Tiempo de lectura: 5 minutos

¿Por qué es tan importante cuidar tu relación contigo mismo?

Fue un día que siempre estará en mi memoria, llegue a sentirme vacía porque esa persona se había marchado. No sabia que mierda iba hacer con tanta soledad dentro, no sabia como iba a ser los siguientes findes sin eso que ya era tradición en nosotros. No sabia como iba a dormir sola, como iba a vivir sola, no sabia como me iba a llevar conmigo misma, no tenia la menor idea de como iba a lidiar con lo que muchos llaman soledad. Me costó noche de muchas lágrimas, días que parecían que no tenían fin. Me costo mi paz interior el aceptar que nadie me puede dar lo que solo yo me puedo dar en la vida.

Y no es lo mismo quedarte contigo misma por decisión que por obligación. La vida misma nos va preparando para enseñarnos lo importante que es, aprender a estar en paz con nosotros mismos en medio de todo.

Comprendí en esa búsqueda de estar conmigo, que la mejor relación que debo cuidar es la que tengo conmigo misma, que cuando otros decidan irse, solo yo, estaré a mi lado para consolarme. Y aunque puede doler el despedirte de quien un día amaste, más duele el no estar en paz contigo misma. Y eso me ayudó a comprender que no estaba sola, estaba cuidando mi relación conmigo, estaba sacando tiempo para centrarme en mí, tiempo para cuidarme un poco más, tiempo para no olvidarme nunca más de mí, tiempo para mimarme, amarme y disfrutar de mi compañía. Tiempo para reconciliarme una vez más con mi amor propio. Un tiempo que perdí al lado de otros y que ya era justo recuperar todo lo que dejé de hacer por mí y para mí.

Tu relación contigo mismo no depende de que otros estén o no a tu lado. No comiences a quererte cuando otros dejen de hacerlo, no inicies una relación contigo por el solo hecho sentirte vacía, cuida ahora lo que tienes contigo. No te olvides de ti para retener a otros a tu lado. Eres la única relación en tu vida que siempre estará presente.

En mi ultima relación me entregué por completo, creí que esa persona no tenia fecha de caducidad en mi vida, me olvidé por completo de mí mientras hacia malabares para cuidar a alguien que nunca me pertenecía, porque nadie nos pertenece en una relación, debemos tener bien claro que esa persona es libre de quedarse e irse cuando quiera hacerlo, siempre y cuando a la hora de irse lo hagan sin hacer daño. ¡POR FAVOR!

Comencé a hacer cosas solas, ir al monte sola, ir al cine sola, ir de fiesta sola. A disfrutar de mi soledad, comencé a cuidar mi relación conmigo misma, a entregarme al desnudo a mi amor propio. Me di cuenta de que, si no me amo, dejaré que cualquiera entre en mi vida a llenar vacíos que solo puedo llenar yo. No te pase toda la vida dejando que cualquiera llene vacíos emocionales que solo te pertenecen a ti, en tu vida la única persona responsable de tu felicidad sencillamente eres tú. Solo tú eres la única persona encargada de que tu paz interior no sea negociable.

http://www.seguimosalexadacier.com/producto/hola-autoestima-taller-online/

A muchos les cuesta el estar solos, nos han vendido la falsa teoría de que para ser feliz necesitamos tener a alguien a nuestro lado y yo que me he creído mil veces esas historias románticas, me doy cuenta de que de nada nos vale tener cerca a alguien solo para aparentar una felicidad falsa. Conozco personas que no les interesa el compartir su vida con otras personas, son felices y están en paz. Si quieres alguien a tu lado que sea para caminar juntos en la misma dirección, alguien que quiera compartir su felicidad contigo. No dejes que personas vacías quieran llenar contigo sus vacíos emocionales.

                 Estarás contigo en tus peores momentos  

              

En mi peor momento comprendí que estaba muy sola, vivir un duelo lejos de casa y sin estar con esas personas especiales en mi vida, comencé a darme cuanta que necesitaba con urgencias contar conmigo. Dentro de mi proceso de salir del fondo de la tristeza comencé a tener una relación solidad y honesta con mi amor propio. Solo yo estaré presente cuando los demás decidan irse o estén muy ocupados en sus vidas. Y no culpo a nadie por todas esas veces que me alejé de mí, solo yo soy la responsable de saber estar en paz conmigo misma, solo yo soy la responsable de lo que siento y como lo siento en mi vida.

No esperes que un golpe de la vida te recuerde lo importante que es el estar bien contigo misma, me olvidé de mí y fue terrible esa sensación de no apreciarme como lo hacia antes. Mi amor propio se había ido de vacaciones y no sabía cómo podía recuperarlo, me descuide de mi relación conmigo misma. Pero me encontré de nuevo y es una relación que siempre voy a cuidar hasta el ultimo día de mi respiración.

Solo tú estarás ahí cuando todo salga mal, cuando otros decidan traicionarte, cuando la vida te sorprenda, cuando las expectativas con los demás no sean lo que estabas esperando. Solo tú estarás ahí en esos momentos cuando la soledad y la tristeza lleguen a tu vida. Por esa razón debes cuidar un poco más tu relación contigo misma.

[bctt tweet=”No es soledad el estar con uno mismo.” username=”alexadacier”]

Razones por lo que debes cuidar tu amor propio

  • Eres la única persona que estará presente cuando los demás decidan irse.
  • Tu amor propio te lo va a agradecer en todo tiempo.
  • Tendrás paz interior.
  • Aprenderás a estar con otros.
  • Es la relación más importante en tu vida.
  • Aprenderás a darle mejor calidad de vida a tu vivir.
  • Aprenderás a estar con otros de manera libre y saludable.
  • Aprendes a ser la única persona responsable de tu felicidad.
  • Vives sin la necesidad de cumplir las expectativas de los demás.

Error: Formulario de contacto no encontrado.

  • [yasr_overall_rating size=”medium”]

Loading

Avatar del usuario

Escrito por

Alexa Dacier

Alexa Dacier / Psicología / Terapeuta sexual y de pareja
Todos necesitamos donde apoyarnos cuando emocionalmente creemos que no podemos más.

Aquí nos damos el permiso para:
Sentir.
Soltar.
Amar.
Aprender a poner límites.
Reconstruir nuestros vínculos afectivos.
Sostener relaciones sanas.
Aplicar la autocompasión.
Cambiar el dialogo interior.