Tiempo de lectura: 6 minutos

Mi pareja y yo sexualmente no nos entendemos ¿Qué hacemos?

El matrimonio debe combatir sin tregua un monstruo que lo devora todo: la costumbre. Honoré de Balzac.

La pérdida del interés sexual puede surgir en cualquier momento con tu pareja. Las caricias, los besos, la expresión de amor o de intimidad sexual cuando disminuyen pueden ser un detonante para darnos cuenta de que no estamos cuidando y sosteniendo nuestra sexualidad en la relación. Muchas veces la rutina se hace presente y esto puede afectar mucho el deseo o esos momentos íntimos con la pareja. Cuando sexualmente ya no nos entendemos hace tiempo que física o emocionalmente nos habíamos distanciado y por eso hemos descuidado la sexualidad e incluso no existe ya ninguna atracción sexual.

Muchas veces el problema no es la intimidad sexual, a veces el problema tiene que ver con nuestros problemas personales e incluso como parejas pendientes en sanar, perdonar o resolver. Cuando el problema va a lo sexual es que emocionalmente hace tiempo nos sentimos desvinculados en ese lugar. Incluso el resentimiento acumulado nos aleja de disfrutar sexualmente con la pareja.

El sexo no siempre es lo único que puede sostener o unirnos como pareja, a veces esto desaparece porque necesitamos centrarnos en otras cosas. El conflicto surge cuando la comunicación sexual desaparece y no podemos ser honestas con lo que queremos o estamos sintiendo en ese lugar.

¿Por qué ahora no nos entendemos sexualmente hablando?

Encontrar una respuesta implica ser lo más honestos posibles con lo que está sucediendo en la intimidad de ambos. ¿Qué ha cambiado? ¿En qué hemos cambiado? ¿Nos sentimos atraídos en ese lugar? ¿Sexualmente queremos lo mismo? ¿Cuáles son las necesidades sexuales de ambos? ¿Cómo estamos ambos a nivel emocional? ¿Hemos ido a terapia sexual para ver qué otros recursos podemos agregar a nuestra sexualidad?

La única manera de entender porque sexualmente las cosas no van bien es hablando. Comunicación y no siempre queremos o podemos comunicarnos en algunas ocasiones. Quizás por vergüenza, por culpa o miedo a ver cómo va a reaccionar esa persona. Expresar cómo nos sentimos es fundamentalmente prescindible para que esa conexión sexual vuelva o poner en balanza lo que ambos necesitamos de verdad en una relación de pareja.

Seguir con tu pareja cuando crees que el sexo no funciona, es un problema que te llevará al sufrimiento. Es un desgaste emocional y físico que no vas a poder sostener por mucho tiempo. A veces las distintas maneras de ver y vivir el sexo pueden ser incompatibles y eso nos lleva a no entendernos, porque antes nos gustaba las mismas cosas y ahora no. E incluso esos desacuerdos sexuales pueden ser las causas que necesitamos para tomar la decisión de no seguir en la relación.

¿Por qué el sexo no funciona en estos momentos?

Podemos analizar muchos detonantes que pueden estar detrás. ¿Qué significa o implica la palabra sexo para ambos? A veces la forma de ver el sexo cambia y no encaja con lo que ambos quieren.

El sexo puede ser una forma de comunicar nuestras necesidades sexuales, obtener placer, disfrutarnos. Y a veces tú quieres placer y tu pareja no. Como sucede en las relaciones de pareja, en la intimidad sexual también necesitamos tener acuerdos y mucha COMUNICACIÓN.

Causas de porque el sexo desaparece

·        La llegada de los hijos y no tener espacio para intimar con la pareja.

·        No saber expresar nuestros deseos sexuales.

·        La mala comunicación sexual.

·        No saber aproximarse eróticamente, no saber seducir, no entender el lenguaje del cuerpo.

·        La mala convivencia, discusiones, desacuerdos sin resolver.

·        Mitos o creencias erróneas sobre la sexualidad.

·        Problemas de salud o de medicamentos.

·        Los guiones de la vida, el espacio personal, y los temas personales que tenemos que trabajar en ellos.

·        Confundir fantasía erótica con la realidad.

A veces sexualmente no nos entendemos por la vergüenza

Muchas personas lamentablemente se avergüenzan de su cuerpo, no se sienten cómodas al desnudarse. Ejemplo muy práctico, querer siempre tener intimidad con las luces apagadas es un indicativo de que no estás cómoda con el verte desnuda. Todos los seres humanos tenemos complejo con nuestro físico, hay cosas que no nos agrada del todo, pero, llevarte bien con ellos, es importante para poder tener una sexualidad sana con tu pareja.

Esas inseguridades no solo te alejan físicamente de tu pareja, también lo hace de manera emocional. Hablarlo con tu pareja será necesario para que pueda entenderte y acompañarte en ese proceso.  

Y por favor, el sexo no es solo penetración es mucho más, también es dar amor, tener gesto de cariño con esa persona, un abrazo, un masaje, escucharnos y sacar tiempo para mirarnos.

Revisa tus experiencias anteriores

A veces el problema surge por experiencias negativas de otras relaciones, abusos sexuales que seguimos arrastrando en nuestro presente.

El sexo es un mundo diferente para cada persona, quizás arrastras con creencias sobre el sexo que te impiden abrirte y disfrutar de esa parte intima con tu pareja.

Este trabajo lo puedes hacer en terapia, para ver desde un acompañamiento personalizado que hay detrás. Te sorprenderías al darte cuenta de que tu falta de deseo sexual tiene como detonante algo emocional que te ha afectado o te afecta en este momento presente.

¿Hemos ido al médico para ver si es algo disfuncional?

No podemos descartar esta parte, siempre es importante ver otros factores. La anorgasmia, la eyaculación precoz, el vaginismo son trastornos sexuales que en muchas ocasiones producen frustración y sufrimiento en las relaciones sexuales. Las disfunciones pueden estar asociadas a factores orgánicos o factores psicológicos. Por eso, es fundamental el trabajo de un especialista, ginecólogo, urólogo y el trabajo de un psicólogo/sexólogo.

Cuando hablamos de una disfunción sexual a veces es solo el espejo de otras cosas que no queremos o podemos ver. Las relaciones pasan por diferentes etapas, algunas de ellas afectan la intimidad sexual. Si tú y tu pareja han pasado por un acontecimiento de mucho impacto emocional, no duden en buscar la ayuda de un terapeuta de pareja.

En resumen

El sexo no es lo único que sostiene una relación de pareja. A veces la intimidad desaparece, por factores personales o una crisis como pareja. El punto aquí es ser lo más honesto posible, para poder comunicar y buscar una solución viable a lo que está sucediendo. Un conflicto tiene que ser algo que ambos veamos como un conflicto, porque si el conflicto solo lo ves tú, es probable que la situación no cambie. El sexo es un escenario perfecto para mostrarnos tal como somos, no es solo desnudarse físicamente al lado de esa persona, es también hacerlo de manera emocional, porque eso te va a permitir tener mayor conexión con tu pareja.

No siempre en las relaciones de pareja vamos a mirar el sexo de la misma manera, el punto aquí es ver si es compatible con lo que ambos quieren y pueden hacer en la intimidad.

Y no está de más si quieren y pueden, buscar la ayuda de un terapeuta sexual y de pareja, para entender más a cada uno y ver qué cosas nos está alejando sexualmente. 

Alexa Dacier

Psicóloga online

Terapeuta sexual y de pareja

Imágenes: Adobe Stock

Loading

Avatar del usuario

Escrito por

Alexa Dacier

Alexa Dacier / Psicología / Terapeuta sexual y de pareja
Todos necesitamos donde apoyarnos cuando emocionalmente creemos que no podemos más.

Aquí nos damos el permiso para:
Sentir.
Soltar.
Amar.
Aprender a poner límites.
Reconstruir nuestros vínculos afectivos.
Sostener relaciones sanas.
Aplicar la autocompasión.
Cambiar el dialogo interior.