Tiempo de lectura: 5 minutos

Inteligencia emocional. ¿Moda o en realidad sirve para algo?

Todo el mundo sabe lo que es una emoción hasta que se le pide definirla.  Joseph LeDoux. 

Hola de nuevo, hoy quiero hablarte de un tema que últimamente se está poniendo muy de moda. De esos temas que se ponen tan de moda y se escuchan tanto que al final no sabes si solo es moda o en realidad sirve para algo.

¿Qué es la inteligencia emocional? Para Daniel Goleman, la inteligencia emocional está relacionada con una mezcla de habilidades que poseemos que sirven para reconocer los sentimientos propios y ajenos, gracias a esto podemos elaborar nuestros pensamientos y nuestras acciones.

¿Qué son las emociones?

Las emociones viven presentes en nuestra vida, en todo lo que hacemos y sentimos. En pocas palabras, ellas nos alteran y sin duda alguna saben cambiar nuestro estado de ánimo. Las emociones son aquellos impulsos que nos hacen pensar, hablar y actuar en la vida.

[bctt tweet=”Las emociones nos mueven. ” username=”https://mobile.twitter.com/alexadacier/”]

Las emociones en pocas palabras es moverse, reaccionar por y para algo. En las 24 horas del día nuestras emociones están en movimiento, desnudando por completo todo lo que somos y porque reaccionamos de la manera qué lo hacemos ante cualquier situación que nos toque vivir en el día a día.

No podemos dudar que las emociones se hacen presentes siempre en nuestro día a día, esa sensación mágica que nos hace cambiar de un estado de animo a otro.  ¿Para qué sirven las emociones?

  • Las emociones nos aportan información de nuestro estado de ánimo, nos ayudan a saber el nivel de satisfacción que tenemos tanto en lo sentimental como en lo físico.
  • Las emociones sirven como foco, ya que ellas nos ayudan a ver todo lo que somos en lo interior y exterior (lo que sentimos y porqué lo sentimos).
  • Las emociones nos hacen vivir y disfrutar del presente; el aquí y el ahora.

Habilidades de las emociones.

  • Identificar y ponerle nombre a nuestros sentimientos.
  • Expresar lo que sentimos, cómo lo sentimos y porqué lo sentimos.
  • Analizar la profundidad de lo que sentimos.
  • Saber controlar nuestros sentimientos.
  • Controlar nuestros impulsos.
  • Bajar el nivel de estrés en nuestra vida.

Nuestras emociones básicas y sus funciones:

Miedo: Nos mantiene en alerta ante la amenaza a una situación peligrosa. En ocasiones nos ayudan a huir o atacar para poder protegernos. Y en muchas ocasiones el miedo sencillamente nos bloquea.

Sorpresa: Es una sensación ante una situación nueva o inesperada. Con la finalidad de asimilar los nuevos contextos.

Asco: Sensación que se siente cuando consideramos rechazo con algo o alguien.

Enfado: Sentimiento que se siente cuando nos sentimos vulnerables. Esta emoción siempre nos lleva  a estar a la defensiva.

Alegría: Sensación agradable cuando la felicidad de algo o alguien nos invade.

Tristeza: Lo sentimos cuando perdemos algo valioso. Nos ayuda a la reintegración personal mediante un encuentro con el aprendizaje.

Las 5 claves  de la inteligencia emocional.

Uno de los investigadores pioneros en inteligencia emocional Peter Salovery, clasifica la inteligencia emocional en 5 claves.

1- Capacidad de conocer las propias emociones:

Lidiar con nuestras emociones no es nada sencillo, pocas veces sabemos identificar lo que sentimos y porqué lo sentimos. El desarrollo de la inteligencia emocional es la capacidad que tenemos para ponerle nombre a aquellas emociones que sentimos en el momento que se sienten. Para lograr estos puntos la tarea principal es conocerse a uno mismo.

2- Capacidad de controlar las emociones:

Identificar nuestras emociones nos permite tener conciencia de las emociones negativas que nos abruman. Controlar nuestras emociones es la capacidad que tenemos para lidiar con aquellas emociones que muchas veces nos quieren llevar a la locura.

3- La capacidad de automotivarse:

El enemigo mayor del éxito es el ser impaciente. Para lograr aquellas cosas que nos hemos planteado siempre es necesario evaluar la capacidad que tenemos de creer en nosotros mismos.

Automotivarnos es la capacidad que tenemos para seguir el curso de la vida en medio de una situación difícil. Aprende a decirte palabras motivadoras cuando quieras tirar la toalla;  vamos, tú puedes, no te rindas, sigue.

4- Capacidad de reconocer las emociones ajenas:

A veces o casi siempre se nos hace difícil reconocer las emociones propias y reconocer las ajenas es una tarea mucho más difícil. Reconocer las emociones de los demás es cuando aprendemos a ponernos en el lugar de los demás, empatía.

El termino empatía no es sentir pena por lo demás. Empatía es socializar con las dificultades de los demás sin la necesidad de sentir lastima por las situaciones que estén viviendo.

5- Capacidad de controlar las relaciones:


Nuestra capacidad de establecer relación con los demás siempre ira relacionado con la manera que aceptamos nuestras emociones y las emociones de los demás.

Controlar las relaciones en pocas palabras es cuidar las relaciones que tenemos con los demás, esto es aceptar que todos poseemos emociones y que dichas emociones son personales. Aceptar las diferencias de los demás no resulta ser algo fácil, para eso debemos hacer conciencia de que las emociones son una mezcla de sentimientos que en ocasiones no sabemos controlar.

Hemos llegado al final de este post y en resumen me gustaría invitarte a que apliques la inteligencia emocional, el concepto de inteligencia emocional es conocernos y aceptarnos tal como somos. La inteligencia emocional aunque sea una moda de los últimos tiempos nos muestra que tiene grandes beneficios cuando sabemos aplicarla.

Las emociones nos mueven y esos movimientos nos ayudan a tener una vida basada en el presente. Una vida basada en el presente nos hace ser consciente de todo lo que nos sucede en el presente, de esta manera somos más realistas con todo aquello que sentimos, porqué lo sentimos y para qué sentimos esas emociones.

Saludos.

¡Seguimos!

Loading

Avatar del usuario

Escrito por

Alexa Dacier

Alexa Dacier / Psicología / Terapeuta sexual y de pareja
Todos necesitamos donde apoyarnos cuando emocionalmente creemos que no podemos más.

Aquí nos damos el permiso para:
Sentir.
Soltar.
Amar.
Aprender a poner límites.
Reconstruir nuestros vínculos afectivos.
Sostener relaciones sanas.
Aplicar la autocompasión.
Cambiar el dialogo interior.