Tiempo de lectura aprox: 4 minutos, 2 segundos

Voy a subir el volumen de mi felicidad. Por favor no molestar.

El tema de la felicidad es un tema muy popular y a la vez poco entendido. Nos venden la falsa teoría de que la felicidad se encuentra en cosas, cosas y más cosas.  Yo no digo que tener cosas en la vida sea algo malo, nada que ver. Es como siempre digo: si usted se lo puede permitir hágalo. Pero con lo que no estoy de acuerdo es con que nos intenten cegar haciéndonos creer que nuestro valor como personas depende de  lo que tenemos o de lo que podemos presumir. ¡Pues no!

Recuerdo que hace poco charlaba con una amiga, me hablaba  de aquellas presiones que muchas veces nos impone la sociedad y que si no lo hacemos somos los raros. A tal edad debe casarte, a tal edad debes  tener hijos, a tal edad debes, debes, y debes hacer cosas. Ella en su momento de desahogo lo único que me dijo fue: es mi vida, no tengo que presionarme en querer hacer cosas  para complacer  a unos cuantos que no tienen vida. ¡Tú decides!

Y esto me llevo a la reflexión de: ¿Perdón? ¿Pero y si no quiero cumplir tus expectativa?, ¿y si me da igual hacer las cosas como otros quieren y vivir mi vida a mi manera, con mis reglas, mis decisiones y por supuesto con mis equivocaciones? Al final es tu  vida (tú mandas, tú decides), y quien decide que debes hacer o no con ella solo te pertenece a Ti.

[bctt tweet=”Disculpa si no cumplo tus expectativas, suficiente tengo yo tratando de cumplir las mías propias.” username=”alexadacier”]

Ay la  felicidad, ¿De verdad se puede ser feliz? 🙂

Hablemos un poco de la felicidad o lo que se cree que es la felicidad.

Ya te he hablado de este tema en este espacio y debo confesarte que no me cansaré de hacerlo ya que el tema, como dicen los españoles, tiene mucha tela (mucho de qué hablar). Yo decido ser feliz ¿y tú?

Existen tres grandes divisiones o rasgos, que podemos diferenciar en lo que es la felicidad más bien sobre cómo vive la gente que aplican la felicidad en sus vidas. Estas divisiones tienen  que ver con la mirada filosófica que hoy en día se predica  sobre lo que se entiende que es la  felicidad.

  • Escépticos: todos conocemos esos tipos de personas que están convencidos de que la felicidad no existe o que es muy difícil conseguir. En muchas ocasiones estas personas no buscan y mucho menos quieren ser felices. (Cada quién es libre en creer en  lo que quiere creer).
  • Limitados: son personas que tienen como teoría que la felicidad no existe, que sencillamente se viven momentos felices y debido a estos solo nos toca disfrutar esos momentos felices. ¡Bien! Pues hay que repetir esos momentos hasta llegar a la muerte.
  • Optimistas: para este tipo de personas la felicidad se puede conseguir de manera decisiva. En pocas palabras, estas personas deciden ser felices día a día. Saben que la felicidad es un estado que a veces tiene un plazo corto o duradero, pero siempre existen esos momentos de felicidad.

Existen otros tipos de personas que asumen la vida con otras expectativas, desarrollan una actitud positiva día a día, aceptan y disfrutan todo lo que hacen en la vida.  Y luego tenemos otro tipo de personas que para ellos, hablarles de la felicidad es una pérdida de tiempo y que esto solo existe en el mundo de los tontos.

En la vida hay que asumir la tarea de dejar que los momentos placenteros dibujen una sonrisa en nuestra cara. 

  • Podemos ver la felicidad como un estado de satisfacción plena. Que a veces se repite y otras veces no.
  • La felicidad puede estar vinculada con cosas o situaciones diferentes. Cada quien le da el significado que quiere.
  • La felicidad es un estado que a veces tiene fechas de vencimiento. Se viven momentos felices que nos hacen alimentar nuestra vida de recuerdos gratos y esos recuerdos nos llevan a poder asumir un estado de felicidad en medio de todo.

7 pasos  que te ayudarán a subir el volumen de tu felicidad.

  • 1 Decide ser feliz:

No me cansare de decirlo, la felicidad es una decisión y esa decisión se hace en el día  día. Las 24 horas de tu día. Decidir ser feliz tiene que ver con que mirada miramos y aceptamos el mundo. No cegarnos a la realidad del mundo, todos tenemos momentos grises y asumir esos momentos grises no siempre resulta  algo fácil. Tienes todo el derecho de llorar, equivocarte, caerte y luego seguir el curso de tu vida con un nuevo aprendizaje.

  • 2- Alimenta tu vida de pensamientos positivos:

De seguro leíste nuestro post 7 beneficios que obtenemos con el lenguaje positivo hable un poco de los beneficios que obtenemos cuando asumimos un lenguaje positivo en nuestras vidas. La actitud positiva no es magia amigo mío, pero lo que de lo que si estoy segura es que asumir una actitud positiva en la vida, nos ayuda a vivir la vida de manera más ligera.

  • 3- Disfruta de todo lo que haces en el presente:

Vivir el aquí y él ahora es un término que leerás mucho en este espacio y no quiero que te canses de verlo por aquí.

Cuando vivimos de manera consciente en el ahora, le estamos dando la oportunidad a nuestra mente de procesar lo que tiene que procesar en su momento adecuado.

Vivir en el presente nos ayuda a disfrutar de todas las cosas que tenemos y que muchas veces pasamos por alto en nuestras vidas.

Vivir en el presente es querer vivir.

  • 4 -Ejerce la autoaceptación:

No necesitas ser perfecto, para nada. Cuando ejercemos una actitud de autoaceptación nos miramos tal como somos, aceptamos aquellas cosas negativas que tenemos y emprendemos un camino basándonos en las cosas positivas que poseemos.

Aceptarse es querer avanzar en la vida con todo aquello que nos pertenece y cuando digo todo,  es todo.

  • 5- Regálate tiempo de calidad:

Una cita contigo mismo. Es uno de mis post con mayor visita, Con este post te invito a esa tarea de regalarte una cita para ti, pasear contigo, escucharte, llorar y reír contigo mismo sin la necesidad de ser condenado.

Date la oportunidad de estar a solas contigo mismo.

  • 6- Quéjate lo menos que puedas:

¡Uff quejarnos!  Para algunos esta palabra es un poco chocante, en este punto solo te digo lo menos que puedas, porque a veces quejarnos es desahogarnos  y aceptar que no todo depende de nosotros.

Realiza un diario de gratitud, esto te ayudará a seguir el curso de la vida con otra mirada.

Quéjate todo lo que puedas y quieras, pero luego de eso mira todo lo que has conseguido y cómo lo has conseguido. Quejarse a veces tiene su punto positivo cuando lo hagas no dejes de analizar por qué  y para qué te quejas.

  • 7- Celebra tus logros:

Confundimos el éxito con tantas cosas, que nunca nos detenemos en evaluar cuales cambios hemos hecho en nuestra vida de manera positiva, o que hábitos negativos hemos sustituido por uno positivo.

Celebrar los logros es ver todo aquello que estamos ganando ahora mismo en nuestra vida.

Disfruta del proceso de vivir la vida al máximo queriendo ser feliz con lo que eres y tienes.

Sube el volumen de tu felicidad y no permitas que nadie y nada interrumpa este proceso en tu vida.

Sé feliz.

Saludos.

¡Seguimos!

Loading

Avatar del usuario

Escrito por

Alexa Dacier

Alexa Dacier / Psicología / Terapeuta sexual y de pareja
Todos necesitamos donde apoyarnos cuando emocionalmente creemos que no podemos más.

Aquí nos damos el permiso para:
Sentir.
Soltar.
Amar.
Aprender a poner límites.
Reconstruir nuestros vínculos afectivos.
Sostener relaciones sanas.
Aplicar la autocompasión.
Cambiar el dialogo interior.