Tiempo de lectura aprox: 3 minutos, 26 segundos

Reflexiones que deberíamos hacernos cuando un año termina

El año 2022 se está terminando, queda poco para despedirnos de él y darle la bienvenida a un nuevo año. Un cierre de año a nivel emocional puede mover muchas cosas en nosotros, porque, aunque no quieras, pones en balanza muchas cosas y ves que quizás no estás en el lugar que querías estar, no tienes lo que se supone que debías tener y te ves cara a cara con cosas que no pudiste gestionar. La incertidumbre se instala y de seguro no quieres repetir situaciones que fueron dolorosas para ti vivir. Abrázate por llegar hasta aquí y no te des tantos latigazos emocionales por las cosas y personas que no estarán a tu lado cara a un nuevo año.

Un cierre de año nos hace ver quienes han seguido a nuestro lado. Y seguro también tendrás que recordar quienes decidieron irse, todas esas veces que tuviste que soltar y aferrarte a ti para ponerte a salvo. No siempre las personas que inician el año con nosotros pueden terminarlo en nuestra vida, duele, pero es parte de vivir. Cerrar y dejar ir es parte de la vida y muchas veces cuando un año termina solo nos toca descargar nuestra mochila para ir más ligeros. Pon en balanza lo que para ti será importante tener contigo en el 2023.

Quizás muchas expectativas tienes sobre cómo será tu vida en el 2023, cosas, lugares o personas que quieres que se queden. Cuidado con tus expectativas, intenta aterrizarlas y que sean coherentes con quién eres. Año nuevo no significa que tu vida va a cambiar milagrosamente, no significa que vendrán cosas nuevas. Es la continuidad de la vida que ya tienes.

Reflexiona sobre las diferentes áreas de la vida como fue tu año

Los mayores intereses del ser humano se encuentran en el contenido de estas áreas, cultivarlas, cuidarlas, te pueden ayudar a tener una vida equilibrada y ver qué cosas necesitas mejorar para el 2023

En lo emocional

¿Qué tal fue tu año a nivel emocional? ¿tuviste donde apoyarte? ¿Te diste la oportunidad de ir a terapia? ¿Cómo aplicaste el autocuidado durante este año?

A veces pasamos por alto el cómo estamos a nivel emocional, es importante entender que necesitas ocuparte de tus heridas, de las cosas que te hunden e incluso el aprender a estar ahí para ti.

En lo sentimental

¿Cómo te ha tratado el amor durante este año? ¿Has tenido lugares seguros para dar y recibir amor?

Cuidar esta área es una tarea que nunca termina, porque es un recordatorio de nuestros límites, expectativas, deseos y necesidades a la hora de cultivar vínculos afectivos con otras personas.

En lo económico

Quizás te ha ido bien, quizás no ha sido un dolor de cabeza. Espero que no haya sido un caos para ti. Cuando esta área no se puede sostener, la tristeza se instala, la incertidumbre nos castiga y emocionalmente nos sentimos hundidos.

Si esta área es una tormenta para ti, intenta ver cómo puedes educarte a nivel financiero, como puedes reducir tus gastos y tener un fondo para emergencias.

En lo familiar

No siempre la familia es un lugar seguro para estar, quizás por límites que ellos no saben respetar. A veces no sabemos cómo expresar lo que sentimos, incluso el sentirnos juzgados nos impide hablar de cosas que nos duelen.

Aunque hoy en día también podemos crear familia con los amigos que elegimos.

En lo social

Si eres inmigrante como en mi caso, quizás para ti sea un poco difícil conocer personas nuevas y tener un grupo de apoyo lejos de tus seres queridos.

El área social refuerza nuestra autoestima, nos permite apoyarnos en otras personas y desconectar un poco de la monotonía que puede caer nuestra vida.

En lo sexual

La sexualidad es un tema que muchas veces descuidamos y no debería ser así. ¿Cómo cuidaste tu sexualidad durante este año? ¿Cuántas veces te diste la oportunidad de conectar con tu cuerpo? ¿Tuviste la oportunidad de compartir tu placer con otras personas? ¿Qué cosas quieres aprender a gestionar sobre tu sexualidad?

En la salud

Espero que tu salud no se viera afectada durante este año. Sería bueno que pudieras poner en balanza que cosas necesitas para cuidar y sostener dentro de lo posible tu salud.

¿Qué tal tu alimentación?

¿Sueles hacer ejercicios con frecuencia?

¿Tienes algún método para drenar tus emociones, yoga, pílate, meditación?

En lo relacional

¿Cuánto tiempo de calidad has tenido para estar con otros?

Si tu vida social no ha sido plena, intenta hacer un balance de cuantas personas te sueles relacionar, amigos, familias, compañero de trabajo o de estudios.

¿Cuánto tiempo pasaste con esas personas que te quieren?

Nota:

No es tarde para llamar a esas personas que quieres y llevas tiempo sin saber de ellos. Invita más a tus amigos a tomar un café, salir a pasear o verse las caras para hablar. Recuerda que nuestra naturaleza no es compatible con estar siempre solos.

En el área espiritual

Para mí es la conexión con uno mismo, esa relación íntima que cultivas, sostienes para estar bien por dentro y luego por fuera.

Esta área te permite darle sentido, propósito real a tu vida. Es la conexión que tienes con tus valores, cómo festejas, las cosas bonitas que haces por ti.

Es como vivir en coherencia con tus principios.

En el área del conocimiento

¿Has invertido tiempo para aprender algo nuevo durante este año?

¿Sientes que has crecido a nivel de aprendizaje?

Dicen que el conocimiento no pesa y para mí tener sed de aprendizaje es importante para darle sentido a nuestra vida.

¿Qué nuevos conocimientos te gustaría experimentar en el 2023?

Cosas que puedes hacer para cultivar área de conocimiento

·        Hábitos de lectura.

·        Aprender algo nuevo.

·        Ir a terapia.

En lo profesional

¿Trabajas en lo que quieres? Cuando no es así, esto genera mucha ansiedad y malestar en nosotros.

¿Cómo te sientes a nivel profesional? ¿Estás en lugares donde valoran lo que aportas? ¿Sientes que tu vida profesional tiene el sentido que tanto querías?

Alexa Dacier

Psicóloga

Terapia de pareja y sexología clínica

Loading

Avatar del usuario

Escrito por

Alexa Dacier

Alexa Dacier / Psicología / Terapeuta sexual y de pareja
Todos necesitamos donde apoyarnos cuando emocionalmente creemos que no podemos más.

Aquí nos damos el permiso para:
Sentir.
Soltar.
Amar.
Aprender a poner límites.
Reconstruir nuestros vínculos afectivos.
Sostener relaciones sanas.
Aplicar la autocompasión.
Cambiar el dialogo interior.