¿Cómo aprender a estar sin pareja?

El final de una ruptura nos recuerda que antes de estar en esa relación, ya teníamos una vida. Sueños que querías cumplir y un futuro que te imaginabas sin esa persona.  Aunque a veces nos cuesta aceptarlo, la soltería es un tiempo para ocuparnos de una misma, ser nuestra prioridad. Un período sin pareja nos ayuda a reconocer que, sin una relación, también se puede estar bien. La soltería es un estilo de vida y aunque a veces llega sin pedir permiso, no hay nada malo si ahora mismo no tienes pareja, no te presiones por ello. Disfruta de ti.

Cuando llega la ruptura sin anestesia previa, nos quedamos en estado de shock, porque nos da miedo ver cómo será nuestra vida sin esa relación. Todo lo que queríamos y creíamos que éramos al lado de esa persona se derrumba y ahora tenemos que construir una vida sola. Lo impresionante de todo esto es que te están haciendo un regalo precioso, te estas quedando contigo y eso es siempre ganancia a pesar del dolor que dejan algunas rupturas.

Puedes ser feliz sin pareja, puedes construir tu vida sin pareja, puedes conseguir tus metas personales sin pareja. Puedes ser plena y completa sin estar en una relación. Muchas personas han podido reconstruir sus vidas después de una “mala experiencia” en el amor. No es solo una frase hecha, tú también puedes seguir sin esa persona y estar bien sin una relación. Lo sé, hemos compartido tantas cosas bonitas al lado de alguien que ahora no sabemos qué será de nuestra vida sin esa persona.

Siempre digo que estar en pareja es bonito, pero, saber estar bien con una misma sin una relación, es el regalo más preciado que nos puede dejar el desamor o el amor. Todo depende de cómo ves el amor o cómo te ha marcado esas experiencias del pasado. En la soltería aprendes a estar bien con tus propios pensamientos, invertir en tu crecimiento personal y sobre todo a reconocer que sola puedes disfrutar y vivir la vida.

Muchas personas nunca han estado solteras del todo. Y creo que es algo que necesitamos aprender para poder construir más adelante relaciones más sanas. Porque quien sabe ser feliz sin pareja, no pierde su tiempo en esperar que los demás le hagan feliz. Ir saltando de una relación a otra sin hacer pausa para aprender a estar con uno mismo puede ser peligroso en algunas ocasiones.

Adaptarse a la soltería a veces puede ser gradual, vas a necesitar un poco de paciencia. Lo más importante es no olvidar que te estas quedando contigo. Por más duro o triste que sea la felicidad, no olvides aprender a elegirte en medio de esta etapa llamada soltería.

La soltería nos enseña que podemos ser independientes, emocional y económicamente. El no depender de nadie, siempre es una garantía segura para elegir un poco mejor a quien le vamos a llamar amor. Desde esa independencia somos responsables por completo de nuestra vida y no buscamos que otros lo hagan. Con la soltería aprendes a complacerte a ti misma en todo el sentido de la palabra.

Ahora tu prioridad es aprender a estar bien contigo misma. Aprender algo nuevo, tener un nuevo hobby, sacar tiempo para ver esa lista de cosas pendientes por hacer que has dejado en el baúl de cosas para el “después”. La soltería es como aprender a montar en bicicleta, conducir o tocar un instrumento musical. Dedicación y tiempo para poder conseguirlo. Cuando nos comprometemos con nuestra soltería iremos descubriendo poco a poco que cosas nos pueden llenar y ayudar a vivir de la mejor manera posible dicha etapa.

Aprender a estar sin pareja puede ser una gran oportunidad para reconstruir nuestro concepto sobre el amor. Ver desde qué lugar elegimos a las personas que dejamos que estén a nuestro lado y sobre todo que podemos ofrecer y esperar de una relación. Sin pareja creo que eres más consciente de aquello que das a otras personas y que es lo que ahora no vas a negociar en una próxima relación.

Vivir bien la soltería

Vas a necesitar ser una persona muy segura de ti misma para poder vivir de la mejor manera posible el estar sin pareja. Con la soltería tenemos espacios para sanar viejas heridas del pasado. El objetivo principal de estar sin pareja debería ser aprender a ocuparse de uno mismo. Tarea que puede ser difícil porque muchas veces nos pasamos la mayor parte del tiempo huyendo de quedarnos a solas con quien somos. Lo peor no es quedarse sola y lo mejor no es tener pareja. Cualquiera que sea la decisión que elijas no olvides que en ambas necesitas tener paz. A veces se puede ser feliz en pareja y otras veces infeliz estando sola.

Reflexiones que te pueden ayudar a aprender a estar sin pareja

·        Puedo estar bien sin pareja.

·        Puedo ser feliz sin una relación.

·        No pasa nada por ir sola; al cine, cenar, bailar, viajar. Soy mi mejor compañía y conmigo puedo estar bien.

·        La soltería es un estilo de vida aceptable.

·        Estar sin pareja no significa que no sea suficiente para estar al lado de alguien.

·        Soy una persona completa sin estar en pareja.

·        Puedo tener paz, ser feliz y disfrutar la vida sin una relación.

·        Con la soltería voy a intentar descubrir quién soy y qué es lo que en realidad quiero en el amor.

·        Elijo quedarme conmigo por ahora y es algo que quiero respetar.

Y aunque nos venden mucho la idea de que somos más felices estando en pareja, no te engañes. No todas las personas que están en una relación son felices o se sienten amados del todo. Para aprender a seguir sin una pareja y darle prioridad a la soltería, es necesario que reconozcas que tú eres tu mayor fuente de felicidad.

No olvides que estás contigo, disfruta de ti lo más que puedas.

Alexa ❤


Imágenes de: Adobe Stock

Written by

Alexa Dacier

Alexa Dacier / Psicología / Terapeuta sexual y de pareja
Todos necesitamos donde apoyarnos cuando emocionalmente creemos que no podemos más.

Aquí nos damos el permiso para:
Sentir.
Soltar.
Amar.
Aprender a poner límites.
Reconstruir nuestros vínculos afectivos.
Sostener relaciones sanas.
Aplicar la autocompasión.
Cambiar el dialogo interior.