El miedo y los cambios

Conocemos el miedo, muchos hemos vivido con algún miedo en nuestras vidas, hablar del miedo es hablar de aquella emoción que nos llena de inseguridad y nos  ciega a la hora de hacer algo nuevo en nuestras vidas. El miedo es una emoción que siempre estará presente, no podemos escapar de ella, siempre nos perseguirá para protegernos y alejarnos del peligro. Identificar a qué le tememos nos permite buscar soluciones claras a la hora de lidiar con nuestros temores.

En ocasiones dejamos que la incertidumbre se instale por mucho tiempo en nuestra vida y esto nos lleva a limitarnos ante los nuevos acontecimientos. Lo peor de todo es que la incertidumbre es una emoción que se instala por sí sola en nuestra vida y siempre se hace presente cuando tenemos que hacer algo nuevo, llevándonos a no ver más allá de las cosas que a veces nos limitan a dar ese paso.

Muchas veces podemos hablar sin filtro sobre aquellas cosas que queremos hacer en nuestras vidas, sabemos de antemano qué cambios nos harían vivir la vida que en realidad queremos vivir, pero a la hora de dar el paso para hacer esos cambios algo nos limita y nos lleva a quedarnos en ilusiones y no en acciones. El primer paso siempre es difícil, porque necesitamos lidiar con muchas inseguridades que llevamos dentro para poder salir de esa zona donde nos sentimos a gusto y seguro.

 

[bctt tweet=”Lo desconocido siempre trae un poco de miedo, si este miedo no te permite dar más pasos para avanzar en la vida. ¡Cuidado! ” username=”alexadacier”]

Cambiar cuesta

Muchos dicen que no les cuesta nada hacer cambios en su vida, me alegro por esas personas que tienen esa facilidad de aceptar los cambios como proceso de reto en la vida y lanzarse con toda la seguridad del mundo y no esperar ninguna expectativa. Pero para otros, cuesta salir de esa zona conocida, ya que el cambio nos exige: nos exige centrarnos en algo nuevo, nos exige confiar en algo que desconocemos, nos exige dar sin saber cómo serán los resultados. Y aunque a veces no cuesta nada de manera material aceptar los cambios, emocionalmente cuesta MUCHO.

La resistencia al cambio se llama: MIEDO,  y en ocasiones no somos conscientes de ese miedo, porque lo confundimos con otras cosas. La resistencia hacia las cosas nuevas sucede de manera inconsciente, ya que a la misma vez que tenemos que adoptar algo nuevo en nuestras vidas vamos viviendo un duelo emocional por dejar algo que ya conocíamos y que muchas veces nos llenaba de mucha felicidad en esa zona conocida.  Porque despedirse de las cosas que nos hacen felices para nadie es algo que sea fácil.

¿Qué sucede cuando no acepto los cambios?

  • Cuando no aceptamos los cambios renunciamos a las nuevas responsabilidades que nos ofrece la vida.
  • Nos limitamos a conocer nuevos aprendizajes en nuestra vida.
  • Repetimos hábitos no saludables en nuestras vidas.
  • Dejamos de descubrir las capacidades que poseemos para adaptarnos en la vida.
  • Dejamos de vivir en el presente.

Movernos hacia el cambio ¿Cómo es posible?

Todo lo que se hace de manera natural se disfruta mucho más en la vida. Siempre es bueno tener claro qué tipo de necesidades tenemos en la vida, las carencias emocionales que poseemos nos lleva a buscar de manera voluntaria los cambios que en realidad merecemos en nuestras vidas.

[bctt tweet=”Cambiar es movernos y la vida misma no es estática.  ” username=”alexadacier”]

Asumir riesgo: a veces cambiar, lo que único que nos lleva es asumir nuevos riesgo, porque la vida misma es una incertidumbre y siempre nos tocará lidiar con algo que desconocíamos de nosotros mismos.

Las cosas tienen fecha de vencimiento: duele decirlo, pero nada es eterno en la vida, y cuando aprendemos a vivir desde el desapego aprenderemos a aceptar los cambios nuevos que nos va regalando la vida. Aceptar no es nada fácil, cuesta aceptar aquellas cosas que no podemos controlar.

Céntrate un poco más.

Identifica:

¿Qué necesito cambiar?

¿Por qué quiero cambiar?

¿Para qué quiero esos cambios en mi vida?

Identifica tus fortalezas:

¿De qué soy capaz?

¿Qué he logrado en mi vida?

¿Cómo lo he logrado?

¿Qué cosas he cambiado de manera natural en mi vida?

Identifica tu motivación en la vida:

¿Dónde quiero y necesito estar?

¿Qué cambio necesito ahora mismo en mi vida?

¿Qué cosas me mueven en la vida?

¿Qué es motivación para mí?

[bctt tweet=”Nada es estático en la vida, la vida es movimiento y quien no se mueve, deja de vivir. ” username=”alexadacier”]

En resumen:

¡No tengas miedo a dar ese paso! Cuando algo no funciona en nuestra vida siempre tendremos la oportunidad de buscarle otro sentido o por lo menos buscar nuevas soluciones. La vida en sí es un cambio, desde nuestro nacimiento hasta la muerte nos tocará hacer cambios en nuestra vida, algunos cambios más dulces que otros, pero siempre nos tocará cambiar algo. El cambio es una tarea que tenemos que repetir en muchas ocasiones, desde nuestro nacimiento hasta la fecha de hoy venimos pasando por procesos de cambios para aceptarnos tal como somos. Por eso, realiza una lista y analiza cuáles son esos cambios que hace tiempo están tocando a la puerta de tu vida y hasta ahora no los has dejado entrar en tu vida.

 

Alexa ❤

Written by

Alexa Dacier

Alexa Dacier / Psicología / Terapeuta sexual y de pareja
Todos necesitamos donde apoyarnos cuando emocionalmente creemos que no podemos más.

Aquí nos damos el permiso para:
Sentir.
Soltar.
Amar.
Aprender a poner límites.
Reconstruir nuestros vínculos afectivos.
Sostener relaciones sanas.
Aplicar la autocompasión.
Cambiar el dialogo interior.