Tiempo de lectura aprox: 3 minutos, 22 segundos

Me siento atraída, sexual y físicamente por otra persona y tengo pareja

10€ de regalo para tu primera consulta online. Cupón: Quieroterapia

Estás en una relación y de repente comienzas a sentir algo, por otra persona que no es tu pareja. Quizás sea un ex, un compañero de trabajo o alguien que has conocido de “casualidad” y eso te está descolocando. Porque sabes que quieres a tu pareja, pero, lo que ahora estás sintiendo, son fuegos artificiales y eso te remueve mucho por dentro. Muchas personas cuando esto sucede toman la decisión de dejar a la pareja, porque se dejan llevar por unos sentimientos fugaces que en realidad no tiene nada que ver con el amor.  

Uno de los mitos muy frecuentes relacionado con el amor romántico, es creer que si sientes atracción por otra persona es porque no amas a tu pareja. Y eso no es verdad. Sentir atracción física por alguien o admirar a alguien no es un indicativo de que le quieras ser infiel a tu pareja. Hay una gran diferencia con sentir atracción por otra persona que ser infiel a tu pareja. 

Y aunque te cueste creerlo, es normal estar enamorada de tu pareja y sentirte atraída por otra persona. Porque tu cerebro procesa de diferente manera el amor y la atracción.

Y me dirás, que, si alguien siente atracción por otra persona, puede fácilmente ser infiel. Sí y no. La infidelidad es una decisión. Es hacer realidad, las fantasías que has tenido en tu cabeza con esa persona. 

Se puede lidiar con estos sentimientos, que a veces suelen ser muy confusos. El punto es recordarte continuamente el compromiso que decidiste asumir con tu pareja. Si es una relación monógama, la lealtad y la fidelidad son componentes que tenemos que aprender a sostener. 

Para algunas personas masturbarse, tener intimidad sexual con la pareja, es una manera de canalizar esos sentimientos que no saben gestionar relacionados con otra persona que no es la pareja. Recuerda que lo que piensas, sencillamente son pensamientos, ni buenos, ni malos, pensamientos.

La connotación de lo que pensamos y su valor, está asociado con las cargas morales que llevamos en nuestros hombros. 

La monogamia es el tipo de relación más predominante en nuestra cultura. E incluso cuando estás en una relación monógama y comienzas a sentir algo por otra persona, te sientes culpable y pones en duda todo lo que sientes por tu pareja. 

Para algunas personas esto no puede ser compatible. Solo te puedo decir, los vínculos afectivos son muy complejos. 

Tener una pareja, no es una garantía de que no te pueda gustar otra persona. Aquí la preocupación no sería centrarte solamente en eso que sientes, creo que el punto es, como sostienes ese sentimiento. Si buscas la manera de quedar y ver a esa persona a escondidas es normal que eso deje de ser una atracción y se convierta en algo más. 

¿Qué puedes hacer si esta atracción va en aumento?

  1. Aléjate de esa persona: y sé que no es fácil dar este paso. Pero, si tu pareja de verdad te importa, harás todo lo posible para no dejarte llevar por sus sentimientos y sostener el compromiso que tienes.  Alejarse implica, que reconoces que esto le puede hacer daño a tu pareja. 

Alejarse es no querer traspasar una línea que luego no vas a poder controlar. 

  • Ven a terapia 

Para trabajar en tu bienestar emocional. Y poner en orden tus sentimientos. 

En terapia podrás encontrarte cara a cara, con tus carencias y ver qué es lo que está fallando en tu relación, para que te puedas hacer presente. 

Con un proceso terapéutico aprendes a gestionar tus emociones y establecer límites contigo misma. 

  • Identifica qué es lo que te atrae de esa persona 

Aquí no se trata de comparar a esa persona con tu pareja. Porque por algo decidiste un día elegir a tu pareja y asumir un compromiso con esa persona. 

Realiza una pequeña lluvia de ideas, relacionado con lo que te gusta de esa persona. Ejemplo: En lo físico, lo emocional, sus actitudes, en lo social, en lo profesional. Y pregúntate ¿estas son razones suficientes para dejar a mi pareja?

  • No entres en el juego de la comparación: 

Y es lo que más hacemos de manera natural, comparar, para confirmar algo que quizás no es real. Quizás sencillamente lo que estás sintiendo tiene que ver con el principio de lo que tenías con tu pareja, esa fase de enamoramiento de donde había mucha euforia y ahora no.  

Siempre encontrarás personas, más guapas, más sexy, más atractivas, con más dinero que tu pareja. Si te dejas llevar por las comparaciones, nunca te quedarás en una relación. 

Las relaciones no son lineales, por eso es bueno saber en qué etapa te encuentras ahora mismo con tu pareja. 

  • No tomes ninguna decisión drástica 

No lo hagas. Recuerda que muchas veces esa atracción sencillamente tiene que ver con idealización, expectativas que con el pasar del tiempo no se pueden sostener. Y es un pequeño spoiler: te puedes arrepentir. 

  • Define lo que para ti significa amar a alguien y estar enamorada de alguien

No es lo mismo, aunque nos cuesta en muchas ocasiones diferenciarlo. Amar implica asumir un compromiso, basado en respeto. Es tratar a esa persona como nos gustaría ser tratadas. 

Enamorarse, es no medir la consecuencia de nada, porque nos dejamos llevar los sentimientos, sin analizar qué tan real es lo que estamos sintiendo. 

En rumen: 

  • No te castigues con la culpa. 
  • Tu única responsabilidad es lo que haces con lo que sientes, no con lo que sientes. 
  • Pon en balanza lo que significa perder tu relación y dejarte llevar por tus sentimientos.
  • Necesitas paz cuando se trata de amar y quedarte en una relación. Piensa en lo que necesitas y analiza si eso te hará feliz. Al final es lo que importa.

Alexa Dacier

Psicóloga online

Terapeuta sexual y de pareja

Imágenes: Adobe Stock

Loading

Avatar del usuario

Escrito por

Alexa Dacier

Alexa Dacier / Psicología / Terapeuta sexual y de pareja
Todos necesitamos donde apoyarnos cuando emocionalmente creemos que no podemos más.

Aquí nos damos el permiso para:
Sentir.
Soltar.
Amar.
Aprender a poner límites.
Reconstruir nuestros vínculos afectivos.
Sostener relaciones sanas.
Aplicar la autocompasión.
Cambiar el dialogo interior.