Tiempo de lectura aprox: 3 minutos, 6 segundos

Salir o no salir de la zona de confort

¡Ay la zona de confort! Uno de los temas más hablado en el ámbito del desarrollo personal es la zona de confort; todos hemos escuchado la famosa frase “Debes salir de tu zona de confort” y sus variantes “las cosas buenas suceden cuando decides salir de tu zona de confort”. “hay magia cuando decides salir de tu zona de confort”. Y otras tantas frases del mismo percal que han alcanzado gran popularidad.

Pero querido amigo, hoy te invito a otro análisis, el cuándo y cómo debemos salir de la zona de confort. Muchas veces nos influyen fácilmente las presiones sociales o grupales, vivimos en un mundo de etiquetas(que no tiene porqué ser malo) y esas etiquetas cuando no tenemos una personalidad muy definida nos pueden hacer creer que somos los bichos raros del grupo. Y no pasa nada, sé el bicho raro del grupo, mientras seas feliz con quien eres lo demás sobra.

Hace poco alguien me llamó para hablarme sobre un proyecto, negocios de red (lo detesto)dejando bien claras las cosas, dicha persona buscaba toda la manera para convencerme y yo muy clara en mi decisión, no y no. No me interesa y no es algo que me guste hacer. Esa persona después de una hora al teléfono me dice: Debes salir de tu zona de confort. ¡De verdad! Con este episodio y otros que me han pasado llegué a la conclusión de que hablar de zona de confort hoy en día es más para motivarte a que hagas lo que otros quieren que hagas y no lo que Tú en realidad quieres y necesitas hacer. Y quizás no lo hagan por mal, dicen que a veces se mira mucho mejor de fuera que desde dentro. Pero nadie mejor que tú conoces al máximo cuáles son tus necesidades reales, sean cuales sean, son tus necesidades.

  • ¿Cuándo salir de la zona de confort?

Lo primero que recomiendo es tener muy claro qué es zona de confort para nosotros. ¿A qué le llamas zona de confort? ¿Qué aprendizajes has conseguido en tu zona de confort? ¿Necesitas en realidad salir de tu zona de confort? ¿Qué quieres lograr fuera de tu zona? ¿Vale la pena dejar lo que ya tienes por ir detrás de algo inseguro en tu vida?

Yo a mi zona de confort le llamo zona de aprendizaje, porque llegar a donde hoy en día estamos de seguro que para algunos no ha sido nada fácil. Esa zona de aprendizaje es la zona que nos permite identificar los conocimientos que hoy tenemos, los logros alcanzados, los sueños vividos, las equivocaciones cometidas. Y todo un proceso de lo que hoy en día forma nuestra personalidad y forma de ver la vida.

Lo que sí te invito es a ampliar tu zona de aprendizaje; a aprender todo lo nuevo que puedas y quieras aprender; a realizar aquello que quieras y puedas hacer. Descubre tu zona de aprendizaje, rétate cada día a ampliar tus conocimientos obtenidos. Y cuidado con querer hacer cosas nuevas en tu vida para vivir en competencia con otros, o querer aparentar. ¡Cuidado!

  • ¿Pero si es zona de confort porque debo salir de ella?

Llegué a esta dulce conclusión en mi análisis de lo que es la zona de confort. Cuando algo nos gusta lo recomendable es repetir la dosis hasta que nos haga ser feliz. Y si hoy en día estas a gusto donde estas, tienes el trabajo de tus sueños, la pareja que querías tener, la casa ideal para ti y esas cosas que siempre quisiste ver en tu vida, ¿para qué necesitas salir de tu zona de confort? ¿Para qué? Entonces ahí es donde radica el poder saber bien claro que tan a gusto estamos con lo que tenemos. Y que conscientes somos de los logros obtenidos, y estos logros no deben ser en comparación con cosas materiales, sencillamente logros personales que te han ayudado a ser una mejor persona.

Soñar es muy bonito, pero no permitas que esos sueños te cieguen y te hagan vivir una vida ilusa y descuidar lo que hoy en día tienes en tus manos y bajo tu poder. Las cosas no sucede cuando sales de tu zona de confort, las cosas suceden cuando aprendemos a movernos y nos centramos en ampliar un poco más los conocimientos que tenemos. De ahora en adelante más que salir de tu zona de confort intenta cuidar y ampliar tu zona de conocimiento.

  • Pasos para ampliar nuestra zona de aprendizaje.

  1. Analiza cuáles son tus necesidades reales.

  2. Que aprendizajes nuevos necesitas y quieres vivir.

  3. ¿Qué metas quieres cumplir?

  4. ¿Dónde quieres estar?

  5. ¿Qué cosas quieres hacer por el resto de tu vida?

  6. ¿Qué vida quieres vivir?

  7. ¿Qué cosas quieres de ahora en adelante sentir.

Conclusión:

  • Los cambios siempre suman cosas nuevas en nuestras vidas, temer a lo desconocido es normal, el no querer dar nuevos pasos en nuestras vidas por miedo a lo desconocido nos lleva a vivir una vida muy limitada. Siempre es bueno analizar qué tipo de vida estamos viviendo y qué calidad de vida nos estamos regalando.

  • Recuerda que eres el único que tiene poder para hacer cosas diferentes en tu vida, los demás solo tienen poder en nosotros cuando les damos el derecho.

  • Tu zona de confort no es tu zona enemiga ni nada parecido, cuando quieras salir o no de ella hazlo porque quieres y no porque otros lo quieran imponer en ti.

  • La vida es movimiento, movernos y aprender cosas nuevas es parte del proceso del vivir.

Disfruta de tu zona de aprendizaje, él es el reflejo de todo aquello que siempre quisiste vivir en tu vida.

Saludos.

http://www.seguimosalexadacier.com/producto/quierete/

Seguimos.

Loading

Written by

Alexa Dacier

Alexa Dacier / Psicología / Terapeuta sexual y de pareja
Todos necesitamos donde apoyarnos cuando emocionalmente creemos que no podemos más.

Aquí nos damos el permiso para:
Sentir.
Soltar.
Amar.
Aprender a poner límites.
Reconstruir nuestros vínculos afectivos.
Sostener relaciones sanas.
Aplicar la autocompasión.
Cambiar el dialogo interior.