[yasr_visitor_votes size=”medium”]

Carta para una mujer herida

Hola, me gustaría decirte que mañana de manera milagrosa eso que tanto te duele, pasará. Pero sería una mentira más que no quiero agregar en tu vida. Sé que nadie se ha puesto en tu lugar, llevas en tu hombro una carga que a veces te cuesta cargar. Tienes días donde no puedes seguir fingiendo que todo esta bien, a veces es valido caer en llanto y dejar que el dolor se calme mediante esas lágrimas, no necesitas tener el control de todo y cuando creas que no puedas más, no sigas. Detente y comienza a conectar con eso que tanto te duele.

Quizás la vida no ha sido justa contigo, todo ha salido mal, lo has dado todo y te han dejado sin nada. Tienes noches donde llorar es un maratón y salir de ahí te cuesta. A veces te miras en el espejo y no reconoces quien eres, no sabes cuándo y cómo te perdiste dentro de ti. A veces eres una extraña, te condenas y revives esos errores del pasado. Llevas muchos fantasmas del pasado dentro de ti, soltar te duele, no sabes como vivir en el presente sin dejar el pasado en el lugar que le pertenece.

A veces no sabes como podías ser tan ciega y dar lo mejor que llevas dentro a algunas personas que nunca te quisieron valorar. A veces te cierras a todo y todos, eres amante de tu soledad y sacarte de ahí puede ser muy difícil. Te has refugiado en ti, porque solo tú sabes como te sientes cuando todo esta mal.

Te has tenido que levantar sola en muchas ocasiones, te has sentido muerta, sola, abandonada, sé que a veces tu dolor no te permite ver algo positivo en tu vida. Lo has intentado mil veces, seguir sin esa carga o ese dolor que llevas, pero a veces caes, te hundes, visitas tu pozo de tristeza y te sientes protegida.

Llevas muchas huellas en tu alma, llevas cicatrices que cuestan ser sanadas, te has tenido que curar tu misma y a veces sin querer vuelves a cortar esas heridas donde te llevan a sangrar y recordar todo ese daño que alguien te hizo.

Te piden que seas fuerte, que no hables más de eso, que dejes eso en el pasado, que te recuperes de manera milagrosa y que sigas la vida como que nada ha pasado. Toma tu tiempo, si algo te duele solo tú sabes porque te duele. Nadie se va a poner en tu lugar, nadie te sacará de eso pozo si no quieres hacerlo.

No sabes de donde sacas tantas lagrimas para llorar, ese dolor no se va de la noche a la mañana, te llenas de sensaciones extrañas, conoces la ira, la rabia, la angustia y la desesperación al mismo tiempo. A veces quisieras ser el mismo Karma y hacer pagar a esa persona por todo el daño que te hizo. Perdonar para ti no es tan fácil cuando han jugado suciamente con tus sentimientos.

Llevas tu coraza y tienes todo el derecho del mundo en desconfiar un poco. Has confiado ciegamente en esa entrega que te has olvidado de ti. Te cuesta dar todo a medias, a veces te anulas para mantener a otros en tu vida. No necesitas sacrificarte para ser feliz con otros, si tienes que negociar tu amor propio, sal corriendo.

[bctt tweet=”Te costará un poco entregarte de nuevo, pero lo harás, personas como tú, no dejan de dar lo mejor que llevan dentro.” username=”alexadacier”]

A veces sientes la sensación de que has perdido una parte de ti, te cuesta verte entera y seguir el curso de la vida. Pero rota o entera, siempre podrás contar contigo. Siempre te vas a tener ahí en tus peores batallas. Puedes contar contigo y lo sabes.

Un día sin más la vida te va a premiar, no lo dudes. Tarde o temprano llegará tu recompensa. Tú misma te secarás todas esas lágrimas, te llenarás de valor y seguirás renovada, amándote, aceptando todo y siendo una luz para otros. Brillarás como nunca lo has hecho en tu vida, darás todo lo bueno que tienes dentro y a la misma vez dejarás algo de reserva para ti.

Aprenderás de esto, que tú siempre debes y necesitas estar en primer lugar. Tienes una valentía enorme dentro de ti, aprende a descubrirte incluso en medio del dolor. No tienes que demostrar a nadie lo que vales. Cuando aprendas el valor que tienes dentro, sabrás dejar en tu vida a personas que te sumen. De ahora en adelante analiza que tipo de personas tienes cerca. A veces lo que necesitas no tiene nada que ver con lo que quieres, aprende a poner en balanza tus prioridades. No todo en tu vida es negociable y lo sabes.

Respeta tus valores y tus creencias, siempre serán tu sello de identidad y si tienes que ponerlo en balanza, estarás matando ciegamente tu amor propio.

Ahora te toca reconstruirte, sanarte, a tu ritmo, a tu tiempo, sin juzgarte, ni herirte más. Sencillamente te toca sanar cada herida que llevas dentro, no importa quien o quienes lo hicieron, sencillamente es tuya la responsabilidad de sanarte.

Hoy saca un momento para escucharte sin condenarte, abraza tus inseguridades, respeta tu tristeza, no corras detrás de nada fugaz en tu vida.  Ahora debes tener muy claro que vales lo suficiente para que nadie te haga vivir lejos de tu amor propio.

[bctt tweet=”Llora todo lo que quieras, con el tiempo esas lagrimas se irán cuando tengan que irse.” username=”alexadacier”]

No te alejes tanto de esas personas que saben seguir contigo en medio de todo. Busca a esos amigos que han estado en las buenas y en las malas. Mira las cosas y las personas que hoy siguen cerca de ti.

Y a pesar del dolor y de esas heridas, agradece por todo. Por lo que fue y por lo que dejó de ser. Ya verás como todo tiene un orden y sé que algunas cosas no tienen sentido. Pero tu tarea no es buscarles sentido a esas cosas, no te olvides más de ti.

Alexa ❤ 

 

 

Written by

Alexa Dacier

Alexa Dacier / Psicología / Terapeuta sexual y de pareja
Todos necesitamos donde apoyarnos cuando emocionalmente creemos que no podemos más.

Aquí nos damos el permiso para:
Sentir.
Soltar.
Amar.
Aprender a poner límites.
Reconstruir nuestros vínculos afectivos.
Sostener relaciones sanas.
Aplicar la autocompasión.
Cambiar el dialogo interior.