Tiempo de lectura: 5 minutos
Lo que sentí cuando perdí a un ser muy querido en mi vida

Existen personas que no dejan de vivir, incluso cuando ya no están presente físicamente hablando. Alexa Dacier

Que difícil ponerle letras a este post tan real y doloroso, qué difícil es aceptar las cosas de la vida cuando en realidad te pasan a ti. Uno de los temas más difícil para mí es hablar de la muerte, odio de manera literal escuchar chistes o frases populares “todos nos vamos a morir” “algún día nos tocará irnos” Lo sé, eternos no somos, pero mientras la muerte o quien sea venga a buscarme, prefiero preocuparme por otras cosas. Me considero una miedosa con el tema de la muerte, lo veo tan raro aceptar que alguien que amas y que le gustaba vivir ya no este. ¡Cosas raras de la vida!

Cuando recibí la noticia de que una de mis hermanas había fallecido, literalmente sentí una sensación de vacío que sigo sintiendo y que se me hace difícil de asimilar. Confrontar que alguien que amaba ya no seguía con nosotros me hacía sentir sensaciones extrañas que nunca imagine sentir. Nunca había perdido alguien tan cercano en mi vida y mucho menos a alguien a quien tanto amaba y seguiré amando a pesar que físicamente no esté presente. De las cosas más dura en la vida es el saber que aquellos que amamos ya no siguen presente. Son de esos dolores de la vida que nos cuesta superar.

[bctt tweet=”Algunas heridas no cicatrizan con el tiempo ” username=”alexadacier”]

Cada día que pasaba juraba que estaba en una pesadilla, tenía una sanción de que alguien me iba a despertar y que las cosas iban a ser igual. Pero no, era todo muy real. Con esa noticia mi vida tomó un giro de 180 grados, ya no hago tantos planes para el mañana, es que a veces el mañana puede estar tan ocupado que no tenga tiempo para venir al presente.

La vida puede ser un segundo: y cuando te digo que puede ser un segundo, es que no tenemos el control de nada de lo que puede llegar a pesar dentro de 5 minutos, horas, meses, años. Por eso, ahora que puedes respirar, acaricia aquellas personas que dices amar. Deja de quejarte tanto por las cosas que quieres tener, comienza a amar lo que tienes; sea poco, no olvides que tienes vida y salud: eso no tiene precio.

Dicen que sabemos lo que tenemos hasta que lo perdemos, yo en realidad no creo mucho en eso, porque cuando amas a alguien con todo lo que llevas dentro, no necesitas perderle para darte cuenta de lo que en realidad vale esa persona para ti. No dejes que la vida te enseñe con golpes lo que podías haber aprendido con amor. No esperes al mañana para comenzar a querer a quien dices querer. No dejes tantas cosas para el después, no lo hagas.

[bctt tweet=”¡Por favor no dejes que la vida te quiete algo para comenzar a apreciarlo!” username=”alexadacier”]

Dicen que con el tiempo alguna heridas duelen menos, necesito mucho tiempo para calmar este dolor que sé que estará dentro de mí por mucho tiempo. Más que tiempo creo que necesitamos actitud para seguir incluso cuando llevamos el corazón roto. No hay palabras para consolar a un corazón que sabe lo que se siente el no volver a ver a alguien que te ha llenado la vida de tanto.

Solo con las situaciones dolorosas descubrimos las fuerzas que no conocíamos de nosotros y esto no es cuestión de ser fuertes o no, es solo cuestión de desahogarnos, saber ponerle nombre a esa sensación tan incómoda que llega a nuestro cuerpo. Sacar y sacar, dejar que las lágrimas tranquilicen un poco nuestra alma.

¿Y de las lágrimas? nunca se secan, ellas saben cuándo deben de salir, cada vez que recordamos a ese ser querido que ya no está presente en nuestras vidas ellas saben decirnos que el sentimiento sigue vivo. Son dolores que siempre están presente y que nos acompañaran durante mucho tiempo. Sencillamente se avanza con esas pérdidas, les damos un nuevo hueco a esas personas en nuestras vidas. Solo nos toca esperar que el tiempo nos hable.

Despedirse de alguien que amamos es intentar buscar un nuevo camino a nuestras vidas. No nos preparan para aceptar que estamos de paso en esta tierra y que tarde o temprano tendremos que dejar nuestro viaje aquí. De la noche a la mañana podemos perder a seres queridos sin estar preparados, por eso no dejes tantos; TE AMO, TE QUIERO, TE NECESITO, AQUÍ ESTOY, PUEDES CONTAR CONMIGO, ERES IMPORTANTE, para el mañana, porque no tenemos ninguna seguridad de las cosas que vamos a vivir después del AHORA.

De ahora en adelante voy viendo con la certeza de que vivir con tantos planes para el mañana es lo peor que podemos hacer en nuestras vidas. Que de nada me vale querer a mi familia y no decirles lo importante que son y serán para mí en todo tiempo. Que si algo me mueve es por algo, porque nuestras emociones nos hablan y nos hacen conectar un poco más con nuestro mundo interior.

Perder a alguien que amamos nos muestra claramente de que la muerte no tiene edad, que tarde o temprano nuestra luz se apagará y qué el ahora es lo único seguro que tenemos y vamos a tener. La vida puede ser un segundo y que penoso cuando no sabemos aprovechar al máximo nuestro día a día.

No dejes tantas cosas para el mañana, no permitas que la vida te quite algo de valor para darte cuenta de las cosas,  personas y cosas valiosas que tienes a tu lado.

[bctt tweet=”No necesitamos perder NADA para darnos cuenta de TODO lo que poseemos.” username=”alexadacier”]

Hay…

Hay vacíos que siempre están ahí

Hay heridas que nunca son sanadas

Hay dolores que se quedan para siempre

Hay momentos que parecen ser tan amargos y difícil de asimilar

Hay un tiempo justo: para poner en orden algunas lágrimas.

¿Cómo viviste la amarga experiencia de perder a un ser querido?

Alexa

Loading

Avatar del usuario

Escrito por

Alexa Dacier

Alexa Dacier / Psicología / Terapeuta sexual y de pareja
Todos necesitamos donde apoyarnos cuando emocionalmente creemos que no podemos más.

Aquí nos damos el permiso para:
Sentir.
Soltar.
Amar.
Aprender a poner límites.
Reconstruir nuestros vínculos afectivos.
Sostener relaciones sanas.
Aplicar la autocompasión.
Cambiar el dialogo interior.