Tiempo de lectura: 5 minutos

Hablemos del estrés.

Hola amigos de Seguimos, hoy vamos a hablar de un tema que muchos hemos vivido y al que recocemos  incluso teniendo los ojos cerrados. Nuestro amigo estrés. No podemos negar que el estrés es un tema muy complejo y que dicho tema nos llevaría incluso a publicar un libro de él, pero aquí recopilaremos lo más básico del termino estrés y citaremos algunos de los tipos de estrés más frecuentes en nuestra vida.

¡Iniciamos!

¿Qué es el estrés?

De manera clara podemos decir que el estrés es un proceso natural de nuestro cuerpo, que genera una respuesta automática ante condiciones externas que nos ayuda a mantenernos en alerta o con una actitud desafiante. El estrés es un estímulo de respuesta que en ocasiones lo utilizamos como mecanismos de defensa.

Gracias al estrés nuestro cuerpo reacciona a las respuestas fisiológicas y psicológicas para saber adaptarnos a las presiones del día a día.

¿Qué es el estrés positivo?

Aunque no lo creas existe el estrés positivo, es aquel estrés que puede crear un cambio importante en nuestras vidas, iniciar un nuevo proyecto, mudarnos a otro país. Las noticias positivas en ocasiones provocan un estrés que nos sirve como herramienta para adaptarnos a los nuevos cambios. El estrés positivo es nuestra disposición para enfrentarnos a nuevos retos.

¿Qué es el estrés negativo?

Es considerado como el estrés que nos llena de tensión y en ocasiones puede llegar a producir enfermedades, agotamiento o dolores físicos. El estrés negativo también es visto como una sobrecarga de tensión en nuestro cuerpo.

  • Las señales más frecuentes del estrés.

Síntomas físicos: dolor de cabeza, dolores de espalda, malestar estomacal, cansancio, respiraciones agitadas y músculos contraídos.

Conducta: aumento en el consumo de alcohol, tabaco, risa nerviosa, agresividad en el trato de los demás y falta de sueño.

Pensamientos: falta de concentración, preocupación por las cosas que no han sucedido, autocriticarnos de manera negativa y olvidarnos con frecuencia de algunas cosas.

Emociones: miedo, confusión, ansiedad e irritabilidad.

  • Los tipos de estrés más frecuentes:

  • Estrés agudo:

Este tipo de estrés con frecuencia es el que se padece horas antes de una entrevista de trabajo o una primera cita. Es considerado un estrés de poca duración, y que con frecuencia nos deja muy excitado y cansados.

  • Estrés agudo episódico:

Este tipo de estrés tiene que ver con la repetición frecuente del estrés agudo, llevándonos a actuar de manera descontrolada y guiándonos siempre por lo emocional y no por lo racional.

  • Estrés crónico:

Es el estrés que perdura por periodo muy prolongado. Este tipo de estrés está asociado con la falta de dinero, un matrimonio con dificultades o problemas en el trabajo. Cualquier tipo de estrés que perduré por semanas o meses  es considerado como un estrés crónico.

  • Las alertas para detectar el estrés crónico es:

Presión arterial.

Diabetes.

Depresión o ansiedad.

Problemas menstruales.

Problemas en la piel.

Problemas cardiacos.

  • Signos para medir nuestro nivel de estrés.

Mala memoria.

Dolores de cabeza.

Cansancio con frecuencia.

Problemas para concebir el sueño.

Perdida o aumento de peso.

Problemas sexuales.

Diarrea o estreñimiento.

Muchas veces no somos conscientes del nivel de estrés que llevamos con nosotros y la manera para descubrirlo, lamentablemente, es con algunas enfermedades o dolores físicos.

http://www.seguimosalexadacier.com/producto/servicios-psicologicos-chat/

 

  • Las causas que producen el estrés.

Un divorcio.

Perdida de un trabajo.

Tener un bebé.

Problemas de dinero.

Tener una enfermedad crónica.

Una mudanza.

Problemas con un familiar.

Muerte de un ser querido.

Empezar algo nuevo.

¿Cuándo buscar ayuda?

Muchas personas no saben avanzar en la vida cuando el estrés es muy frecuente en sus vidas. Se recomienda buscar ayuda cuando las sensaciones de pánico son muy frecuentes, cuando nos sentimos cansados muy a menudo y físicamente estamos bien, cuando los miedos nos paralizan y no nos permiten avanzar.

  • Técnicas para manejar el estrés.

  • Huye de las situaciones estresantes: a veces nos cuesta huir de las personas o cosas que producen en nosotros algún tipo de estrés, pero desde nuestra paz interior es necesario aprender a lidiar con aquellas cosas que no nos suman respuestas positivas.
  • Sé asertivo: la asertividad es una virtud que poseen las personas emocionalmente inteligentes, ser asertivos es nuestra capacidad de saber decir las cosas en su momento sin la necesidad de lastimar a otros, es sencillamente defender por qué decimos un Sí y por qué decimos un No.

  • Cultiva la actitud positiva en tu día a día: las personas optimistas o aquellas que tienen un estilo de vida saludable rara vez suelen sufrir de estrés, digo rara vez porque necesitamos un poco de estrés en nuestra vida. Una actitud positiva nos ayuda a concentrarnos en aquellas cosas que sí dependen de nosotros.
  • Ocúpate lo más que puedas: una mente ocupada es una mente que produce, y no hablo de producir algo físicamente. Me refiero a la capacidad que tenemos para descubrir cosas nuevas, leer un libro, hacer ejercicios y compartir momentos agradables con nuestros seres queridos. Es necesario saber ocuparnos de aquellas cosas que saben sacar lo mejor que llevamos dentro.

 

  • Descubre algo que te mantenga relax: el estrés en ocasiones llega para decirnos que estamos saturando nuestro cuerpo con muchas cosas. Todos nos merecemos unos segundos para recargar fuerzas, esto puede ser mediante técnicas de relajación, yoga, taichí y otros.
  • Duerme: la naturaleza es sabia y por eso tenemos la noche para descansar y desconectar un poco. Dormir es la mejor medicina natural para mantener la mente en quietud y claridad. Ya sabemos que lo recomendable es dormir de 8 a 9 horas, por más cosas que creas que debes hacer no dudes en poner en tus prioridades el saber descansar.
  • No dejes de hacer aquello que te apasiona: el que tiene una motivación en su vida tiene un combustible vital, tener algo que no llene de motivación es la mejor herramienta para combatir con el estrés y las preocupaciones del día a día. Esto no significa que las preocupaciones se irán, pero esto nos ayudará a gastar menos energías en aquellas cosas que no podemos controlar.

¿Cómo lidias con el estrés?

Saludos 🙂 🙂

¡Seguimos!

Loading

Escrito por

Alexa Dacier

Alexa Dacier / Psicología / Terapeuta sexual y de pareja
Todos necesitamos donde apoyarnos cuando emocionalmente creemos que no podemos más.

Aquí nos damos el permiso para:
Sentir.
Soltar.
Amar.
Aprender a poner límites.
Reconstruir nuestros vínculos afectivos.
Sostener relaciones sanas.
Aplicar la autocompasión.
Cambiar el dialogo interior.