Tiempo de lectura aprox: 3 minutos, 29 segundos

Mi pareja siempre me pone excusas para hacer el amor ¿Qué puedo hacer?

Laura llegó a consulta porque no entendía qué estaba pasando en su relación de pareja. El sexo había desaparecido y creía que ella era la culpable. ¿Ya no le gustó? ¿Estoy muy gorda? ¿Ahora me estará viendo fea? ¿Tendrá otra persona? ¿El amor desapareció? ¿Por qué no me toca? Estas preguntas rondaban en su cabeza y ella cada día sentía una distancia física y sexual con su pareja que le producía mucho malestar.

Es cierto que es tu cuerpo y que tú decides qué hacer con él. Cuando estás en una relación de pareja y ya no te interesa tener intimidad sexual con tu pareja, esa persona merece saberlo.

No te quedes en silencio y mucho menos haciéndole sentir a la otra persona, que tiene un problema. La responsabilidad afectiva implica también tener una conversación sincera sobre nuestra vida sexual en pareja.

La frecuencia sexual en las relaciones de pareja no siempre es como era al principio. Llega la convivencia y el sexo no está en nuestra lista de cosas importantes por hacer, nos interesa otras cosas.

El problema es cuando la frecuencia o la intimidad sexual desaparece y nadie dice nada. Ahí necesitamos tener una conversación incómoda con la pareja, donde quizás tendremos que ser honestos y decir cómo nos estamos sintiendo en ese lugar. Es mejor saber a tiempo que está pasando, que quedarnos fingiendo que todo va bien cuando no es verdad.

¿Cómo es la sexualidad en tu vida?

En las relaciones de pareja la sexualidad intenta instalarse para ser un encuentro placentero y frecuente con la persona que tenemos a nuestro lado. Para muchas personas es esencial tener intimidad sexual con su pareja, que no solo implica el coito. Besos, abrazos, dormir juntos, bañarse desnudos, bailar con poca ropa. El sexo es mucho más que meter y sacar.

Cuando el buen sexo está presente deja en evidencia la buena comunicación que tú y tu pareja tienen en la relación.

Cuando el sexo desaparece necesitamos mirar la relación.

¿Qué está pasando? ¿Cómo estamos los dos a nivel emocional? ¿Nos interesa recuperar el deseo sexual? ¿Estamos pasando por una crisis de pareja? ¿A nivel individual hay algo que emocionalmente nos está afectando? ¿Desde cuándo el sexo no está presente? ¿Tenemos la confianza de hablar sobre qué podemos hacer para mejorar nuestra sexualidad? ¿Nos gustaría probar algo diferente? ¿Necesitamos buscar ayuda profesional?

¿Es importante el sexo en las relaciones de la pareja?

Te diré, depende. ¿Lo es para ti? ¿Lo es para tu pareja? ¿Lo es para los dos? Las relaciones de parejas son complejas y si esto incluye el sexo, el nivel de complejidad es más grande. Todos sabemos que el sexo a veces es algo que hemos reprimido por mucho tiempo e incluso que no sabemos pedir lo que queremos en el plano sexual, porque no sabemos que es lo que nos produce placer en la intimidad.

Sostener la intimidad sexual en tu relación de pareja

Sostener la sexualidad es algo de dos, por más interés que le tengas al sexo y tu pareja no lo ve igual, esto se puede convertir en un dolor de cabeza.

Hay que darle espacio a la intimidad sexual, buscarlo, provocarlo y hablar mucho de él, Como todo en la vida, el deseo también hay que trabajarlo para que se haga presente en tu relación.

El interés y el afecto se demuestran con hechos. No es solo hablar sobre sexo, es mostrar con hechos como queremos hacerle espacio a esa actividad en nuestras relaciones. ¿Qué haremos diferente para que esa conexión sexual vuelva a la relación?

Muchas veces dejamos de sostener la sexualidad en las relaciones, porque estamos esperando que la otra persona dé ese paso. Y de esta manera ambos vamos esperando que alguien haga y nosotras quedarnos en la espera permanente.

No pasa nada por pedir a tu pareja que quieres o necesitas tener intimidad sexual con él/ella. Quizás no lo pides por miedo al rechazo, porque siempre esa persona busca excusas para no hacerlo. Quizás la otra persona desea con locura que tú des ese paso. Existen diferentes maneras de pedir a la pareja tener intimidad sexual: una mirada, una palabra morbosa, un gesto.

Aterriza esas expectativas sexuales

Hay personas que viven en la fantasía de que la intimidad sexual tiene que ser siempre como era al principio de la relación. Eso es imposible. Las relaciones cambian y no siempre es a peor, puede ir a mejor. Pero, para eso es necesario que exista un trabajo constante en tu relación de pareja.

Las expectativas sexuales tienen que ver con la idea que teníamos con la frecuencia del sexo en la relación. Una relación no solo se sostiene teniendo muchos encuentros sexuales, e incluso hay personas que la frecuencia sexual es “mucha” pero a nivel emocional no se sienten conectados e inclusive no tienen nada en común con su pareja fuera de la cama.

Hagan espacio para la comunicación sexual

Solo tu pareja te puede decir la verdad, sobre lo que está pasando. Lo mejor es no suponer, porque eso te llevará al peor escenario y montarte una película de terror en tu cabeza. La comunicación sexual es necesaria si queremos tener una estabilidad en las relaciones de pareja.

Los cambios drásticos en la vida personal pueden afectar mucho la satisfacción sexual en la pareja. Por eso, es necesario saber qué cosas nos están alejando como pareja. E incluso ver si ambos nos encontramos en la misma etapa donde el sexo lo vemos igual.

¿Qué puede estar pasando?

·      Que la atracción sexual haya desaparecido en la relación.

·      Que ya no existe el interés sexual en ese lugar.

·      Que la relación esté pasando por una crisis existencial.

·      Qué el amor y la sexualidad en ese lugar han desaparecido.

·      Que tu pareja está viviendo el duelo de la ruptura en silencio dentro de la relación.

¿Qué se puede hacer?

·      Tener una conversación honesta con tu pareja y establecer unos nuevos acuerdos sobre cómo será la intimidad con tu pareja.

·      Ir a terapia de pareja, para conectar otra vez a nivel sexual con la pareja.

Alexa Dacier

Psicóloga online

Imagenes: Adobe Stock

Loading

Avatar del usuario

Escrito por

Alexa Dacier

Alexa Dacier / Psicología / Terapeuta sexual y de pareja
Todos necesitamos donde apoyarnos cuando emocionalmente creemos que no podemos más.

Aquí nos damos el permiso para:
Sentir.
Soltar.
Amar.
Aprender a poner límites.
Reconstruir nuestros vínculos afectivos.
Sostener relaciones sanas.
Aplicar la autocompasión.
Cambiar el dialogo interior.