Tiempo de lectura aprox: 4 minutos

[yasr_visitor_votes size=”medium”]

Quien se quiera ir, que disfrute de su viaje

Todos queremos un amor sin fecha de vencimiento, una persona que se quede en medio de todo y este en la disponibilidad de caminar con nosotras en la misma dirección. No creímos el juntos para siempre, pero a veces ese juntos para siempre nos lleva a sacrificar nuestra dignidad y nuestro amor propio. No necesitas a tu lado a alguien que tenga duda de quedarse o no en tu vida. Tienes todo lo necesario para seguir completa incluso cuando otros decidan irse. Sí alguien decidió irse, que disfrute de su viaje.

[bctt tweet=”¡Si esa persona tiene dudas de estar contigo, ahí no es!” username=”alexadacier”]

Es duro aceptar esa realidad de que esa persona ya no quiere seguir a nuestro lado. Nos comenzamos a cuestionar que hicimos mal para que esa persona no se quedara, a veces el amor se agota y nada podemos hacer. Asimilar esa pérdida puede convertirse en un dolor de cabeza difícil de controlar. Amar sin apegos puede resultar ser una tarea difícil, nos entregamos tanto que nos olvidamos de nosotras en esa entrega y ese nuestro gran error.  Da todo lo que tengas para dar, pero en esa entrega nunca más te olvides de ti. No pongas a nadie más por encima de tu amor propio.

A veces el amor no es para siempre y es válido, a veces llegan personas a dejarnos una lección de aprendizaje donde solo nos toca aprender a elegir muy bien que tipos de personas queremos o no en nuestras vidas.  De todo se aprende y de las relaciones donde nos dejaron marcadas es lo único seguro que tenemos para elegir aquello que no queremos repetir en nuestras vidas. No te mereces a quien estando contigo no tenga idea de qué lugar ocupas en su vida.

Solo nos toca disfrutar del amor mientras este presente. Sin nada de expectativas, dejar que las cosas fluyan y darle la libertad de que esa persona se quede libremente a nuestro lado.

Dejar ir a quien se quiere alejar, es tu mejor oportunidad para poner una vez más a tu amor propio en primer lugar.

Cuando sueltas a quien se quiere ir, estas demostrando que sabes lo que te mereces en la vida.

No lo verás en el momento, pero a veces las cosas dejan de funcionar porque algo mejor te esta esperando al final del túnel. Y con el tiempo aprenderás lo que tenias que aprender y elegir desde tu paz interior a una próxima persona en tu vida.  Porque cuando algo se acaba es señal de que tenemos que escoger otro camino, otros brazos por abrazar y otros amores por contar.

Quizás no lo entiendes, posiblemente sea duro hacer nuevos planes sin esa persona. No es nada fácil olvidarse de la noche a la mañana de esa persona que ha estado a tu lado por un tiempo. Los sentimientos no se ahogan de la noche a la mañana, sencillamente es cuestión de darnos tiempo para sanar esa separación. Nuestra tarea es no presionarnos por ese dolor y aceptar que esa persona tenia todo el derecho de irse cuando quería hacerlo.

[bctt tweet=”Te puedes ir cuando quieras, pero sin hacer ningún daño por favor.” username=”alexadacier”]

Si esa persona no te ama, nada puedes hacer. No puedes obligar a que esa persona te quiera y se quede sencillamente porque tú se lo pidas. No puedes suplicar que te amen y mucho menos que se queden contigo cuando nada en común les une. Mendigar amor te puede hacer mucho daño y te puede alejar de tu amor propio.

Lo sé, te cuesta ponerle punto final a esa relación. Pero cuidado con retener a quien tenga mil excusas para irse.

Si no hay amor, que disfrute de su viaje

No te quedes al lado de alguien que no te quiera, que tenga duda de qué hacer contigo en su vida. No te mereces un cobarde que juegue con tus sentimientos y te aleje por completo de tu amor propio. No te mereces a alguien que no quiera elegirte a ti por encima de todo.  Si esa persona no te quiere, que disfrute de su viaje, que sea feliz y date la oportunidad de compartir ese sentimiento con alguien que quiera elegirte todos los días.

Por más amor que le tengas a esa persona, nunca olvides que tu amor propio siempre está por encima de cualquier cosa y persona. Si tienes que pedir a esa persona que se quede, ahí no es.

Retener ¿Para qué?

No ganamos nada cuando retenemos a alguien que hace tiempo a escogido libremente sacarte de su vida, a alguien que estando contigo no fue capaz de respetarte y cuidarte. Puedes querer mucho a esa persona, pero siempre estarás tú en primer lugar y eso nunca debería ser negociable en tu vida.

[bctt tweet=”Si alguien se quiere quedar en tu vida, lo hará. No porque se lo pidas, sencillamente porque sabe que tiene antes de perderte. ” username=”alexadacier”]

Te quiero, pero más me quiero a mí

Luchar por amor esta muy bien cuando esa persona también quiere y puede hacerlo. En esa lucha todo es válido, porque dos harán todo lo posible para que eso funcione.  No pasa nada si haces todo lo posible para que esa persona siga a tu lado, pero si esa lucha no es reciproca, ahí claramente no es.

Si lo diste todo y aun así esa persona decidió irse, solo nos toca desearle que tenga un buen viaje. Que sea feliz donde sea que quiera irse, que por más amor que le tengas a esa persona tu amor propio es más importante. Y que decir adiós con los sentimientos presente puede doler, pero al final te darás cuenta de que no te merece quien decidió libremente dejar de quererte.

No retengas, si esa persona decidió irse, sencillamente que sea feliz y solo nos toca darle gracias por las cosas bonitas vividas a su lado. Gratitud en medio del caos nos permite conectar con las cosas positivas que llevamos dentro.

Ninguna relación que no fluya libremente nos puede llenar de felicidad.

Amar no es para los cobardes

 Despídete de esa persona

Te doy las gracias por todo lo que llegué a compartir a tu lado.

Sería más fácil saber que lo nuestro iba a funcionar, pero no puedo reparar nada que yo no estropee, por eso, tienes la puerta libre para irte, de todo corazón te lo digo, sé feliz.

Gracias por los momentos vividos y las alegrías que le sumaste a mi vida.

Tienes una puerta de salida en mi vida, la misma que usaste para entrar y quedarte cuando querías hacerlo.

Sencillamente te deseo un buen viaje y decirte que si algún día te arrepientes aquí ya no tienes oportunidad para quedarte, te di todas las oportunidades que necesitabas para que lo nuestro funcionara.

Gracias por tu estancia en mi vida, ahora me toca compartir lo que llevo dentro con personas que lo quieran recibir y darme lo mismo. Entendí con lagrimas en los ojos, que no merece más de mí quien poco merecía. Ahora me toca seguir el curso de la vida, libre para escoger a personas libres como yo y con ganas de hacer todo lo posible para elegirnos todos los días.

Alexa

Loading

Avatar del usuario

Escrito por

Alexa Dacier

Alexa Dacier / Psicología / Terapeuta sexual y de pareja
Todos necesitamos donde apoyarnos cuando emocionalmente creemos que no podemos más.

Aquí nos damos el permiso para:
Sentir.
Soltar.
Amar.
Aprender a poner límites.
Reconstruir nuestros vínculos afectivos.
Sostener relaciones sanas.
Aplicar la autocompasión.
Cambiar el dialogo interior.