Tiempo de lectura: 5 minutos

Catarsis. Habla y si no tienes con quien hacerlo, hazlo con una piedra. 

Volvemos a encontrarnos por este espacio, y hoy te traigo un post que debes poner en práctica lo más urgentemente posible si aún no conoces este término. La catarsis.

Hace alrededor de 10 años me paso algo que nunca olvidaré en mi vida, ya que gracias a ese suceso hoy en día suele darme espasmos musculares y lo peor de estos espasmos es que no tienen cura y cuando llegan, saben doler con locura ( Lo odiooooooo).

Fue en un campamento de la iglesia de los que solía ir, en un día muy lluvioso. Una amiga, que hoy en día quiero mucho, me hablo mal a mí y otros que estábamos cerca. Debemos entender que en ese momento de lluvia y con niños pequeños, las emociones nos traicionan y lo único que se quiere es mantener  sanos a estos pequeños.  Vale, me molesté por su reacción y me quedé en silencio, a la hora de dicho suceso tuvieron que llevarme de emergencias ya que desde ese día sufro lo que es considerado como espasmos musculares (Unos pequeños dolores en el pecho).

¿Qué es la catarsis?

La catarsis es una palabra de origen griego que tiene como significado purificación y en psicología se utiliza para liberar las emociones negativas que muchas veces tenemos.

El diccionario de psicología Akal, en su página 92 nos dice: La catarsis, o método catártico, es según J.Breurer y S. Freud en 1885 la liberación de un afecto no descargado, es decir que no ha sido a tiempo suprimido por una reacción adecuada, tal como aliviarse con las lágrimas, descargar su cólera y que de hecho perdura en el inconsciente.

Quizás me dirás que eres de aquellos a los que se le hace difícil hablar de sus cosas. Lo entiendo, yo también soy muy yo con mis cosas. Pero lo que sí te puedo decir es que aquellas cosas que emocionalmente te hacen daño y te las callas, tarde o temprano  tienen que salir. Y cuando  salen en el momento que  no tienen que salir los resultados son muy diferentes y no positivos.

Hablar es una virtud que nos ayuda a cuidar nuestra mente y nuestro estado emocional. Con esto lo único que hacemos es librarnos de un amigo que muchos tenemos, el estrés.

Habla y si no tienes con quien hacerlo, hazlo con una piedra. Liberamos nuestras emociones negativas no solamente hablando, muchas persona liberan tensiones gracias a un deporte o con el arte (pintar, bailar, dibujar, escribir …)

¿Qué me todo utilizas para descargar tus emociones cuando no sabes cómo expresarlas?

Desahogarnos  es cargar nuestra alma con más fuerzas. Recuerdo que en una de mis clases de psicología aprendí una terapia que me encanta, psicología narrativa: la psicología narrativa es una terapia donde se descargan las emociones o aflicciones escribiendo lo que sentimos en narraciones o cartas, o dibujando aquellas cosas que nos afligen.

Tarea: Escribe  una carta contando  tus preocupaciones. Escribe todo aquello que hoy en día te aflige, léelo en voz alta y luego quémalo.

No te quedes callado, sufrir en silencio hace mucho daño.

A veces o casi siempre, tememos que los demás nos vean vulnerables, ya que llorar es para algunos debilidad. No mi querido lector, no todo en la vida es de color de rosa, no podemos controlar todo y que difícil cuando llegan esos momentos grises y no tenemos con quien hablarlo.

Cuando tengas que llorar, hazlo. Cuando tengas que mandar a muchos a la mierda, hazlo, pero hazlo con altura.

Expresa tus sentimientos y emociones como quieras pero sin la necesidad de lastimar a los demás. Habla de lo que te molesta, exprésate, reinicia de nuevo y sigue tu camino sin cargas emocionales. Todas aquellas cosas que no expresamos son cargas emocionales que nos llevan a enfermarnos, cuida tu salud emocional y física.

Te dejo 4 tips  que te pueden ayudar a poder aplicar la catarsis en tu vida.

1- Identifica tus emociones:

¿Qué siento?

¿Por qué lo siento?

¿Cuándo lo siento?

2- Escribe:

Hace poco leí la importancia que tiene el escribir de manera frecuente. No te diré que tengas un diario, pero de vez en cuando es bueno tener lápiz y papel cerca para liberar esos pensamientos que nos llegan a la mente. Y quién sabe si después de esto tengas un libro. Nadie sabe.

James Pennebaker, profesor de la Universidad de Texas, tiene más de treinta años investigando sobre los efectos terapéuticos de la escritura. Algunos de sus resultados han demostrado numerosos beneficios como; la capacidad de descubrir nuestro potencial innato creativo, el poder descubrir nuestras emociones y liberar algunos pensamientos inconscientes.

Escribir nos ayuda a poder hacer terapia sin acudir a un terapeuta.  Aprovecha y disfruta de esta terapia.

3-Realiza algún deporte:

Yo soy vaga para hacer ejercicios, mayormente lo hago con mi novio o ir a clase de zumba. Desde que estoy aplicando este tipo de rutina en vida he podido ver muchos cambios positivos. A veces cuando me siento muy preocupada me voy a dar un paseo en bici.  Todo está en descubrir algo que podamos aplicar poco a poco en nuestras vidas.

Los hábitos son muy difíciles de modificar y más cuando son negativos, pero hasta que no iniciemos algo nunca sabremos qué tan difícil puede ser. Muévete y muévete.

4-Busca algo que te haga relajarte y desconectarte.

Hace poco te hable del estado de flow  (El arte de fluir en 7 pasos. )y este estado es una terapia gratis que puedes aplicar cuando quieras en tu vida. Aprende a desconectarte de las presiones, primero esta tú y si no te cuidas por el temor a que nadie hará mejor lo que tú haces, te digo que estas en un error de muchos. No somos indispensables en la vida, hoy eres el mejor y mañana alguien sin más puede ocupar ese lugar. Cuídese más amig@.

Te lo digo como psicóloga: muchos de los temas que hoy en día se trabajan en terapia tienen como raíz el no expresar lo que sentimos cuando tenemos que decirlo. No permitas que las emociones que tienes acumuladas te lleven a caer en la desesperación o en un estado de ánimo difícil de tratar. Habla, y si no tienes con quien hacerlo hazlo con una piedra pero por favor no te quedes callado.

Saludos.

¡Seguimos!

Loading

Avatar del usuario

Escrito por

Alexa Dacier

Alexa Dacier / Psicología / Terapeuta sexual y de pareja
Todos necesitamos donde apoyarnos cuando emocionalmente creemos que no podemos más.

Aquí nos damos el permiso para:
Sentir.
Soltar.
Amar.
Aprender a poner límites.
Reconstruir nuestros vínculos afectivos.
Sostener relaciones sanas.
Aplicar la autocompasión.
Cambiar el dialogo interior.