Planes, objetivos, acuerdos ¿Cómo darle sentido a nuestra relación de pareja?

Tú y tu pareja en algún momento necesitan hacer pausa para establecer que es lo que quieren y hacia donde dirigen la relación. Es muy bonito quedar en pareja, ir a cenar en ese restaurante que tanto les gusta a los dos. Planificar un viaje. Quedar con los amigos. Pasarse una tarde de domingo haciendo maratón de películas o series. Suena bonito, pero tú y yo sabemos que el amor es mucho más que eso.

Necesitamos saber que es lo que estamos construyendo, cuales son los deseos que ambos tenemos como pareja y cual es el plan para que se pueda llevar a cabo.

Y lo sé, crear un plan o tener una conversación incómoda con la pareja no es nada fácil. Pero, que necesario hacerlo.  Es una manera de respetar lo que queremos y sobre todo no esperar que un milagro caiga del cielo y que un día sin más tu pareja se ilumine y comience a hablarte de todo lo que no sabes expresar en la relación.

Cuando la fase de enamoramiento desparece viene la calma y la confusión; ¿Nos seguimos queriendo? ¿Por qué no sentimos lo mismo que sentíamos al principio? Cuando la euforia del enamoramiento se evapora necesitamos establecer un plan. Llegar a unos acuerdos y desde la paz hablar de lo que ambos queremos y si es algo que se puede sostener en ese lugar.

A veces fluir es lo que más hacemos en una relación de pareja. Pero, es que fluir sin saber en qué dirección llevamos nuestra relación puede ser frustrante cuando lleguemos a un lugar que no lo habíamos imaginado e incluso hundirnos en la alta mar y no darnos cuenta hasta que ya no se puede hacer nada.

Nos hundimos o frustramos porque después de mucho tiempo nos damos cuenta; de que uno de los dos no le agrada la idea de tener hijos. Que vivir en la cuidad no es un buen plan. Que la idea de vivir en otro país es tentadora y que quizás no sea negociable para esa persona que tanto quiere hacerlo. Que ahorrar para el futuro implica vivir con limitaciones en el presente y que lo mejor es pensar en el aquí y el ahora.

¿Por qué son tan importantes los acuerdos las relaciones de pareja?

Sin un acuerdo tú y tu pareja están construyendo la relación en arena movediza. El acuerdo sirve para ver hacia donde estamos dirigiendo nuestra relación. No se trata de poner sobre la mesa lo que una persona quiere y ajustarnos a esa decisión. Los acuerdos sirven como punto de referencia para ver que ambos necesitamos y podemos sostener como pareja.

Nuestros acuerdos no se pueden sostener cuando:

Tenemos diferentes objetivos vitales: Y por ello es necesario hablarlo desde el principio. Porque amar a alguien no implica renunciar al estilo de vida que quieres para ti. Y no hablo de que cosas materiales. Si para ti tener hijos entra en tus objetivos vitales y para tu pareja no, vas a necesitar poner en balanza lo que quieres para tu vida a largo plazo y no solo lo que alguien puede ofrecerte ahora.

Encaminar los objetivos de ambos no es sacrificio, es poner en balanza lo que le conviene a nuestra RELACIÓN.  A veces solo pensamos en lo que queremos de manera individual y no vemos la relación como algo de dos.

Creencias, expectativas diferentes sobre el amor y estar en una relación de pareja

No se trata de pensar igual en muchas ocasiones, eso es imposible en una relación. No eres una copia de tu pareja y viceversa. Ambos son dos seres individuales, con sus miedos, heridas, frustraciones y manera diversa de ver el amor e incluso de estar en una relación de pareja.

Solo con las conversaciones incomodas podemos aterrizar nuestras expectativas y analizar desde la mayor honestidad posible de hacia dónde podemos direccionar nuestra relación.

Tener expectativas es lo más común en una relación, lo peligroso es que esas expectativas a veces no tienen nada que ver con lo que te puede ofrecer tu pareja.

Nuestra manera de tomar decisiones:

Solo lo puedes ver en como ambos utilizan el dinero. ¿La forma de tu pareja utilizar el dinero va con tu forma de ver las finanzas?

Cuando a la hora de tomar una decisión tú y tu pareja no piensan en la relación esto se puede convertir en un conflicto. Se puede ver como si la otra persona esta imponiendo o no escucha tus necesidades.

Los acuerdos sirven para respetar las opiniones de ambos. Donde de manera consensuada nos permitimos establecer un plan para aquello que queremos ver en nuestra relación.

Hay decisiones que no podemos tomar a la ligera y mucho menos de manera individual, por más razonable que sea para nosotros el beneficio que vamos a obtener después. Ejemplo: la educación de los niños, como vamos a manejar nuestras finanzas, las tareas del hogar, donde vamos o podemos vivir, el próximo viaje para festejar nuestro aniversario.

Cosas que te pueden ayudar a establecer un plan con tu pareja

  • Ir a terapia de pareja: para analizar cómo mejorar la comunicación en pareja. Encontrar recursos para entender y comprender las creencias o los miedos que ambos tienen en la relación.
  • Visión board en pareja: un tablero de los sueños. Pueden hacerlo en un cuaderno, donde cada de manera conjunta van soñando con las cosas que quieren ver en la relación.
  • Un cofre o caja de deseo: donde podamos hacer un pequeño tesoro de algunas actividades que nos gustaría hacer como pareja. Realizar un plan y a la vez ahorrar para ello porque quizás ahora mismo no lo podemos permitir.

Ejemplo de algunas actividades:

  • Ir a un spam.
  • Aprender a bailar bachata.
  • Realizar un viaje en caravana.
  • Viajar a otro país.
  • Ir a un concierto.
  • Dormir en un camping.
  • Pedir comida a domicilio.
  • Planear vuestro futuro.
  • Sacar tiempo para hablar y analizar como va la relación.

Alexa Dacier

Te veo en consulta / Agenda abierta

Psicóloga online / Terapeuta sexual y de pareja

Imágenes: Adobe Stock

Written by

Alexa Dacier

Alexa Dacier / Psicología / Terapeuta sexual y de pareja
Todos necesitamos donde apoyarnos cuando emocionalmente creemos que no podemos más.

Aquí nos damos el permiso para:
Sentir.
Soltar.
Amar.
Aprender a poner límites.
Reconstruir nuestros vínculos afectivos.
Sostener relaciones sanas.
Aplicar la autocompasión.
Cambiar el dialogo interior.