22 preguntas para fortalecer la convivencia con tu pareja

En los inicios de una relación todo parece ser perfecto, la convivencia pone a prueba a muchas parejas, donde ceder y moldear los comportamientos de ambos para tener una convivencia sana es algo caótico. Los juegos de roles se hacen presentes, si los dos trabajamos, ¿Quién hace la cena? ¿Quién limpia la casa? ¿Quién pondrá la lavadora? Básicos que cuando no se hablan desde el principio puede desgastar por completo la relación. Porque una de las personas sentirá que toda la carga doméstica es para ella, cosa que suele recargar mucho en las mujeres.

Cuando decidimos dar el paso de vivir juntos necesitamos establecer acuerdos, unos básicos imprescindibles para crear un vínculo más sagrado. Los motivos por el cual una pareja decide vivir juntas pueden ser muchos (ahorrar, fortalecer más la relación, poner a prueba la relación, verse más y etc.). Tengo tiempo compartiendo piso con otras personas y lo que he aprendido de esto es, desde el principio necesitamos hablar de cómo será la convivencia, cada uno tenemos nuestra manía y hablarlo es importante para respetarnos desde nuestras diferencias. Y en el amor también deberíamos establecer unos acuerdos básicos. 

La convivencia es un espejo para ver cómo en realidad somos, ahí nos desnudamos emocionalmente más con la pareja, nos mostramos tal como somos. Cuando damos el paso de unirnos físicamente necesitamos construir un espacio seguro para ambos, fortalecer la intimidad, ver la compatibilidad de ambos bajo un mismo techo, el trabajo en equipo a la hora sostener y cuidar un hogar.

Intenta responder con tu pareja estas preguntas y si pueden escribirlo y dejarlo como un acuerdo para la relación, mucho mejor

1-  ¿Intentamos coincidir para cenar o comer juntos?

La vida laboral en muchas ocasiones separa físicamente a las parejas, horarios diferentes o mucho trabajo. Necesitamos ver cómo dentro de nuestras prioridades podemos sacar tiempo para estar a solas con la pareja, cenar juntos, salir por ahí a tomar algo una vez al mes. ¿Es posible?

2-  ¿La navidad, aniversario de la relación o quedar con los padres de cada uno, es importante para los dos?

A veces los días festivos es el momento que la pareja quiere descansar. No siempre compartimos de la misma manera las fechas especiales, si esto es algo a negociar sería bueno ponerlo sobre la mesa.

3-  ¿Es nuestro hogar un lugar donde ambos queremos regresar?

Hay parejas que llegar a casa es entrar a un rin de batalla, donde las discusiones y acusaciones son los únicos que reciben y dan la bienvenida. Recibir a tu pareja con amor o cariño es importante para cuidar el vínculo. Si ambos estaban enojados, pueden saludarse, ¿Son compañeros de piso o pareja?

Llegar a casa debería ser siempre un lugar seguro para ambos.

4-  ¿Tenemos algunas reglas sobre las tareas de la casa? ¿Cómo es el reparto de las tareas domésticas?

No debe ser una carga para nadie las tareas de casa, ojo, siempre una parte hará un poco más, mayormente las mujeres solemos adoptar dicho rol. Es importante hablar sobre este tema, entendiendo que el trabajo de casa no tiene el menor valor por no ser remunerado.

5-  ¿Intentamos hacer planes los finde de semana fuera de casa?

No tiene que ser siempre, una vez al mes o cada 15 días podría ser un buen plan. Para desconectar de lo monótono, para hablar de nosotros.

6-  ¿Tenemos ideas en común sobre los gastos económicos, es justo para ambos lo que consumimos en, comida, diversión, viaje, ropa, cenar fuera de casa, ahorrar?

Muchas parejas a la hora de negociar el tema económico no saben cómo hacerlo. ¿Qué es lo justo? ¿Cuáles son las necesidades de ambos? ¿Quién gana más debe aportar más? ¿Y si uno de los dos estamos sin trabajo, qué pasaría? ¿Nos podemos apoyar financieramente?

7-  ¿Cuándo uno de los dos está enfermo sabemos cuidarnos y mostrarnos más cercano?

En la convivencia surgen diferentes cosas, llegadas de los niños, enfermedades, momentos de bajón y cosas que forman parte del equipaje de vivir bajo el mismo techo. Esto se convierte en un caos cuando emocionalmente no estamos disponibles para estar o cuidar la pareja cuando más lo necesita.

8-  ¿Disfrutamos ir de viaje juntos o planificar una actividad fuera de la casa?

Hay parejas que hacen vida social por separado y así van, creyendo que vivir juntos es suficiente.

9-  ¿Tenemos valores en común en cuanto a la idea de construir una familia?

Tema que a veces no lo hablamos, ¿Queremos hijos? ¿Cuántos? ¿Queremos animales, cuáles? ¿Qué implica para los dos tener una familia?

10-              ¿Tenemos puntos en común sobre el trabajo y conciliar la vida familiar?

A veces la profesión de la pareja no encaja con nuestro estilo de vida. Tu pareja trabaja los findes y en la semana se ven poco tiempo.

11-               ¿Nos apoyamos cuando hay muchas cosas pendientes por mejorar en la convivencia?

No siempre somos conscientes de esas cosas pendientes a mejorar en nuestra forma de vivir juntos. ¿Cuántas veces tendré que decirte de bajar la tapa del váter? ¿No puedes lavar tus platos cuando preparas algo para ti? ¿Tengo que ser la única que ponga la lavadora?

¿Podemos buscar ayuda con las tareas de la casa?

12-              ¿Qué significa para ambos tener un hogar en común?

¿Era lo que ambos queríamos? ¿Fue una decisión tomada desde la paz? ¿Es lo que queremos o lo que nos conviene en estos momentos?

13-              ¿Tenemos espacios en nuestra agenda para cuidar la intimidad sexual?

Hay parejas que agendan días a la semana para cuidar la intimidad, eso no significa que no puedan tener encuentros sexuales otros días de la semana. Pero, con el estrés, los horarios intensos de trabajo, para algunos es importante saber qué día de la semana estarán DISPONIBLES para disfrutarse y fortalecer la sexualidad de la relación.

14-              ¿Tenemos ambos un punto en común sobre el significado del dinero en nuestra vida?

No siempre tenemos la misma mentalidad sobre cómo usamos el dinero y eso a veces puede ser un detonante para crear conflictos en la relación. No se trata de ser iguales en todo, se trata de no ser una carga para la otra persona.

15-              ¿Nos tenemos confianza para expresar cómo nos sentimos cuando no nos gusta algo de la otra persona?

La sinceridad en muchas ocasiones reina por su ausencia en una relación de pareja. No es lo mismo la sinceridad que el sincericidio, necesitamos filtros a la hora de expresar algo que consideramos negativo en la pareja.

16-              ¿Respetamos ambos la importancia de la libertad personal?

Creo que es un básico para construir una relación sentimental, sana.

Ambos necesitan ser felices solos, saliendo con amigos. Solo así podemos evitar caer en la dependencia y codependencia emocional.

17-              ¿Valoramos ambos la autonomía en el hogar?

La libertad de decidir y tomar decisiones juntos debería ser un pilar fundamental en la relación. La autonomía en el hogar nos recuerda que no estamos haciendo de madre o padre en la relación.

18-              ¿Tenemos acuerdos sobre las posesiones materiales (la casa si el dueño es una de la pareja, el coche, libros, ropa, bienes materiales, el dinero en común, herencias recibidas)?

A veces damos por hecho cosas que nunca hemos hablado y uno de los temas más difícil de hablar a veces tiene que ver con las cosas materiales de ambos. Pero, cómo podemos dar nada por hecho en una relación, necesitamos dejar muy claro este punto.

19-              ¿Tenemos un plan de jubilación, retirarnos juntos, viajar juntos?

Claro, entendiendo que la idea de ambos es seguir juntos por largo tiempo. Esto permite tener un proyecto en común a largo plazo.

20-              ¿Tenemos objetivos similares sobre la convivencia?

Cuidarnos, respetarnos, acompañarnos, sostenerlos, amarnos. Recuerden siempre por qué y para qué decidieron vivir juntos.

21-              ¿Ambos nos sentimos bien con la convivencia que tenemos?

Sería bueno hacer está pregunta con la idea de mejorar cosas, entendiendo que ambos venimos con patrones emocionales que llevan años acompañándonos.

Y sobre todo poner en balanza esas cosas “negativas” con las “positivas” ¿Cuáles pesan mucho más?

22-              ¿Qué cosas podemos mejorar de nuestra convivencia?

Realicen una lista y ofrezcan ambas ideas, recuerden la importancia de ser equipo y ver cómo podemos sostenernos desde el amor y el respeto.

¿Qué le agregarías?

Alexa ❤

          Imágenes de: Adobe Stock  

Written by

Alexa Dacier

Alexa Dacier / Psicología / Terapeuta sexual y de pareja
Todos necesitamos donde apoyarnos cuando emocionalmente creemos que no podemos más.

Aquí nos damos el permiso para:
Sentir.
Soltar.
Amar.
Aprender a poner límites.
Reconstruir nuestros vínculos afectivos.
Sostener relaciones sanas.
Aplicar la autocompasión.
Cambiar el dialogo interior.