Tiempo de lectura: 5 minutos

¿Lo dejamos o seguimos juntos? Un balance para seguir o dejar la relación

A veces, por más que se quiera no podemos sostener una relación. No siempre el amor será el detonante suficiente para seguir juntos en una misma dirección. Dar el paso, de poner punto final a una relación a veces también se puede convertir en un caos. No siempre se termina una relación por infidelidad, maltratos o falta de amor. A veces por cosas de la vida, no podemos seguir juntos. Y aquí se trata de entender, que sí, como pareja ya no funcionamos lo mejor siempre será tomar caminos por separados y ser felices en otros lugares e incluso con otras personas. Aquí el amor se convierte en un caos.

Hacer un balance en una relación sentimental requiere de mucha valentía, honestidad y sobre todo dejar a un lado nuestra parte egoísta, pensar en lo mejor que ambos necesitamos en este momento. Mirar a tu pareja a la cara y decirle que quizás ya no quieres seguir a su lado, puede ser el acto que más ansiedad te pueda producir. Ojo: todos necesitamos salir de la vida de los demás, como tanto nos gustaría que salieran de la nuestra, creo que a esto le podemos llamar respeto y gratitud por lo vivido.

Pocas parejas, sacan tiempo para hablar o hacer un inventario de cómo están ambos dentro de dicha relación. A veces damos por hecho que la otra persona quiere seguir a nuestro lado y puede llegar a ser todo lo contrario. Soy muy pesada con la COMUNICACIÓN dentro de una relación sentimental y es que comunicarnos requiere expresar los reproches o las frustraciones que tanto nos cuesta hablar. Comunicarnos contribuye a una ayuda que nos puede evitar cometer decisiones donde pueden aparecer; la rabia, frustración, depresiones y la tentación de hacernos daños.

Es difícil plantearse las siguientes preguntas ¿Somos felices? ¿Lo estamos haciendo bien? ¿Tenemos un futuro como pareja? ¿Tenemos una buena relación sentimental? ¿Somos un apoyo emocional para ambos? ¿En qué etapa de la relación nos encontramos? ¿Qué estamos construyendo? Estas preguntas sirven como ayuda para reflexionar sobre aquello que un día nos unió como pareja y lo que ahora nos sostiene en la relación. Es una especie de mirar ambos hacia dentro y ver que se puede mojar. Esto puede ser un camino terapéutico si lo hacemos para buscar soluciones viables.

¿Lo dejamos o seguimos juntos? preguntas que pueden ayudar

¿Qué lugar ocupa la relación en tu vida? y recíprocamente ¿Qué lugar piensas que ocupas en la vida de tu compañero/a? 

Para algunas personas tener una relación requiere de un gran esfuerzo. Una relación sentimental puede llegar a representar, inversión, energía, disponibilidad y mucho compromiso personal. A veces por cosas de la vida la relación o la pareja, no están en nuestra lista de cosas prioritarias y esto puede ser un detonante para ponerle punto final a la relación.

¿Por qué decidimos estar juntos?

Está es la pregunta mágica y sobre todo sirve para recordar esas expectativas que ambos tenían al principio de la relación. Las razones por las cuales decidimos unirnos pueden ir cambiando a lo largo de las diferentes fases de la vida. Dentro de una relación se puede vivir diferentes crisis; la llegada de los hijos, la falta de trabajo estable, crisis económicas, falta de deseo sexual, duelo, la jubilación y otras cosas más.

Al inicio tenemos un exceso de motivación que no se puede sostener con todos los cambios que surgen dentro de una relación sentimental. La desmotivación puede llevarnos a creer que lo mejor es no seguir juntos.

¿Es la relación un lugar sano para ambos?

Aquí entraría la convivencia que hay en la relación. Los espacios individuales que siempre digo que son necesarios y no negociables. La resolución de los conflictos, las negociaciones caras a los desacuerdos. Los acuerdos para seguir siendo un equipo. La validez emocional, el apoyo emocional. La empatía cuando mi pareja no está atravesando por un buen momento. Ambos necesitan sentir que pertenecen a un lugar sano, seguro y estable.

¿Cómo es la comunicación?

En la vida de pareja podemos encontrarnos en muchas ocasiones con malentendidos e incomprensiones. Esto sucede porque no sabemos comunicarnos, la comunicación humana es compleja. En una relación nuestra habilidad de comunicarnos crece, cuando comenzamos a hablar desde lo que necesitamos

Una buena comunicación en pareja requiere dejar de juzgarnos, criticarnos y vernos como enemigos cuando hay desacuerdos en la relación.

Preguntas que ambos se pueden plantear para mejorar la comunicación

·        ¿Están satisfechos ambos con la comunicación en la relación?

·        ¿Tienen la sensación de comprenderse, tú por tu pareja y viceversa?

·        ¿Existen temas intocables en la relación?

·        ¿Existen las mentiras constantes en la relación?

·        ¿Cómo llegan a los acuerdos en medio de los conflictos?

·        ¿Cómo se toman las decisiones importantes en la relación?

·        ¿Suelen sacar tiempo para escuchar los reproches de ambos en la relación?

¿Por qué seguir juntos?

En una relación es necesario entender la equidad de “NOSOTROS” como un equipo. Necesitamos ser honestos con lo que aportamos cada uno a la relación. Pertenecer a una relación requiere pensar que para que esto funcione, necesitamos avanzar juntos en una misma dirección. Y eso se lee muy bonito, pero, no siempre estamos disponibles emocionalmente para sostener entre dos la relación.

Para seguir juntos es necesario

·        Seguridad.

·        Realización de proyectos.

·        Aterrizar las expectativas.

·        Sentimientos de pertenecer a un lugar.  

¿Qué intimidad comparten?

¿En que está basado la intimidad en la relación?

¿Qué cosas en común suelen compartir?

La intimidad no solo tiene que ver con los encuentros sexuales. Podemos cuidar la intimidad sexual, hablando de nuestros sueños, fantasías sexuales y viendo que cosas podemos mejorar en esos encuentros sexuales.  

La intimidad también comprende compartir actividades; deportivas, sociales, familiares, políticas. Es necesario crear un espacio de intimidad lleno de calidad, donde sacamos tiempo para cuidar, sostener y velar por la relación.

En resumen

Hacer un balance en algunas ocasiones en la relación ayudará mucho a ver cómo podemos mejorar la relación o si es el momento de reconocer que ya no podemos seguir juntos. Sacar tiempo a hacer un inventario sobre cómo estamos ambos en este proyecto, llamado pareja, puede causar mucho miedo. Pero, si ambos están disponibles para seguir juntos, necesitan establecer acuerdos y buscar medios para sostener con amor ese proyecto en pareja.

Alexa ❤

  Imágenes de: Adobe Stock

Loading

Escrito por

Alexa Dacier

Alexa Dacier / Psicología / Terapeuta sexual y de pareja
Todos necesitamos donde apoyarnos cuando emocionalmente creemos que no podemos más.

Aquí nos damos el permiso para:
Sentir.
Soltar.
Amar.
Aprender a poner límites.
Reconstruir nuestros vínculos afectivos.
Sostener relaciones sanas.
Aplicar la autocompasión.
Cambiar el dialogo interior.