Carta para una mujer que no se ama



Te miras en el espejo y no aceptas lo que ves. Te cuesta amarte sencillamente porque otros dejaron de hacerlo, te abandonas porque otros se fueron de tu vida. Vives hace tiempo criticando todo lo que eres, te cuesta aceptar tus imperfecciones y ponerte en primer lugar. No eres tu prioridad en la vida, no decides desde tu paz interior, haces todo lo posible para que otros estén bien y te olvidas de ti. Tu amor propio hace tiempo lo has hipotecado en cosas banas y con personas que no han sabido darte lo que en realidad te mereces.

Llevas casi toda tu vida queriendo que otros se hagan responsable de tu felicidad, no eres consciente que solo tú puedes darte lo que tanto vives esperando del exterior. No es justo que deposites tu felicidad en los demás y que esperes tanto de personas que tarde o temprano se irán de tu vida. No es justo que te sigas olvidando de ti, sabes que eres la única persona que siempre estará cuando los demás decidan irse.  

Ya es tiempo para que comiences a contar contigo, sabes que te vas a necesitar mucho más de lo que te puedes imaginar y que bonito contar con uno mismo cuando vivimos en paz con todo lo que somos.

Hace mucho que no te dices una palabra bonita, no te quieres, a veces quieres hacerlo y no sabes como hacerlo. Quererte no es cuestión de química o magia y lo sabes, es sencillamente comenzar a mirarte con ojos de amor y reconocer que, si no te amas, nadie lo hará. No puedes dar lo que no tienes y cuando lo entiendas, ahí aprenderás a ponerte en primer lugar.

En tu vida ha pasado muchas cosas que te hacen alejarte cada vez más de tu amor propio, no estas bien contigo y no haces nada para que eso cambie. Te preocupas mas en llevarte bien con los demás y eso te hace alejarte de todo lo que en realidad te mereces para ser feliz contigo.  

Vives buscando la aprobación de los demás para poder ser tú, para ti solo es válido lo que otros pueden DECIR para poder tomar acción en tu vida. Dejaste de escucharte, no sabes escuchar tu voz interior y eso te hace vivir en guerra contigo.

¿Desde cuándo te perdiste?

No lo sabes, te cuesta ver desde cuando renunciaste a tu amor propio. Lo importante es que puedas reconocer que el mejor momento para amarte es sencillamente AHORA. Este es el momento perfecto para establecer una relación solida contigo, una relación donde no necesitarás más anularte por otros.

A veces eres tu propia enemiga, escapas de poder estar contigo, no quieres escuchar todo lo que tienes dentro y eso es morir emocionalmente hablando. No es justo que sigas siendo tu enemiga, no es justo que no puedas estar en paz contigo.

¿Por qué te haces tanto daño?

Lo sé, no lo sabes, no tienes la menor idea porque pagas contigo el daño que otros te hicieron. Te sientes tan culpable por dentro que crees que dejando de quererte es lo único que te mereces. Sabes que te mereces cosas buenas en tu vida, te mereces un poco de felicidad y más alegría.

Respétate lo suficiente para darte cuanta cuando otros dejan de valorarte y por favor no sigas anulándote por personas que son felices sin ti. Ámate, de la misma manera que buscas ser amada. Cuídate, así como lo vives pidiendo a los demás. Aprende a quedarte contigo en todo tiempo. No más alejarte de ti y no saber cómo regresar a tu amor propio cuando más te estés necesitando.

Buscas amor en brazos equivocados, queriendo que otros llenen los vacíos emocionales que no quieres sentir en tu vida. Cada vez que alguien te falla o te abandona, sales lastimada porque te cuesta amar sin apegos, te cuesta aceptar que los demás no son responsable de completar tu vida. Tienes que estar muy completa para poder dar a los demás y no sentirte vacía en esa entrega.

Contigo también puedes, debes ser feliz y lo sabes. Puedes contar contigo en las buenas y en las malas, comienza a contar contigo. Has los arreglos necesarios para volver a estar en paz con tu amor propio.

No es justo que vivas culpando a los demás por tus derrotas, es válido entender que en algunas ocasiones puedes ser la víctima, pero cuidado con vivir siempre en ese papel. No te enamores tanto del pasado negativo, eso te llevará a vivir en un presente con miedos e inseguridades en tu vida.

Comienza por tu paz interior a elegir que tipo de personas quieres y te mereces en tu vida. Por favor, ya es tiempo de que comiences a centrarte en ti, comienza a cuidar tu amor propio, comienza de una vez a tener una relación contigo y con todo lo que llevas dentro.

Mírate en tu amor propio, ese amor que llevas dentro de ti. No renuncies a quererte por encima de todo y todos. Tu amor propio no es negociable, deja de recibir migajas de los demás para sentirte completa. Si no estás completa contigo, con tu compañía y tu soledad, nunca lo estarás con los demás.

Todo lo que dejas de darte te lo estas debiendo, y mientras más te alejes de tu amor propio, más deudas emocionales tendrás contigo. Por eso, paga las facturas emocionales que tienes contigo y no esperes que otros salden esas deudas. Te debes todo lo que has esperado de los demás y nunca te lo dieron.

Retoma tu vida por ti y para ti, sé desde ahora la única que guie su vida a su ritmo. Solo tú puedes llevar el timón por completo de tu vida, responsabilízate de tu felicidad. Eres la única que debes dirigir de ahora en adelante el escenario de tus sentimientos y emociones.

No esperes más milagros del universo para ser feliz, tú eres el mejor milagro que necesitas para restaurar por completo tu vida.

Alexa

Pide tu cita
Psicóloga online
Seguimosalexadacier@gmail.com 
Whatsapp +34 602 440 573

Written by

Alexa Dacier

Alexa Dacier / Psicología / Terapeuta sexual y de pareja
Todos necesitamos donde apoyarnos cuando emocionalmente creemos que no podemos más.

Aquí nos damos el permiso para:
Sentir.
Soltar.
Amar.
Aprender a poner límites.
Reconstruir nuestros vínculos afectivos.
Sostener relaciones sanas.
Aplicar la autocompasión.
Cambiar el dialogo interior.