Tiempo de lectura aprox: 3 minutos, 55 segundos

Aprende a cambiar tu diálogo interior negativo 

Cuando alguien viene a terapia a trabajar el tema de la autoestima, lo primero que pregunto es sobre el diálogo interior. Ahí podrás tener un mapa de cómo es la relación que tienes contigo. Porque lo que te dices constantemente es la evidencia de la relación que tienes contigo.

Tu dialogo interior sirve para sostener, construir o destruir tu autoestima. Cuida como te hablas.

Siempre digo, si puedes ser compasiva con las personas que quieres, lo puedes ser contigo misma. Si puedes respetar a tus amigas, a tu pareja y a tu familia, lo puedes hacer contigo. Porque esa misma capacidad de dar amor fuera, te lo puedes dar a ti misma. Y lo sé, siempre es más fácil estar bien con los demás, quizás por el miedo a ser juzgada o que ellos se alejen de nosotras.

Cuando tu diálogo interior está conectado con la autoexigencia y la baja autoestima, eres tú enemiga. Y se te hace imposible conectar con tu parte compasiva.

El cambio de la autoestima inicia con nuestro diálogo interno y para ello tienes que ser consciente de las cosas que sueles decirte. Todo inicia sencillamente tratándote de la misma forma que lo haces con esas personas que quieres, ahí tienes el punto de referencia. Conviértete en esa amiga que quieres, trátate de la misma manera.

¿Por qué te cuesta hablarte de manera diferente?

Tienes que analizar de dónde surge esa dureza que tienes contigo. Cuando tu forma de hablarte mal disminuye, permites que tus inseguridades no te condicionen y dominen del todo tu vida. Te sientes más plena contigo misma cuando no eres tu enemiga y eres un lugar seguro para poderte apoyar cuando a nivel emocional no estás bien.

Sé que hay etapas en nuestra vida donde es difícil tratarnos de manera compasiva. Pero, de la misma manera que siempre estás disponible para las personas que quieres, así puedes aprender a estar para ti. Las conductas compasivas se aprenden dándole espacio a la compasión en nuestro estilo de vida.

En muchas ocasiones nos olvidamos de que tenemos una relación con nosotras. Las relaciones no se sostienen si no las cuidamos, le dedicamos tiempo, ponemos límites y establecemos conversaciones incómodas.

Tu narrativa interna te puede ayudar en muchas áreas de tu vida, no solo con tu autoestima. También en tus logros, comprometerte con tus sueños y ver cómo lo puedes hacer realidad. Cambiar la forma de hablarte es terapéutico, sanador y reconciliador. Hazlo, notarás la diferencia.

Incluso cuando están pasando cosas que no puedes sostener en tu vida, necesitas tener cuidado con tu diálogo interior. En medio de una ruptura háblate con respeto. En medio de un ataque de ansiedad háblate con amor. En medio de un proceso de crisis emocional o inestabilidad háblate con el mayor respeto que le puedes hablar a alguien que no quieres perder en tu vida.

¿Cómo puedes hablarte mejor?

No hay una única respuesta y mucho menos es sencillo comenzar a hacer esos cambios internos. Aquí entra el verte cara con tus pensamientos frecuentes, dígase las creencias que tienes sobre ti. Tu forma de verte, los juicios e incluso los prejuicios que tienes contigo misma. La forma que tienes de moverte en la vida. Tu mundo interior, la forma que tienes que cohabitar contigo misma.

No te diré que no será fácil el viaje de hacer esos cambios. Será incómodo, como todo lo nuevo. Vas a tener momentos donde irás vestida con el traje de autoexigencia. Pero, tienes más opciones en tu repertorio emocional. Tienes la autocompasión esperando que uses de ella. Tienes el autorrespeto queriendo que te dejes guiar por ella. Se trata de encontrar otras opciones para mejorar ese diálogo interior.

Reconoce a esas voces internas

Tengo claro que no sería capaz de llamarle estúpida, fracasada o loca a una amiga. Cuando una amiga me dice que no está bien, sé que necesita alguien compasiva a su lado, no un juez o alguien que le critique cruelmente. Cuando quieres a otras personas lo demuestras, nadie te enseña a hacerlo, lo haces porque sabes que eso es fundamental para cuidar ese vínculo.

Hay cosas que necesitas eliminar de tu diálogo interior si de verdad quieres tener una relación sana contigo misma.

Solo tú sabes todo lo que te dices o piensas de ti en muchas ocasiones. Solo tienes que fijarte en cómo te hablas cuando las cosas no van bien en tu vida, cuando emocionalmente estás de bajón. E incluso cuando otros deciden irse.

Una de las cosas que enseño en terapia, es el cambiar el “yo soy” por siento. Ejemplo: Soy una miedosa, siento miedo. Soy una fracasada, me siento una fracasada. Soy una tonta, me siento tonta.

Analiza la funcionalidad de esas voces

Hay momentos que serás dura contigo y lo vas a necesitar. Ejemplo: para sostener el contacto 0 y no buscar a ese ex. Para irte de algunos lugares. Para tomar esa decisión de hacer cambios en tu vida. Para ponerte límites y cuidarte a nivel emocional de algunas personas.  

Criticarte constantemente y de una manera cruel, te desvaloriza y mucho. Tu voz interior no debería ser un misil fulminante hacia tu autoestima. Aprende a hablarte para sostenerte, no para alejarte de ti misma.

 Cuando te compares con otras personas, intenta hacerlo con toda la información necesaria

No te diré que no te compares, porque es algo imposible de evitar. A la hora de compararte intenta recordarte que quizás esas personas no tienen el mismo contexto, realidad o posibilidades que tú, porque eso sería muy cruel de tu parte.

Muchas veces nuestro diálogo interior “negativo” se multiplica cuando comenzamos a comparar nuestra vida con la de otras personas.

Recuerda que nadie va delante de ti y tú mucho menos vas detrás, la vida no es una competencia porque si lo es, amiga mía te vas a desgastar siempre en esa lucha.

Hazle hueco a:

La autocompasión

Intenta que la autocompasión se instale en tu vida. Abrázate amablemente. Aprende a sostenerte con amor y respeto. Háblate con bondad y deja de criticarte constantemente por todo.

Reconócete

Comienza a darle valor a las cosas positivas que tienes. Lo sé, es mucho más fácil recordarnos las cosas negativas que tenemos que vernos cara a cara con las habilidades que poseemos.

Eres una persona valiosa y siempre estás haciendo el intento de mejorar, cambiar, crecer y ser una mejor persona. Prémiate por eso.

Amor propio

Comienza a evaluarte con amor. Comienza a apaciguar a esa voz crítica y eso solo se consigue hablándonos con amor, consideración y respeto. Comienza a decirte más cosas positivas, sin caer en el optimismo tóxico, por favor.

Ponte límite

Hay algo que hago, cuando reconozco que me estoy hablando fatal, conecto con la autocompasión. Me digo a mí misma ¿Le dirías esto a una amiga? E incluso tengo afirmaciones o audios para conectar conmigo misma.

Alexa Dacier

Psicóloga online

Terapeuta sexual y de pareja

Imagenes: Adobe Stock

Loading

Avatar del usuario

Escrito por

Alexa Dacier

Alexa Dacier / Psicología / Terapeuta sexual y de pareja
Todos necesitamos donde apoyarnos cuando emocionalmente creemos que no podemos más.

Aquí nos damos el permiso para:
Sentir.
Soltar.
Amar.
Aprender a poner límites.
Reconstruir nuestros vínculos afectivos.
Sostener relaciones sanas.
Aplicar la autocompasión.
Cambiar el dialogo interior.