Tiempo de lectura aprox: 3 minutos, 21 segundos

Cariño, ¿Por qué no vamos a terapia de pareja? (Carta)

Nos queremos, eso lo sé cuándo te miro y me miras con esa mirada que todo lo dice. Pero, en muchas ocasiones siento que nuestra forma de comunicarnos, tratarnos puede ser mejor. Podemos hacer que esto funcione, si aprendemos a encontrar esas pautas que necesitamos para que esta relación sea algo sano para los dos.  No somos débiles por buscar donde apoyarnos y mejorar lo que tenemos. Está bien reconocer que a veces podemos pedir ayuda e intentar salvar nuestra relación.

Sé, que las relaciones pasan por etapas y ahora mismo siento que estamos atravesando por una etapa donde necesitamos buscar donde apoyarnos. A veces no validamos los sentimientos que sentimos, en algunas ocasiones dejamos para después cosas que necesitamos resolver en el momento. A veces nos castigamos con el silencio y eso me hace sentir pequeña a tu lado. Cariño, esto no tiene que ser perfecto, para eso necesitamos dejar de vernos como enemigos cuando discutimos.

Me gustaría que ambos tengamos la confianza para expresar cómo nos sentimos. No quiero juzgarte, más bien quiero comprender y entender algunas actitudes que no me gustan de ti. Quiero, que tengas la libertad de expresarte sin miedo sobre las cosas que no te gustan de mí. No quiero cambiarte, no quiero que me cambies, quiero que ambos seamos mejores personas para seguir eligiéndonos. No, quiero engañarme con una falsa idea de quién puedes ser, quiero quedarme y elegir la imagen de quién eres en realidad. Te quiero tal como eres, entendiendo que puedes mejorar cosas en ti. Como yo, que estoy intentado mejorar cosas en mí, para quererte mejor.

Quiero que podamos aprender de nuestros errores. Quiero aprender a no criticar tus defectos, ni mucho menos sentir que te alejas cuando repito o digo cosas que no son sanas en nuestra relación. Quiero que podamos aprender a no caer en lo mismo. Sé que las discusiones son parte de una relación, quiero aprender a discutir de una manera sana, quiero escucharte más y que tú también tengas la disponibilidad de escucharme.

Cariño, necesitamos dejar de descalificarnos o humillarnos cuando nos sentimos amenazados. No somos enemigos, somos pareja y eso debe estar presente en lo bueno como en lo malo. Seamos equipo cuando los desacuerdos lleguen. Quiero encontrar soluciones a tu lado. Quiero que sea sano hablar de lo que nos molesta de la relación.

 A veces siento que no tenemos un proyecto en pareja, siento que estamos perdidos y no tenemos claro hacia dónde vamos. ¿Qué es lo que estamos construyendo? ¿Por qué seguimos juntos? ¿Para qué queremos seguir juntos? Cariño, ¿Podemos sostener lo que sentimos sin hacernos daño?

Las crisis que hay en nuestra relación y es responsabilidad de los dos, dejemos de echarnos ambos la culpa de algo que podemos mejorar. La culpa lo único que hace es estancar nuestra relación. Quiero verte bien a mi lado, porque si tú estás bien yo lo estaré y nuestra relación también. Por eso necesitamos ser un lugar seguro para ambos. ¿Para qué sufrir estando juntos? No vale la pena acompañarnos para sacar lo peor que hay en nosotros.

Cariño, háblame de tus miedos, tus heridas, tus limitaciones o inseguridades. Háblame de las cosas que te hieren. Enséñame cómo no hacerte daño, porque es lo menos que quiero hacer en esta vida. Te quiero feliz, completo, libre, siendo tú en todo tiempo. Quiero que te veas como te veo, veo tantas cosas hermosas en ti.  No te imaginas lo valioso que eres a mí lado. Te quiero y quiero que ese amor sea sano.

No quiero decidir por ti, no quiero que decidas por mí, quiero que ambos tengamos la libertad de defender nuestra forma de pensar y tomar decisiones conjuntas. Ambos necesitamos ser responsables de nuestras propias decisiones y acciones. Necesitamos pensar en nosotros, el egoísmo no debería ser parte de nuestra relación.

No quiero que demos nada por hecho en nuestra relación, necesitamos aprender a pedir y no esperar que la otra persona adivine. No tenemos poderes, tenemos sentimientos para expresar y compartir.

Para que lo nuestro sea sano, ambos necesitamos estar sanos. Solo vamos a poder dar lo mejor que hay en nosotros, si trabajamos en nuestras heridas, miedos, expectativas y apegos que tenemos en el amor. Cariño, podemos querernos bien, lo sé. ¿Podemos hacerlo?

Quiero que te quedes a mi lado a largo plazo, tu presencia me hace bien. Pero, también quiero que ambos tengamos libertad para poner un punto final si hay sufrimientos en nuestra relación. No quiero que tengamos dudas o miedos sobre lo que decimos sentir, no quiero que saques conclusiones o suposiciones sobre lo que siento por ti. Quiero que nuestro amor sea lo más transparente posible.

El amor se demuestra cada día, incluso cuando estemos estresados, angustiados o enojados necesitamos tener espacios para cuidar y velar por nuestra relación. No quiero descifrar lo que sentimos, tiene que ser visible en todo tiempo, incluso cuando estamos en silencio o enojados. Las relaciones se construyen, es un trabajo 24 horas todos los días. Tenemos que estar disponibles para sostener lo que queremos juntos.

Nuestro amor, puede ser sano.

Quiero crecer a tu lado, reír a tu lado, llorar a tu lado, avanzar a tu lado. Quiero ser libre estando a tu lado.

Cariño, ir a terapia puede ser un lugar seguro para seguir eligiéndonos desde un lugar seguro. Una oportunidad para aprender a ser equipo, acompañarnos, sostenernos, validarnos y cuidar con amor lo que sentimos.

Nada puede garantizar que nuestra relación sea para siempre, pero, mientras que dure, intentemos que sea lo mejor que ambos podemos construir y sostener. Tenemos que decidir qué es lo mejor que podemos hacer para seguir juntos. Por eso, quiero ir a terapia de pareja contigo, para que tomados de la mano veamos que necesitamos hacer para que esto funcione.

Cariño, te quiero en mi vida y quiero que sea recíproco el estar juntos. No quiero que te quedes por compromiso u obligación. Eres libre de quedarte e incluso de irte, pero, yo quiero que te quedes.

Alexa

Loading

Avatar del usuario

Escrito por

Alexa Dacier

Alexa Dacier / Psicología / Terapeuta sexual y de pareja
Todos necesitamos donde apoyarnos cuando emocionalmente creemos que no podemos más.

Aquí nos damos el permiso para:
Sentir.
Soltar.
Amar.
Aprender a poner límites.
Reconstruir nuestros vínculos afectivos.
Sostener relaciones sanas.
Aplicar la autocompasión.
Cambiar el dialogo interior.