No te necesito, te quiero en mi vida (Carta para una relación estable)

Creía que amar era una necesidad, que para estar en pareja tenía que hacer malabares o esperar milagros del cielo para que la relación funcionara. Y no es así, amar implica compromiso y una entrega recíproca de las personas involucradas.  Eso quiero a tu lado, un proyecto de dos, donde sea fácil  sano seguir avanzando juntos en una misma dirección. Te quiero en mi vida, porque tu forma de tratarme me hace sentir que contigo estaré protegida. Me haces sentir en casa, segura, aceptada y totalmente valorada tal como soy. ¡Gracias!

Te agradezco por elegirme y por hacerme parte de tu vida. Me gusta lo que tenemos y lo estable que me siento a tu lado. Me gusta saber que esto se sostiene con unos sentimientos, reales, puros y estables. Te agradezco por dejarme llamarte amor y demostrarte con hechos, que te quiero en mi vida. 

No te necesito, porque tengo la valentía necesaria para seguir la vida sin ti, pero, te quiero en mi vida y eso para mí es suficiente para querer elegirte todos los días en mi vida. El amor va de aprender a elegirnos, sostenerlos, y velar por los sentimientos que ambos tenemos. No creo en el “Juntos para siempre” creo en el “juntos mientras ambos lo sigamos intentando” porque para sostener una relación de pareja no necesitamos tantas palabras, necesitamos hechos. Quiero que lo nuestro sea algo que evolucione y cambie para bien en cada momento.

No te necesito, porque una de las cosas que he aprendido es a saciar mis necesidades afectivas, aprender a estar bien sin pareja. A ocuparme de mí y no responsabilizar a nadie más de mi felicidad. Te quiero en mi vida, sin ser una carga para ti. Te quiero para que podamos compartirnos, descubrirnos y ser equipo en todo el sentido de la palabra.

No te necesito, pero deseo que seas parte de mi vida. Que seamos un proyecto sin fecha de caducidad. Que nos apoyemos sin hacernos daño. Velar por nuestros sentimientos y encontrar la manera correcta de ser siempre una mejor versión el uno para el otro.

No te necesito, pero, como quiero crecer a tu lado, viajar juntos, conocer nuevos lugares agarrados de la mano. Escribir nuestra propia historia, una donde el amor sano haya sido posible para ambos. Ojalá, podamos ser ambos un aliado el uno para el otro, que podamos expresar nuestros miedos, inseguridades y las cosas que tanto deseamos disfrutar estando juntos acompañados.

No te necesito, pero, te quiero a mi lado, te quiero en mis días de miedos, quiero que valides mis emociones. Quiero sentirme libre a tu lado. Quiero poder expresar sin miedo las cosas que algún día no me agraden a tu lado. Quiero que la honestidad sea parte de nuestros pilares fundamentales. Quiero que no me cambies y mucho menos me dejes anularme a tu lado.

No te necesito, pero, quiero que lo nuestro funcione. Que hagamos todo lo posible sin sacrificarnos para cuidar esto que ambos tenemos. No quiero jugar con tus sentimientos y mucho menos tenerte a mi lado a base de mentiras o engaños. Quiero que tengas la libertad de saber, que mientras esté a tu lado, lo hago porque te quiero.

No te necesito, pero, quiero que tengas la libertad de apoyarte libremente a mi lado. Quiero conocer tus miedos, tus inseguridades, tus sueños, tus proyectos a largo plazo. Quiero ser parte esencial de tu vida, quiero estar a tu lado sin hacernos daño. Quiero que podamos resolver los conflictos sin comportarnos como dos enemigos. Quiero que cuando los desacuerdos lleguen podamos elegirnos.

No te necesito, pero, quiero que seas parte de mi vida. Quiero verte todos los días a mi lado. Quiero dormir a tu lado. Quiero ser una mejor persona a tu lado. Quedarme dormida en tus hombros y sentirme protegida cuando cierro los ojos. Quiero sentir paz cuando ambos estemos en lugares diferentes.

No te necesito, porque no quiero que llenes nada en mí. De eso me ocupo yo. A tu lado quiero compañía, amor, felicidad, amistad, placer, crecimiento, un proyecto en pareja. No te quiero pedir cosas que no puedas darme, por eso, te preguntaré en cada momento, qué puedes ofrecerme. Quiero que la negociación y los acuerdos sean parte fundamental de lo que ambos estamos construyendo.

Quiero que hablemos siempre de nosotros, sin reproches o críticas. Quiero que tengamos la libertad de expresar cómo nos sentimos sin miedo a ser juzgados. Necesito contar contigo, incluso cuando emocionalmente necesitemos nuestro propio espacio.

Quiero cuidarte, quiero que me cuides.

Quiero valorarte, quiero que me valores.

Quiero escucharte, quiero que me escuches.

Quiero que valides mis emociones y sentimientos, quiero validar siempre lo que sientes a mi lado.

Quiero verte crecer a mi lado, quiero crecer a tu lado.

Quiero verte conseguir tus sueños, quiero que me acompañes a conseguir mis sueños.

Quiero que seamos dos personas libres, erigiéndose.

No te necesito, pero me gusta la sensación de tranquilidad que siento a tu lado.

No te necesito, pero, me gusta lo que somos y el como nos cuidamos.

No te necesito, pero, me gusta todo lo que estamos construyendo y como intentamos sostener con amor nuestros sentimientos.

No te necesito, pero, en cada cita, en esos momentos de intimidad, me doy cuenta de que te quiero cada día más a mi lado.

No te necesito, pero, me agrada cuando nos elegimos después de haber estado en desacuerdo.

No te necesito, pero, me gusta saber que contigo puedo contar para lo bueno, como para lo malo. De eso se trata el estar en pareja, tener alguien donde te puedas apoyar no solo cuando todo va bien.

No te necesito

Te quiero a mi lado.

Te quiero en mi vida.

Te quiero por todo lo bueno que me aportas.

Te quiero, porque a tu lado estoy aprendiendo a ser una mejor persona.

Te quiero, porque contigo me siento amada, protegida y aceptada.

Te quiero con un propósito claro.

Alexa ❤

  Imágenes de: Adobe Stock

Written by

Alexa Dacier

Alexa Dacier / Psicología / Terapeuta sexual y de pareja
Todos necesitamos donde apoyarnos cuando emocionalmente creemos que no podemos más.

Aquí nos damos el permiso para:
Sentir.
Soltar.
Amar.
Aprender a poner límites.
Reconstruir nuestros vínculos afectivos.
Sostener relaciones sanas.
Aplicar la autocompasión.
Cambiar el dialogo interior.