¿Cómo salir de una relación tóxica?

No eres tóxica por estar en una relación tóxica. Una relación tóxica es una dinámica insana que ambas personas tienen en la relación. Por ello, es de suma importancia entender que aquí se trata de responsabilidades tenemos ambos en la relación. Salir de una relación tóxica es un proceso, no es algo imposible, pero se puede convertir en algo desgastador. Para saber identificar que es una relación tóxica tenemos que saber que implica quedarnos en un lugar donde el amor es sano.

Cuando hablamos de un vínculo tóxico tiene que ver con una relación donde el malestar emocional va en aumento. La palabra tóxica nos dice todo; algo insano, algo que hiere o hace daño.

Se trata de ver; ¿Cómo llegué aquí? ¿Cómo puedo evitar volver a vivir esto en el amor?

Existen detonantes que nos pueden ayudar a entender porque estamos en una relación tóxica, nuestras heridas del pasado, traumas que no hemos sanado, la mala experiencia que tenemos relacionados con el amor. Antes de dar el paso de dejar una relación tóxica necesitamos ver qué patrones venimos repitiendo de relaciones anteriores. Incluso el primer paso sería hacer una introspección personal (mirar hacia dentro).

Las relaciones tóxicas tienen como peculiaridad la dependencia emocional, que es una necesidad afectiva exagerada. Relacionado con lo que es el enganche emocional y la poca capacidad de salir de ahí o dejar a la pareja. En una relación tóxica hay mucho SUFRIMIENTO. Ojo; las relaciones no son perfectas, pero, cuando ponemos en balanza las cosas negativas y las positivas de la relación, reinan más las negativas y el desgaste emocional que hay en ese lugar. Muchas veces las personas que están en una relación tóxica no saben cómo dar el paso de irse, porque el miedo  les hacen creer que no podrán tener algo mejor más adelante.

Casi siempre donde la relación se vuelve tóxica la autoestima desaparece, nos anulamos, nos rompemos para sostener algo insano y quedarnos donde no pueden querernos o darnos ese valor que nos merecemos. Es importante trabajar nuestro concepto de amor propio, para poder mejorar nuestra forma de quedarnos en algunos lugares.

¿Cómo podemos salir de este infierno emocional?

Ve a terapia

No quiero que sea agresivo para ti, pero, a veces es difícil dar el paso de irnos de algunos lugares, sabiendo que ahí ya no es. Ir a terapia es ocuparnos de nosotras y ver qué cosas nos han llevado a permanecer en esos lugares donde el amor se ha convertido en algo insano.

Las relaciones tóxicas suelen ser como las adiciones, quieres salir de ahí pero, por ti sola es difícil dar el paso. Y es que a veces no es tan sencillo irse como creemos.

Con la terapia podrás reconstruir tu forma de amar y sobre todo elegir mejor en el amor y sostener relaciones sanas. Que de eso debería ir el amor, en quedarnos en un lugar donde el amor sea sano.

Aprende a quedarte contigo

Muchas veces el paso de dejar una relación tóxica no surge, por miedo a lo desconocido. ¿Vendrá algo mejor? ¿Podré ser feliz en otros lugares? ¿Alguien me podrá amar? ¿Y si me quedo sola? Quedarte contigo misma es elegir tu bienestar emocional por encima de una relación tóxica.

Quedarte contigo es reconocer que te mereces mucho, porque tú eres mucho y eso no deberías negociarlo. Cuando aprendemos a ser autosuficientes y ser los responsables de nuestra propia felicidad, elegimos personas para que nos acompañen y no vengan a llenar nada en nosotros.

Pon en balanza lo que te mereces en una relación

Cuando reconocemos aquellas cosas que sí valen la pena en una relación podemos establecer límites y conocer nuestros no negociables en el amor. Dígase, aquellas cosas que no vamos a permitir porque esas cosas en otros lugares me hicieron daño.

Aférrate con locura a las cosas que para ti son importantes en una relación, ojo; esto no significa que todas las personas que dejes entrar en tu vida estarán disponibles para todo eso que quieres en el amor.

Sacia tus necesidades afectivas

Muchas veces le dejamos la responsabilidad a la pareja para que nos hagan feliz, sin olvidar todas las expectativas exageradas que hemos tenido en el amor. Luego está la idealización, cuando ponemos a la pareja en un pedestal, eso nos lleva a hacernos daño. Porque no siempre la otra persona puede o quiere estar a la altura de nuestras exigencias en el amor.

Lo que he visto en consulta es, cuando tú eres responsable de tu felicidad, tus necesidades afectivas o carencias emocionales, tienes mayor posibilidad en construir relaciones sanas y estables.

Aprende a ser independiente

Sé independiente, ten tus espacios a solas. No centres tu felicidad solo en tus relaciones de pareja. Ten una vida propia sin tu pareja (dígase, hacer cosas por ti y para ti). Cuando somos autónomos como persona, podemos elegir relaciones donde la dependencia emocional no se hace presente. No seas una presa emocional de tus sentimientos. No te olvides de ti, por estar en una relación.

Cosas que necesitas tener en cuenta para apostar por una relación sana

·        Quédate en una relación desde la libertad de saber que eres libre en irte como en quedarte. No es una obligación quedarnos en un lugar insano por obligación.

·        No vuelvas a poner en balanza lo que te mereces en una relación, ten una lista de cosas innegociables que quieres conservar en pareja.

·        Amar no es necesitar. Si crees que tu vida no tendrá sentido sin esa persona, cuidado.

·        Haz las paces con tus relaciones anteriores y descubre esos patrones insanos que vives repitiendo en el amor.

·        Ten siempre presente un equilibrio entre dar y recibir.

·        El amor sano es posible y para que sea presente necesitas quedarte un lugar que quieran tener algo sano a tu lado.

·        En las relaciones sanas existen discusiones, desacuerdos y puntos que no son tan en común, aquí se trata de entender que esto llegan y se repiten en el tiempo. Los desacuerdos también sirven para aprender a sostener y cuidar más la relación.

·        El amor implica; respeto mutuo, admiración, confianza y respeto, si esto no están en tu lista de prioridades en el amor, reconstruye tu forma de ver el amor.

·        Ir a terapia después de una relación tóxica puede ser muy sanador. Evita ser un dolor de cabeza en tus próximas relaciones, trabaja tus inseguridades y sana tus heridas de relaciones anteriores.

Alexa ❤

          Imágenes de: Adobe Stock  

Written by

Alexa Dacier

Alexa Dacier / Psicología / Terapeuta sexual y de pareja
Todos necesitamos donde apoyarnos cuando emocionalmente creemos que no podemos más.

Aquí nos damos el permiso para:
Sentir.
Soltar.
Amar.
Aprender a poner límites.
Reconstruir nuestros vínculos afectivos.
Sostener relaciones sanas.
Aplicar la autocompasión.
Cambiar el dialogo interior.