Comunicación sexual ¿Cómo hablar de sexo con tu pareja?

La comunicación sexual es importante para mejorar la intimidad sexual con nuestra pareja. Entendiendo que en la sexualidad existen gustos diferentes en muchas ocasiones. Para hablar de sexo con tu pareja, es necesario tener un lugar seguro, donde no te sentirás juzgada, criticada o satanizada por hablar de aquellas cosas que quieres mejorar o probar en la intimidad con tu pareja.

Ojo, no es nada fácil hablar de sexo con la pareja si nunca lo habíamos hecho en otras ocasiones. Es necesario entender que cuando queremos hablar de dicho tema lo que buscamos es SOLUCIONES, viables para los DOS. Este debería ser el fin principal.

A veces queremos comunicar todas esas cosas que queremos experimentar y el miedo nos invade. ¿Por qué no le puedes contar a tu pareja esos deseos o fantasías que quieres hacer con dicha persona? Las relaciones se mantienen hablando, porque en todo tiempo tenemos que comunicar lo que queremos y necesitamos en dicho lugar.

El sexo es una herramienta que sirve para conectar más con la pareja, entendiendo que a veces no estará presente en la relación y está bien. Cuando dejamos de comunicar lo que queremos en la intimidad, estamos abandonando la vida sexual poco a poco. O pasamos a repetir encuentros donde el placer no está presente y lo hacemos más por obligación.  Incluso sencillamente para complacer a la pareja.

Si tienes alguna queja, sugerencia, háblalo. Tu pareja no es adivina.

Esta conversación deberíamos haberlo tenido al inicio de la relación, pero, mayormente surge cuando hay insatisfacción sexual o queremos introducir algún cambio en la intimidad. Muchas veces cargamos con prejuicios sobre qué cosas sí y cuáles no hacer en la cama. Nos llevaríamos una sorpresa si fuéramos capaces de expresar libremente los pensamientos que tenemos sobre el sexo y como queremos disfrutar más de él.

Aquí te dejo unas pautas que te pueden ayudar a mejorar la comunicación sexual con tu pareja

¿Qué es lo que necesitas en la intimidad? ¿ir más despacio? ¿Ir más rápido? ¿Introducir algo nuevo? ¿No tomar tú la iniciativa? ¿Dejar de hacerlo siempre en la cama? ¿Gritar? ¿Hacerlo en un lugar público? ¿Hacerlo con otras personas y tu pareja presente? El sexo es conectar con nuestro erotismo y a la vez jugar y darle renda suelta a la imaginación. No siempre lo que está en nuestra cabeza tiene que hacerse realidad.

¿Cuáles son tus miedos relacionados con la intimidad? Algunas personas se cohíben de hablar sobre la sexualidad que tiene con su pareja por miedo a lastimar a la otra persona. Nadie nació con un manual de instrucciones sobre el sexo, eso es algo que se aprende con mucha práctica. Si crees que tu pareja necesita mejorar en algo, díselo. Y sobre todo enséñale el camino que conduce a tu placer.

Para pedir en la cama, necesitamos conocer nuestro cuerpo y a la vez descubrir las cosas que nos generan placer. Pedir no significa que la otra persona pueda o quiera complacernos, es algo que tenemos que saber para evitar algunas frustraciones en la intimidad.

¿Cómo hablar del tema sin rodeos?

·        Busca un momento oportuno para hablar de dicho tema. Puedes preparar una cena especial a tu pareja o tener una velada romántica con poca ropa. De esa manera más que hablar dejarías en evidencia las cosas nuevas que quieres ver en la intimidad de ambos.

·        Habla de lo que te gusta, de lo que te excita, de lo que quieres experimentar.

·        Sé honesta sobre esas cosas que ya no quieres repetir. Ejemplo: sexo sin ducharse, sexo en la mañana, sexo en el coche. La misma posición de siempre.

·        A la hora de hablar sobre lo que no quieres intenta tener alguna sugerencia y llegar a un punto en común entre los dos.

·        Intentar que sea habitual el poder hablar de sexo con la pareja. Ejemplo, una vez a la semana, una vez al mes.

·        Leer libros sobre dicho tema y luego compartir el aprendizaje obtenido puede ayudar mucho a tener un ambiente ya preparado a la hora de hablar sobre el tema.

·        Pregúntale sin miedo a tu pareja sobre: sus fantasías, las cosas que le agrada o le desagrada en la cama. Hablen claramente de las necesidades de ambos.

Es importante tener tranquilidad durante la conversación, sabiendo que lo haces no para criticar a tu pareja, más bien para conectar y disfrutar mucho más de esa persona. Si hay amor, ambos lo verán como una oportunidad para realizar cambios positivos y mejorar la intimidad sexual.

¿Y si mi pareja no se lo toma bien?

Es un riesgo que puede llegar a suceder. Si tu pareja te critica, te juzga e incluso intenta acudir a la manipulación, es evidencia que ahí quizás no es.

El sexo tiene que ser algo bonito para los dos. No es una competencia. La comunicación sexual nos permite a ambos establecer nuevos acuerdos para vivir una sexualidad sana y a la vez segura. Tu pareja tiene que proporcionar tranquilidad a la hora de expresar las cosas que para ti son importantes en la intimidad sexual.

¿Y cómo buscar la ayuda de un profesional si es un tema que ninguno de los dos podemos gestionar?

En las mujeres en algunas ocasiones se repite el tema de no conseguir un orgasmo. En el hombre el no poder mantener la erección o tener eyaculación precoz. Todo esto puede generar ansiedad en la intimidad de ambos. La posibilidad de ir a terapia sexual favorecerá la oportunidad de fortalecer el vínculo y encontrar herramientas útiles para poder mejorar esas problemáticas. En la consulta podrán ponerle nombre a aquellos que ambos no saben verbalizar o expresar claramente.

Muchas el tema de gestionar temas sexuales no es nada fácil. Porque a veces culpabilizamos a la otra persona y no vemos nuestra cuota de responsabilidad.

Hay algo muy importante, a la hora de abordar un tema que vemos problemático en la intimidad es necesario entender que esto no surge porque ya no exista una atracción sexual o física. Muchas veces los trastornos sexuales tienen como origen problemas emocionales. Ambos necesitamos expresar que la atracción, el interés sexual por la pareja sigue ahí.

Alexa Dacier

Psicóloga clínica

Terapeuta sexual y de pareja

Imágenes Adobe Stock

Written by

Alexa Dacier

Alexa Dacier / Psicología / Terapeuta sexual y de pareja
Todos necesitamos donde apoyarnos cuando emocionalmente creemos que no podemos más.

Aquí nos damos el permiso para:
Sentir.
Soltar.
Amar.
Aprender a poner límites.
Reconstruir nuestros vínculos afectivos.
Sostener relaciones sanas.
Aplicar la autocompasión.
Cambiar el dialogo interior.