Carta para el universo

Querido universo hoy vengo a pedirte que esta vez te pongas de mi parte. Dicen que pedir desde el corazón puede ayudar a que las cosas funcionen, espero que sí, vengo cargando con algunas cargas que me cuestan soltar del todo y a veces no sé como descargar mi mochila emocional y seguir ligera en la vida. He tenido que ser fuerte cuando no sabia como serlo y lo fui, llegaron situaciones que me llevaron a caer en el pozo, pero aun así supe y tuve la valentía de elevarme y seguir.

No llevo una lista inmensa de cosas por pedirte a veces no quiero cosas para ser feliz, tengo lo suficiente para seguir completa en medio del caos y eso me hace reconocer que a pesar de todo siempre has estado ahí obrando en mi vida mediante los pequeños detalles. Sería injusto quejarme o decir que tengo una mala vida, cada día puedo ver el sol, tengo un techo y comida, lo sé, nuestra naturaleza nos lleva a buscarle la quitan pata al gato. Solo quiero pedirte que me ayudes a nunca dejar de agradecerte en medio del caos, sé que las comparaciones no son buenas, pero a veces lo hago, es parte de mi naturaleza creer que lo que otros tienen me harán feliz y sé que no es así.

Ayúdame a ser un ser libre, no quiero vivir más de apegos. Quiero sentirme libre en las cosas que hago y al lado de las personas que me rodean. He aprendido con lagrimas en los ojos que los apegos no son buenos, dame luz y claridad cuando esté llevando mi vida a depender de los demás.

Querido universo, te pongo en tus manos a mi familia y amigos, para que conforme a tu voluntad puedas darle lo que ellos tanto te piden. Confió en tu poder para ver a los míos felices y viviendo la vida que tanto desean.

Te pido que apartes de mi el egoísmo, la envidia, la avaricia y el vivir una vida vacía, donde para llenarla tenga que lastimar a otros. No quiero que mi felicidad dependa de la tristeza de lod demás 

Querido universo, te pido que cuando llegue la tristeza, las pérdidas y las decepciones, me des las fuerzas que en realidad necesito para sobrellevar dichas cargas. A veces siento que me castigas cuando algo negativo me pasa, pero también soy consciente de que todo tiene un orden y al final son lecciones para pasar al siguiente nivel.

Querido universo, no te pediré fuerza para sobrellevar las cargas, pero te pido las próximas que vengan en mi vida no me llevan más a la locura. Quiero aprender de ellas porque al final vienen por algo, pero no permitas que me pierda mientras busque sentido a lo que no lo tiene. Si algo no depende de mí, quiero entenderlo y aceptarlo sin hacer drama.

Querido universo, deposito en tus manos mis proyectos, conoces cada uno de mis sueños, deseos y anhelos en la vida. A veces me desvió de mis objetivos, me pierdo entre lo que quiero y necesito, pero siempre me guías y me haces ver que tengo vocación y pasión en la vida. Gracias por darme luz en medio de la oscuridad y enseñarme hacia donde necesito seguir del todo.

Querido universo, quiero entregarte mis deseos de encontrar una pareja en mi vida, no quiero elegir yo, porque sé que voy a elegir mal como siempre lo hago. Quiero darte las gracias por adelantado porque sé que vendrá esa persona que llenará mi vida de paz y estará a mi lado cuando más lo necesite. No quiero más cobardes en mi vida, amores a medias o quedarme vacía cuando entregue algo a alguien que no valore dicha entrega. Tú, conoces el tipo de persona que soy y lo que en realidad me merezco en mi vida, por favor te lo pido no dejes cerca de mí a personas vacías, llenas de maldad o que no quieran caminar en la misma dirección que yo en la vida. ¡Aprendí la lección!

Querido universo, declaro con el corazón en la mano que de ahora en adelante vendrán a mi vida cosas buenas, personas valiosas y llenas de esencia para darme. Que después de las dificultades siempre llega la calma y que ahora es mi tiempo de no nadar contra la corriente. Ahora siento paz en medio de todo, porque ya he pasado por las lecciones mas duras y AHORA es mi tiempo para disfrutar y vivir sin dolor. ¡Me lo merezco y lo sabes!

Querido universo, lleva mi vida a una vida donde el amor propio sea mi mejor traje, he vivido mucho tiempo apartada de mí y ha sido lo peor que me ha sucedido y no quiero repetirlo más. Dame la oportunidad de ser siempre mi mayor prioridad y poder contar conmigo en mis peores momentos. Sé que puedo y debo contar conmigo, pero a veces me fallo, me lastimo o me condeno por algunos errores del pasado y me cuesta estar en paz conmigo misma. Ayúdame a ser mi propia aliada cuando los demás decidan irse, quiero estar para mí cuando me sienta sola y perdida en la vida.

Querido universo, te pido que me permitas dar siempre lo mejor que llevo dentro, ni más ni menos, lo mejor y no hacerle daño a las personas que tengo cerca de mí. Ayúdame a servir y conectar desde la bondad con la vida. Quiero ser un instrumento para aquellos que me puedan necesitar.

Querido universo, te deposito mi financia, mis riquezas, ya no quiero vivir desde la escasez. Te doy gracias por adelantado porque sé que a mi vida viene mucha abundancia en camino, creo que ya es tiempo de que esmeres un poquito más en esa parte en mi vida. No quiero mucho y lo sabes, lo suficiente para ayudar a los míos y vivir una vida desahogada.

Querido universo, gracias por que siento que viene de camino más felicidad, más amor, más alegrías que penas.

Alexa
♥️

Written by

Alexa Dacier

Alexa Dacier / Psicología / Terapeuta sexual y de pareja
Todos necesitamos donde apoyarnos cuando emocionalmente creemos que no podemos más.

Aquí nos damos el permiso para:
Sentir.
Soltar.
Amar.
Aprender a poner límites.
Reconstruir nuestros vínculos afectivos.
Sostener relaciones sanas.
Aplicar la autocompasión.
Cambiar el dialogo interior.