Tiempo de lectura aprox: 4 minutos, 12 segundos


Metas, objetivos, sueños o como quieras llamarlo.

 

Hoy publicamos el primer post del año, y de esa manera me lleno de emoción al compartir contigo un tema que me encanta. Hoy vamos hablar de los sueños, metas, objetivos o como quieras llamarlos.  ¡Vamos darle acción al año!

En todos los comienzos de año nos volvemos locos en diciembre haciendo una lista de todo lo que queremos lograr cara a un nuevo año.Tranquilo, no es el fin de mundo, la vida sigue y cada nuevo año es una nueva oportunidad de cambios.

¡Vamos! Yo era una que siempre a final de año me volvía loca haciendo una lista de mil cosas que quería hacer y que solo eran eso, deseos. Vamos creciendo y nos damos cuenta de que la vida dura un segundo y mi pregunta es: ¿Para qué esperar a mañana para hacer algo si lo puedo hacer ahora? Deja de dejar para luego lo que puedes hacer  ahora.

Metas, objetivos o sueños; hablemos un poco de estos conceptos que a veces parecen ser sinónimos y los encasillamos en una sola palabra.

Metas:

 

Mis preguntas de siempre: ¿Cómo te ves dentro de 5 años? ¿Estás trabajando en base a eso que quieres alcanzar para esa fecha? ¿Qué quieres lograr con esos cambios?

Las metas es la firmeza que depositamos hacia algo o un deseo. En pocas palabras podemos mezclar las metas con los propósitos y objetivos que nos establecemos en la vida. En este apartado estamos hablando de las metas personales, con esto lo que queremos lograr es darle vida a aquellas aspiraciones que tenemos a largo o corto plazo en la vida.

Establecer metas en la vida es ponerle acción a nuestra vida, es tener un motor que nos mueve, que nos impulsa y nos ayuda a levantarnos en medio de cualquier situación difícil. Para algo debe servirnos tener metas, objetivos o sueños en la vida.

Objetivos:

Un objetivo es el plan de una idea que queremos alcanzar. Los objetivos siempre tienen como desarrollo, saber lo que se quiere, porqué se quiere y para cuándo se quiere. En resumen, los objetivos en la vida son metas detalladas y realistas.

Cuando tenemos objetivos claros en la vida, sabemos cómo ponerle acción a aquello que tanto aspiramos tener.

Ahora bien, cara a un nuevo año. ¿Eres consciente de los objetivos que quieres alcanzar?

Sueños:

Solo diciendo esa palabra mucho de nosotros nos llenamos de esas ilusiones mágicas  y dichas ilusiones nos hacen volar sin alas. Soñar es escaparnos de la realidad, es dibujar un camino diferente al que  ya tenemos y de igual manera es  ponerle un poco de color a nuestra vida.

Muchas veces, o casi siempre, los sueños solo se quedan en ilusiones pasajeras por el simple hecho de que nos parece imposible poner vida a esas ilusiones fuera de lo normal que a veces visitan nuestra mente.

Soñar es volar, es ponerle vida y color a muchos pensamientos que tenemos navegando en nuestra mente. ¿Nunca te has detenido en evaluar por qué se producen esos sueños  en tu vida?  “Si lo puedes soñar, lo puedes lograr”— Walt Disney. Frase célebre que  ha dado la vuelta al mundo, y todos hemos leído o escuchado dicha frase en nuestras vidas.  

Soñar es escaparnos de la realidad y navegar por unos segundos en un futuro que pretendemos vivir. No le pongas limitaciones a tus sueños o planes de vida, si en realidad lo quieres harás todo lo posible por ir por ellos. Deja a un lado las excusas.

Todos nos hemos planteado metas, objetivos o sueños en nuestra vida, con esto hemos logrado cosas importantes, sin duda alguna con estos logros hemos crecido y aprendido algo.

Quiero dejarte 7 pasos a tener en cuenta a la hora de querer alcanzar algo en nuestras vidas.

1: Creer: creer es poner acción a todo aquello que navega en nuestras vidas, es la seguridad de mover el culo y hacer realidad aquello que solo eran ilusiones en nuestros pensamientos. Creer es movernos e ir por aquello que nos hemos planteado, creer es ver mucho más allá de lo que pensamos. Creer es poner movimientos a los pensamientos de cambios que se encuentran a la deriva  en nuestra mente.

2: Un plan: la vida toma mejor sentido cuando sabemos por qué y para qué nos movemos. Un plan es la base en la cual determinamos qué habilidades y debilidades poseemos para obtener aquello que tanto queremos.

Un plan de acción se puede realizar de la siguiente manera: fecha de inicio de dicho proyecto; fecha final que pretendemos tener para alcanzar aquello que buscamos; personas que estarán involucradas; habilidades que poseemos, recursos económicos para dicho plan y por supuesto nosotros como protagonistas principales.

3: Acción: luego de haber determinado todo aquello que necesitamos para poner en movimiento  dichos proyectos, nos toca la parte de ponerle acción, y ponerle acción a nuestros proyectos solamente es darle inicio a aquello que tanto queremos.

Acción es revolucionar  nuestras ideas con hechos.

4: Motivación: la motivación es el motor de los soñadores, con la motivación nos movemos y vamos sin excusas detrás de aquello que tanto queremos. Motivación es la gasolina para aquellos que saben lo que quieren, por qué lo quieren y para cuándo lo quieren.

5: Constancia: ¿Cuántos proyectos hemos dejado a mitad de camino? No te diré que  la constancia es algo fácil de adquirir, la constancia se obtiene cuando sabemos por qué hacemos lo que hacemos y qué queremos lograr con aquello que hacemos.

La constancia es un hábito saludable que se realiza cuando nos entregamos por completo en las cosas que hacemos. Para ser constante es bueno establecer un horario o calendario con lo que queremos alcanzar, esto se puede lograr con una agenda o poniendo una alarma en nuestro móvil. Pasará una de dos: harás las cosas porque el móvil te lo recuerde o sencillamente mandarás el móvil a volar.

También es bueno poner visible aquellas metas que queremos alcanzar, en pocas palabras es realizar un mapa de acción. Este es un método de 10 para que el inconsciente lo procese.

6: Entrega: esta es la parte que más me gusta, para que algo funcione tienes que entregarte, dar todo lo que eres. Muchas veces no logramos nuestras metas porque sencillamente lo hacemos por hacer y no porque en realidad queremos hacerlo. Entregarse es hacer con amor lo que hacemos, es sin duda alguna disfrutar del proceso. Esa es la tarea, disfrutar y disfrutar del proceso.

7: Tiempo: oh querido tiempo, el dolor de cabeza de muchos y mío en algunas ocasiones. Somos mucho de que las cosas que queremos sucedan ya, queremos todo  ahora y si no es así automáticamente creemos que no vale la pena seguir haciendo aquello de lo que aún no vemos el resultado. No somos dioses para controlarlo todo y aquí es donde debemos aprender un poco más la lección, nos toca asumir que las cosas toman su tiempo y ese tiempo no siempre es el que nosotros creemos.

Quiero invitarte a que busques lápiz y papel y comiences a determinar todo lo que quieres lograr. Ponle fecha de inicio y final a aquello que quieres lograr. No te quedes callado y cuenta tu idea a alguien de confianza .Esto nos ayudará a comprometernos un poco más.

Este 2017 es nuestro año para llenarnos de éxito. ¡Lo creo!

Saludos. 🙂

¡Seguimos!

 

 

Error: Formulario de contacto no encontrado.

[yasr_overall_rating size=”medium”]

 

Loading

Avatar del usuario

Escrito por

Alexa Dacier

Alexa Dacier / Psicología / Terapeuta sexual y de pareja
Todos necesitamos donde apoyarnos cuando emocionalmente creemos que no podemos más.

Aquí nos damos el permiso para:
Sentir.
Soltar.
Amar.
Aprender a poner límites.
Reconstruir nuestros vínculos afectivos.
Sostener relaciones sanas.
Aplicar la autocompasión.
Cambiar el dialogo interior.