Tiempo de lectura: 5 minutos

La vida sigue después de una ruptura sentimental y lo sabes

De saber lo sabemos, lo difícil es llevarlo a la práctica. Pasar de una relación estable a una soltería obligatoria no es nada fácil. Estamos hablando de un duelo emocional, me duele lo que fuimos y me duele lo que no seremos más adelante. Terminó tu relación y ya no sabes que harás los próximos findes de semana, donde era habitual quedar y hacer planes con esa persona . Ahora tus hábitos del día a día al lado de alguien que llamabas amor serán parte de un pasado. Te toca seguir tu vida, contigo y con las personas que tienes cerca.

Dicen que pasar por una ruptura es uno de los procesos más difíciles de nuestras vidas, “dicen”; dicen porque algunas personas se recuperan en días de esto, siguen la vida e incluso son felices de nuevo en otros brazos. Cosas de la vida. Para algunos una ruptura es semejante a la muerte de un ser querido, aunque sabes que esa persona seguirá viviendo, tienes que actuar como si de un ser querido te estuvieras despidiendo para siempre.

La vida sigue después de dejar de decir amor a alguien que estaba a nuestro lado. No te diré que será algo fácil, costará un poco, extrañaras mucho a esa persona al principio, vas a creer que no volverás a ser feliz con otra persona, e incluso vas a jurar en muchas ocasiones que no te volverás a enamorar nunca más. Pero, sabes que eso sencillamente es parte del dolor y la decepción que estas viviendo ahora.

Una de las cosas que a veces duele más de una ruptura, es que aún tenemos sentimientos por la otra persona y queremos luchar con ellos y borrarlos lo más urgente posible. Con eso no se puede luchar, seguirán ahí y algún día se irán.

Acepta que eso dejó de funcionar, lo sé, eso de aceptar no es algo que se te da muy bien. Pero ¿Qué más podemos hacer? Aceptar es reconocer que tu partida me duele, que no llamarte amor, me mata, que no verte más en mi vida no era lo que estaba buscando, pero, te agradezco lo bonito que le llegaste a dar a mi vida.

Algunas personas después de una ruptura pueden quedar hundidos en el pozo por mucho tiempo. Su vida giraba alrededor de alguien que tarde o temprano se iba a ir y nunca lo vieron venir. Y sin querer se iban entregando sin dejar nada de reserva para si misma. Por eso, algunos finales nos destruyen, porque también nos perdemos en el camino de dejar ir a un amor.

Terminar una relación puede traer sentimientos de desolación, rechazo a estar solos, miedo a conectar con la tristeza, todo esto pasará por un tiempo ni corto ni largo, sencillamente el que tú decidas ponerle mientras te vas recuperando en el proceso.

Has estado, días, meses e incluso años con alguien que era especial para ti, eso no se irá de la noche a la mañana, intenta llevarte bien contigo en ese duelo emocional. Sabes que pasará.

Duele, pero no es el fin del mundo

No, aunque creas que ya tu vida no tiene sentido, aun no es el fin de tu mundo. Queda muchas cosas más por vivir y más amores bonitos por descubrir. Volverás a llamarle amor a alguien y confiar una vez más en un extraño que quiera entrar en tu vida. Pero, ahora buscarás amores más maduros, de esos que se quedarán y no se irán desde el dolor cuando tengan que hacerlo.

Intenta ver más adelante la parte positiva de todo esto, lo sé, es difícil creerlo. Algunos amores necesitan terminar y a veces sucede desde el dolor, para que nos demos cuenta de que hace tiempo estábamos al lado de alguien que ya no nos merecía.

Recupera tus objetivos personales

De seguro tienes muchas deudas pendientes contigo. Alguna locura que quieres hacer y no hacías cuando estabas en pareja. Ahora tienes el mejor momento para reconstruir tu vida, hacer cambios, aprender algo nuevo, realizar un viaje e incluso cambiar de cuidad. Dicen que las crisis sirven para hacer arte en nuestras vidas y que siempre nos impulsan a realizar cambios muy importantes. ¡HAZLO!

 Ama y acaricia tu soledad

No es lo mismo escoger la soledad a quedarnos solos de la noche a la mañana sin anestesia.  Pero, la vida siempre hace lo que cree que nos conviene, aunque en el momento no lo QUERAMOS ENTENDER DEL TODO. Ama tu soledad, ve sola al cine, sal por ahí de fiesta, busca nuevos lugares por descubrir, incluso amplia tu círculo de amigos e intenta que esa soledad sea la relación más bonita de tu vida.

La soledad es la etapa más peligrosa de nuestras vidas, ahí debemos aprender a mirar quienes fuimos en una relación y quienes somos ahora. Es poner en orden nuestras prioridades en la vida, reconstruir nuestras expectativas en el amor y lo más importante ser muy feliz con uno mismo.

Agradece lo más que puedas a esa persona por todo lo que te llegó a dar

Lo negativo siempre nos pesa mucho más que lo positivo, nos cuesta poner en balanza todo lo bonito que vivimos en esa relación que dejó de funcionar. Agradece, agradece, porque si en realidad llegaste a querer a esa persona por más dolor que haya dejado, solo nos queda darles las gracias y desearle un feliz viaje.

Realiza un proyecto personal contigo

Si tu relación ha terminado hace tiempo, pasarás unos días de subidas y bajadas, el único cinturón de seguridad que necesitas para mantener el equilibrio es tener muy claro hacia donde llevarás tu vida después de esta etapa. Por eso, analiza cuales será tu próximo proyecto personal, que cosas harás para mantenerte activa incluso sin tener muy claro que pasará ahora en tu vida.

Alexa ❤

Loading

Avatar del usuario

Escrito por

Alexa Dacier

Alexa Dacier / Psicología / Terapeuta sexual y de pareja
Todos necesitamos donde apoyarnos cuando emocionalmente creemos que no podemos más.

Aquí nos damos el permiso para:
Sentir.
Soltar.
Amar.
Aprender a poner límites.
Reconstruir nuestros vínculos afectivos.
Sostener relaciones sanas.
Aplicar la autocompasión.
Cambiar el dialogo interior.