte. Me podrás decir que la relación estaba mal, que había muchas discusiones presentes, si alguien decide irse de la vida de alguien para estar con otra persona, es libre de hacerlo. Pero, eso no es justificable si antes de dar ese paso, estaba en una relación. 

Pasar por una ruptura donde la infidelidad ha sido el protagonista, podemos llegar a creer que nos morimos, nuestra vida se pone en pausa, nos creemos que no nos merecemos un amor que no duela. Cuidado con lo que te dices en medio de tanto dolor, duele, pero, solo así podrás descubrir el tipo de persona que tenías a tu lado. 

Las traiciones duelen y quien te diga lo contrario, miente. Porque confiar, creer, apostar por una relación y que luego te paguen con traición, puede ser muy demoledor. Pero, a la vez, la vida te está quitando a alguien que no te merece. Y aunque ahora ese dolor te destroza, más adelante serás capaz de agradecerle a esa persona por haberse ido de tu vida. 

El amor no se paga con traición. Y tu pareja quizás intento decirte con señales que ya no te quería y no fuiste capaz de verlo. Esto te ayudará a crecer, a no negociar tus límites, a no dar nada por hecho en una relación. Eso será un motor para que la próxima vez elijas personas que compartan los mismos valores que tú. No eres culpable de nada, recuerda que cuando iniciamos una relación todo parece bonito, esa persona es la ideal o perfecta, pero, con el tiempo, sostener los sentimientos requiere compromiso y no todo el mundo está dispuesto a comprometerse en una relación.

 Nos recuperamos, pasar por una situación como esta es un antes y después para ver el amor desde otra mirada. El punto aquí no es dejar de confiar o ver el amor como algo malo. El amor no hace daño, las personas que no saben amar, son los que por egoísmo o inmadurez hacen daño a la hora de salir de una relación. 

Quizás esto era lo que necesitabas para darte cuenta de que hace tiempo no estabas al lado de alguien que te quería. Ojo: no creo que todo suceda para algo, no elegiste pasar por esto, pero, ya que estás pasando por este dolor, mira, que puedes aprender de él. ¿Para qué? Más adelante lo descubrirás. 

Cuando una ruptura se hace presente, nos toca ocuparnos de nosotras mismas, no nos queda de otra: es el momento para priorizarnos, cuidarnos, amarnos, perdonarnos, analizar qué queremos y qué cosas no serán pasado por alto en una próxima relación. Todo esto lo podemos ver como un crecimiento emocional, que nos puede ayudar a descubrir quienes somos cuando nos engañan, nos traicionan, nos mienten o se aprovechan de nosotras. Llegar a estas conclusiones requiere un darnos cuenta de que ahí no es el lugar que nos pueden dar el amor que nos merecemos. 

Toda ruptura tiene su proceso y créeme que en este vas a necesitar tu tiempo. El tuyo para entender el dolor presente, el tuyo para soltar esos sentimientos. El tuyo para no culparte. Tu tiempo para llorar, romperte e incluso desesperarte en dicho proceso. Verás la salida, lo verás. 

El punto es no creer que te han cambiado por otra persona, no eres un objeto. No, esa persona desde su libertad ha decido no seguir a tu lado, lo sé, esa no era la manera correcta de hacer las cosas. Pero, es la vida, duele, pero, es la vida. 

Con todo esto cuida y refuerza tu autoestima, esa ruptura no debe alejarte de tu valía o de lo que te mereces. La persona que decide irse desde el dolor de tu vida, te hecho un gran favor. 

Cuando una relación termina, lo mejor es seguir nuestro camino, agradecer lo vivido y ocuparnos de nosotras en todo el sentido de la palabra. No intentes recuperar a una persona que se ha ido porque a tu lado no era feliz. No te autoengañes, creyendo que esa persona está en una crisis y que se arrepentirá y volverá a ti. Te pregunto ¿Quieres estar con alguien que no es capaz de respetarte? ¿Para qué quieres a alguien que no te quiere? Lo sé, estás luchando con lo que sientes y no es nada fácil detener esos sentimientos. No vale la pena aferrarse a algo que ha dejado de ser. 

Date el permiso de sentir este caos, poner nombre ¿Abandono? ¿Soledad? ¿Traición? ¿Mentiras? ¿Infidelidad?Intenta naufragar en tu dolor para que en tu próxima relación seas libre de entregarte y no tengas miedo a repetir lo mismo. No tienes que volver a pasar por algo así, no es un castigo de la vida, ni mucho menos eres tonta por confiar tanto. 

Pasar por algo así no va a condicionar tus futuras relaciones, no te castigues con esto, toma tu tiempo para estar bien contigo. No odies ni le desees el mal a esas personas, que sean felices estando juntos y que la vida se encargue de poner a cada uno en lugar que deben estar. Ocúpate de ti e intenta rehacer tu vida, contigo.

Alexa ❤

Imágenes de: Adobe Stock

Loading

Escrito por

Alexa Dacier

Alexa Dacier / Psicología / Terapeuta sexual y de pareja
Todos necesitamos donde apoyarnos cuando emocionalmente creemos que no podemos más.

Aquí nos damos el permiso para:
Sentir.
Soltar.
Amar.
Aprender a poner límites.
Reconstruir nuestros vínculos afectivos.
Sostener relaciones sanas.
Aplicar la autocompasión.
Cambiar el dialogo interior.