Tiempo de lectura: 5 minutos


Aceptando y comprendiendo el por qué y para qué en nuestras vidas.

He tenido que aprender cosas muy importantes en mi vida sin querer hacerlo. Creo que como a muchos adolescentes, en la mía quería cambiar cosas e incluso cambiar de mi físico cosas que no aceptaba.

Hoy quiero hablarte de dos palabras que intento aplicar en todo lo que hago y recibo de la vida: por qué y para qué.

Consecuencias de algo que simplemente tenía que pasar. Cosas  que solo son de la naturaleza que  tiene algo para mostrarnos. Pero que no vemos dicha enseñanza hasta abrir los ojos del optimismo y aceptar.

Difícil tarea aceptar las cosas negativas o las cosas que no esperamos de la vida. Aquí radica el conocernos en medio de todo.


¿Por qué y para qué?

El por qué y para qué, son dos términos que debemos  identificar en nuestras vidas. Cuestionamos muchas las cosas que nos pasan, nos arropamos con el  pasado y se nos olvida avanzar en el curso de la vida.

Hay cosas que nos marcan y nos dejan sin ganas de querer hacer nada. Nada es suficiente para no avanzar en nuestras vidas.

Date tu oportunidad de vivir guiado por un impulso positivo.

Todo lo que haces en la vida debe ir acompañado de un por qué y para qué.

¿Por qué haces lo que haces?

¿Para qué o qué quieres lograr con aquellas cosas que haces?

Que nada en tu vida suceda porque sí. De ahora en adelante invítate a tener una vida basada en propósitos y no coincidencias.

Lo que haces debe estar siempre basado en propósitos.

Una vida basada en propósitos:


¿Qué es una vida basada en propósitos?

Una vida basada en propósitos es reconocer qué cosas o personas nos ayudan a guiar nuestras vidas de manera diferente y positiva.

¿Tiene propósito tu vida? Es una pregunta que debes hacerte ahora mismo y responderte lo más sincero que puedas.

Puede ser que ahora mismo tu vida no esté pasando por la mejor etapa de toda tu vida. Recuerda que solo es eso, una etapa. Y cuando termines  esta etapa, algo aprenderás de ella.

Una vida basada en propósitos nos lleva a tener un estímulo o motivación en la vida, esa motivación o estimulo nos permite levantarnos en los momentos difíciles de nuestras vidas. Momentos que saben llegar para algo.

Herramientas, no todos sabemos cuándo y cómo identificar las herramientas que tenemos para avanzar en la vida.


Muévete
por algo y para algo.

Evaluar nuestros logros:

Es muy fácil caer en las garras del señor queja: quejarse no nos permite ver lo que hemos logrado. Cuando vivimos quejándonos de por qué a mí, por qué yo, qué hice, le damos la oportunidad a nuestra vida  de tener una vida que no agradece. Y cuando no agradecemos se nos hace muy difícil avanzar de manera plena en la vida.

Las personas agradecidas son personas optimistas y muy raras vez suelen enfermarse.

Seguir sin miedo:

Todos sabemos qué es el miedo, pero lo malo es que no sabemos seguir el curso de la vida con el miedo.

Es mucho lo que se dice de vivir o tener una vida sin miedo. Pero lo cierto es que el miedo muchas veces nos impulsa a hacer cosas o solo quedarnos en la nada.

Intenta conocer e identificar qué tipos de miedos son frecuentes en tu vida. Solo así podrás avanzar.


 Los errores del pasado:

Debemos aprender a lidiar y aceptar que los errores del pasado no determinan quienes somos o quienes queremos ser.

Es cierto que muchas veces arrastramos cosas que nos marcan y se nos hace difícil escapar de ellas. Pero siéntate un día a solas contigo, y evalúa que cosas del ayer no has podido superar. También analiza que necesitas para aceptar esos errores del ayer.

En el post Hola presente (el aquí y el ahora). te detallé las razones suficientes que necesitas para vivir el presente de manera consciente.

Avanzamos cuando aceptamos que las cosas del ayer no se pueden cambiar.


Actitud de agradecimiento:

La actitud positiva nos lleva a saber cómo y cuándo debemos ser agradecidos.

La gratitud nos permite crecer como seres emocionales.

Agradece lo más que puedas y esto te ayudara quejarte lo menos posible.

Se empático con aquellos que hacen cosas positivas por ti, de igual modo agradece a aquellos que de manera negativa influyen en ti, esto te permite identificar quien sí y quien no merece estar en tu vida.

Dónde te diriges:

La vida en sí misma es un camino, cada día que abrimos los ojos se nos está brindado la oportunidad de avanzar y avanzar. Objetivos, metas propósitos, sueños, metas, como quieras llamarlos, son las herramientas que nos impulsan a buscar y hacer los cambios que tanto queremos en nuestras vidas.

¿ Hacia qué dirección se está guiando tu vida?

¿Eres consciente de todo lo que haces y por qué lo haces?

¿Qué te motiva o te impulsa a moverte en el día a día?

Avanzar y seguir en el curso de la vida no siempre resulta ser una tarea fácil.

¿Qué beneficios se obtiene con una vida basada en propósitos?

Los beneficios que se obtiene son los siguientes.

  1. Una vida con propósitos: Nos permite levantarnos en medio de las situaciones difíciles que nos llegan en la vida.

2. Aceptamos y seguimos: Aceptar es reconocer los cambios de la vida y estos cambios nos permiten crecer y reconocernos en todo tiempo.

3. Gratitud: La vida nos da y de igual manera nos quita, somos muy buenos para agradecer las cosas positivas, pero de igual manera las negativas tienen alguna lección de aprendizaje en nuestras vidas.

4. Crecemos: Aceptar es crecer y ese crecimiento nos lleva a mirar o tener una vida de manera positiva.

5. Nos descubrimos: Descubrirse es reconocer las habilidades, fortalezas y debilidades que tenemos.

6. Simplificamos nuestra vida: Simplificar es definir y saber en qué cosas debemos administrar nuestro tiempo

7. Enfocamos nuestras vidas: Sin un propósito claro o eficaz, llevamos nuestra vida a navegar en direcciones falsas que nos llevaran a ninguna parte.

Nunca olvides, que no hay nada más gratificante que tener una vida basada en propósitos, esto es el motor del alma, es la fuerza que nos levanta en las caídas de la vida y es el bálsamo que necesitamos para cuando creemos que no podemos seguir el curso de la vida.

Si no tienes un plan de vida o no sabes el por qué y para qué de lo que haces en tu vida, busca lápiz y papel e inicia tu nuevo plan de vida. Y si ya tienes un plan de vida, sigue firme en lo que quieres y buscas en la vida.

¡Saludos!

¡Seguimos!

Loading

Avatar del usuario

Escrito por

Alexa Dacier

Alexa Dacier / Psicología / Terapeuta sexual y de pareja
Todos necesitamos donde apoyarnos cuando emocionalmente creemos que no podemos más.

Aquí nos damos el permiso para:
Sentir.
Soltar.
Amar.
Aprender a poner límites.
Reconstruir nuestros vínculos afectivos.
Sostener relaciones sanas.
Aplicar la autocompasión.
Cambiar el dialogo interior.