¿Cómo aprender a amarse a uno mismo?

 Todos sabemos lo que es el amor propio, pero llevarlo a la práctica no siempre resulta ser algo fácil. El amor propio es un viaje donde el destino es llegar a uno mismo. En dicho viaje tenemos que ir descubriendo quienes somos o quién queremos ser. Una tarea que para nada es fácil, porque a veces tenemos que vernos cara a cara con nuestra parte oscura y no siempre resultan ser agradable del todo. Muchos hemos aprendido lo que es el amor propio mediante las carencias emocionales que tenemos, nos hemos visto en la vida adulta con la necesidad de querernos cuando otros dejaron de hacerlo. O sencillamente hemos tenido que aplicar el amor propio a nuestra vida para poder encontrar la estabilidad que hemos deseado fuera.

En todo tiempo estamos aprendiendo algo nuevo de quienes somos, cada etapa vivida desnuda cosas bonitas y cosas no muy agradables, pero todas ellas suman nuestra identidad. El amor propio es un regalo que nos hacemos, un regalo de construir una relación estable con uno mismo y responsabilizarnos de nuestra felicidad y estabilidad emocional.

Amor propio implica tener confianza en uno mismo. Controlar nuestra vida, reconocer nuestros sentimientos, el cómo nos vemos, lo que nos decimos y la aceptación que tenemos respeto a nuestro físico y emociones.

Amarnos a nosotros no solo tiene que ver con resaltar las virtudes que tenemos, es también darle espacio a los demonios internos que llevamos dentro, no somos perfectas y para nada necesitamos serlo. Cuando entendemos eso, dejamos a un lado el sentirnos inferiores a otros y comenzamos a sentirnos libres tal como somos. Reconociendo que sí que tenemos cosas que mejorar, pero que aun así somos más que la suma de nuestra parte “Negativa”

Amor propio implica aceptarnos tal como somos, nada fácil. Pero no podemos dividirnos y solo quedarnos con la parte bonita, también es necesario asumir que nuestra parte oscura en esencial para construir una relación estable con uno mismo. Todo esto nos lleva a darnos el permiso de crecer, cambiar y poder convertirnos en la persona que queremos ser.

El amor propio nos permite reconocer que es natural no tener todo bajo control en algunas ocasiones. Que es lícito romperse, perderse o no saber con certeza que queremos en nuestra vida. No hay nada malo con estar mal en algunas ocasiones, no tener respuesta para todo. Amarse es lidiar con el caos que llevamos dentro en algunas ocasiones.

Todos hemos vivido experiencias traumáticas que nos han dejado algunas cicatrices en la piel o en alma. Todos hemos vivido situaciones donde no nos hemos sentido amadas como lo merecíamos. Todos hemos tocado fondo. Todas esas experiencias formas parte de reconstruir quienes somos. Nunca olvides, que no somos perfectas, somos seres llenos de imperfecciones y virtudes. Aceptar nuestras imperfecciones es el paso para decirle hola a nuestra autoestima y amarnos.

¿Te has detenido a analizar cómo aprendemos a amar a otras personas? ¿Qué te motiva a sentir algo por un extraño? De seguro sea por un acto amable, el tiempo que esa persona te dedica, los pequeños detalles que te demuestra, su forma de hablarte y tratarte. Razones de seguro muchas. De esa misma manera que podemos amar a otras personas lo podemos hacer con uno mismo, responsabilizándonos de nuestras carencias emocionales. Siendo amables con uno mismo. Teniendo proyectos personales. Todo esto te puede ayudar a amarte de una manera saludable. Dándote a ti lo que esperas de los demás es un paso para comenzar a amarte. ¿Puedes hacerlo?

Para uno aprender a amarse el primer paso es querer hacerlo, darnos el permiso de tratarnos bien. El amor propio nos lleva a dejar un lado el egoísmo o el egocentrismo, dándole paso al poder alimentarnos de sentimientos de amor hacia uno mismo.

Cuando dejamos de compararnos o vivir en competencia con otras personas, nuestro amor propio crece. Respeta quién eres y el cómo te has ido formando mediante tus fracasos, decepciones, tus decisiones, tus aprendizajes. Aunque creas que no has avanzado en tu vida, de seguro que si miras hacia atrás en algo has crecido. Algo has cambiado. No renuncies a recordar todas las cosas buenas que has logrado a lo largo de tu vida.

Date el permiso de sentir amor por ti.

Analiza las siguientes preguntas

¿Sientes que mereces ser amada?

Muchas veces no aplicamos el amor propio porque creemos que es algo que no lo merecemos. Para aplicar el amor propio en tu vida necesitas sentir que lo mereces.

¿Tienes miedo a recibir amor?

La mayoría de las personas que les cuesta aplicar el amor propio en su estilo de vida, son personas que tienen miedo al amor. Se han pasado toda su vida buscando dicho amor fuera y esas decepciones vividas en relaciones fallidas no les permiten quererse. O el sentimiento de que otros no validen quienes son les hace vivir en guerra consigo mismo. 

¿Tienes claro cuál es tu concepto de amor propio?

Para aplicar el amor propio es necesario saber qué es y qué implica para nosotros. Construye una definición personal de lo que es el amor propio para ti. E intenta tener un compromiso con eso, tus reglas contigo.

¿Vives en coherencia con tu amor propio y acciones?

Coherencia es hacer y decir lo que en realidad sentimos. Muchas veces conocemos mucho la teoría y no sabemos llevarlo en realidad a la práctica. Que lo que digas siempre está en la misma dirección de tus acciones.

¿Tienes proyectos personales contigo?

Para queremos es necesario reconocer que somos capaces de conseguir muchas cosas en nuestra vida. Los proyectos personales son estímulos para levantarnos cuando tocamos fondo. O una brújula para guiarnos hacia donde queremos llegar.

Ojo: reconociendo que hay cosas que sí dependen de uno y otras que no. El amor propio no es tener poderes mágicos y creer que podemos con todo, es reconocer cuáles cosas si depende de uno. 

¿Tienes claro cuáles son tus necesidades emocionales?

No te pases toda tu vida depositando en los demás tus necesidades. Solo tú puedes y debes responsabilizarte de tus carencias. El otro no está para llenarte o hacerte feliz. Todos tenemos necesidades emocionales pendientes a resolver.

¿Eres capaz de aplicar el amor propio a tu vida?

Para amarnos es necesario reconocer si sabemos aplicar el amor propio a nuestro estilo de vida. Hacer las paces con uno mismo. Perdonarnos por cosas del pasado y renunciar a sentirnos culpables por cosas que de seguro no era nuestra culpa del todo. 

¿Sabes cuales cosas necesitas mejorar en tu vida?

No somos perfectas y de seguro al igual como yo tendrás muchas cosas que necesitas mejorar en tu vida. No te presiones por esas cosas a mejorar, cambiar o modificar, recuerda que son partes de quienes somos. Pero, que de seguro afecta mucho nuestra forma de vincularnos con los demás.

El amor propio no es un proceso lineal, y debes respetar esos momentos donde no te llevas bien contigo misma. No siempre estamos bien con uno mismo. No te castigues cuando no puedes amarte. Recuerda que esto sencillamente es un viaje, con curvas, subidas y bajadas. El punto importante es que nunca olvides que el destino es encontrarte contigo. 

Alexa ❤

Imágenes: Adobe Stock

Written by

Alexa Dacier

Alexa Dacier / Psicología / Terapeuta sexual y de pareja
Todos necesitamos donde apoyarnos cuando emocionalmente creemos que no podemos más.

Aquí nos damos el permiso para:
Sentir.
Soltar.
Amar.
Aprender a poner límites.
Reconstruir nuestros vínculos afectivos.
Sostener relaciones sanas.
Aplicar la autocompasión.
Cambiar el dialogo interior.