Tiempo de lectura: 8 minutos

 Adiós 2023 Ritual para cerrar el año y comenzar uno nuevo año con menos carga

Me traslado al pasado y veo a mi madre haciendo una limpieza profunda en casa. Diciéndonos que tenemos que sacar las cosas que no hemos usado en todo el año y hacer espacio para aquellas cosas que vendrán en el nuevo año. Era una adolescente y la verdad que eso de llevar rituales no era algo que me apasionara. 

Mientras fui creciendo se fueron integrando algunas cosas que veía en casa. Cuando un año termina me gusta mucho reflexionar en silencio y analizar minuciosamente como he estado, que cosas bonitas he hecho e incluso recordar los desafíos que he tenido que transitar. La vida y sus cosas. 

Y a veces se nos olvida que la vida es un regalo y que no siempre vamos a estar en ella. Por eso al finalizar el año me gusta agradecer por seguir viviendo a pesar de las cosas que no tengo a pesar de lo duro que fue sostenerme en muchas ocasiones. Y la gratitud es ver lo que tenemos desde el respeto y no castigarnos por las cosas que creemos que nos hace falta. 

¿Cómo te gusta cerrar el año? 

A veces un ritual no tiene nada que ver con hacer algo a lo grande. Tan simple como mirar con amor y respeto todo lo que hemos vivido durante el año es una forma de poner en balanza lo que queremos o no queremos sostener cara a un nuevo año.

Quizás llevas tiempo queriendo hacer cambios en tu vida y no sabes cómo dar ese paso porque no te sientes segura, tienes miedo o estás esperando ese momento perfecto. Créeme nunca estarás preparada del todo para hacer cambios en tu vida o comprometerte con algo.

A veces solo nos toca dar ese primer paso, incluso teniendo miedo, incluso creyendo que nos estamos tirando al vacío sin salvavidas. 

Los rituales suelen ser parte íntima de quienes somos, una mezcla de nuestra personalidad donde a ojos de los demás lo que hacemos no tiene nada de lógica. Un ritual es algo que haces para ti, porque te sientes cómoda, porque te hace conectar con tus valores, creencias o forma de ver la vida. No siempre lo que hacemos será aprobado por los demás. 

Te dejo algunas ideas de cosas que te pueden ayudar a cerrar el año y recibir un nuevo año con menos cargas 

1- Festeja tus logros: realiza una lista de las cosas que has superado, transitado y has sostenido en este año. No solo tus logros materiales, también los emocionales.

¿Cuántas veces tuviste ansiedad en este año? ¿Cuántas veces el síndrome de la impostora se instaló y te hizo creer que no eras merecedora de las cosas que estabas consiguiendo? ¿Cuántas veces te viste cara a cara con la incertidumbre y creías que no serías capaz de avanzar o tener un futuro mejor?

Festejate por seguir aquí a pesar de todo. 

2- Ten una conversación honesta e incómoda contigo misma:

Amiga, a veces lo único que necesitamos para poder seguir es tener una conversación honesta e incómoda con una misma. Donde hay espacio para dejar de evitar y decirnos a la cara aquellas cosas que necesitamos mejorar para poder seguir. Recuerda que tienes una relación contigo misma y no siempre harás o dirás cosas de tu agrado. 

3-Observa las personas con las cuales más tiempo has pasado en los últimos meses 

¿Quiénes son esas personas? ¿Qué clase de vínculos has estado construyendo? ¿Son personas que quieres seguir viendo en el próximo año? ¿Cómo te hablan? ¿Cómo te corrigen? ¿Cómo te cuidan? ¿Cómo te hacen sentir a su lado? 

4- Haz una purga de todo aquello que ya no necesitas en tu vida 

Y lo sé, no es nada fácil soltar, dejar ir y hacer espacio para algo diferente. Nos acomodamos a lo que tenemos por la seguridad que esto nos puede llegar a dar.

No es algo que solo te suceda a ti, a mí también me pasa. Pero, en muchas ocasiones vamos acumulando cosas que más que darnos seguridad lo único que hacen es estorbar y robar espacio a algo mejor. 

5-Realiza una lista de gratitud 

No tiene que ser una lista larga. Puedes terminar el año agradeciendo por 3 cosas que para ti han sido muy significativas en este 2023. 

6-Prueba el bullet journal o diario emocional: a mí me salvó la vida el dedicar más tiempo a escribir a mano en este año. Cuando relees todo lo que escribes eres más consciente de tus pensamientos y tu forma de tratarte en muchas ocasiones. 

7- Medita y visualízate en el nuevo año: ¿Qué cosas nuevas te gustaría implementar en tu estilo de vida? ¿Qué nuevos lugares te gustaría visitar? ¿Qué nuevas experiencias te gustaría sostener en el 2024? ¿Qué clase de amigos o vínculos cercanos quieres seguir cultivando en el nuevo año?

8- Organiza tu armario y despídete de esas prendas que no encajan con la versión de quién eres ahora mismo 

Muchas tenemos ropa que habla de quienes éramos hace 3 0 4 años atrás. Quizás estás esperando un milagro para volver a encajar en ese pantalón que tanto te gustaba.

Deja ir a esa versión de tu cuerpo que ya no tiene nada que ver con tu realidad. Una manera de honrar y respetar nuestro cuerpo es entender que él tiene derecho a cambiar. 

9- Pon por escrito lo que esperas de ti en el nuevo año 

Muchas veces estamos más pendientes de lo que el nuevo año nos puede dar y nos olvidamos de ver que cosas podemos hacer por nosotras.

No pases por alto tu capacidad para sostenerte, avanzar y conseguir tener la vida que tanto estás deseando. Quizás tendrás que esforzarte mucho, pero la plenitud que puedes llegar a sentir será gratificante. 

10- Realiza una nueva rutina de autocuidado que si funcione 

El autocuidado cuando lo hacemos desde la autoexigencia no funciona. No estás obligada a cuidarte, priorizarte y tener espacios para estar a gusto contigo.

Pero, cuando nos olvidamos de parar, escucharnos, mirar nuestras necesidades y cuidarnos somos más presas de hundirnos en las garras de la ansiedad. 

Comprométete con una sola cosa quieras sostener para aplicar el autocuidado en el próximo año. Ejemplo: hacer détox de redes sociales cada x tiempo. Agendar ir donde un masajista. Volver a hacer terapia. 

11- Medita sobre tu pasado, el lugar que te encuentras y hacia dónde te diriges 

Tu pasado está ahí para recordarte de dónde vienes e incluso donde no necesitas regresar. El aquí y el ahora es un bonito escenario para que veas tus logros, las cosas que has superado y cómo puedes seguir avanzado. 

12- Crea tableros de visión, metas, sueños, objetivo

Quizás es algo que no tiene nada que ver con tu estilo de ser. Pero, créeme hacer espacio para soñar, visualizar lo que quieres puede ser una buena herramienta para empujarte a moverte, seguir y avanzar cuando emocionalmente no te sientes capaz de seguir el curso de la vida. 

13- Redefine tu concepto de amor propio 

A lo mejor para el nuevo año necesitas reconstruir la relación que tienes contigo y quizás para ello, tendrás que redefinir cómo verás el amor propio de ahora en adelante. Recuerda que tienes una relación contigo misma que merece ser cuidada y atendida con respeto. 

14- Desocúpate y piensa más en ti 

Es mentira que tienes que estar siempre ocupada para ser “suficiente” o incluso para ser productiva. A veces darnos el permiso de parar para escucharnos y hacer nada es un acto de amor propio. 

15- Agenda esa cita terapéutica que tanto necesitas 

Si llevas tiempo estando mal, quizás en el 2024 necesitas sostenerte en un lugar seguro. Deja de cargar con cosas que te hunden a nivel emocional. Todos necesitamos donde apoyarnos cuando a nivel emocional no podemos más. 

16- Pídete perdón 

Hazlo, por todas las veces que te has criticado en este año. Por todas las veces que no pudiste poner límites. Por esas veces que no fuiste para ti un lugar seguro. Perdónate y comienza el año nuevo más consciente de ti. 

17- Abrázate y ten un gesto de amor contigo misma

Amiga, pon esa música que tanto te gusta y mírate en el espejo. Abrázate mucho, bésate intensamente. ¿Qué gesto de amor sueles darte en algunas ocasiones? 

18- Define con una palabra como quieres ver el nuevo año y aférrate a esa palabra  

Este año la palabra que me había acompañado fue: confía. Mi mantra para sostenerme, detenerme y seguir avanzando. El próximo año mi palabra es la abundancia y desde ahí me quiero mover en el 2024. ¿Qué palabras te mueven y te permiten conectar con la vida?

19- Limpia tus contactos del teléfono incluso del correo electrónico 

Te lo confieso es uno de los rituales que más amo hacer en el cierre de año. Tengo mi teoría, si no he hablado con alguien en todo el año ¿Para qué le quiero en mi lista de contacto?

Elimina esos mensajes sin leer. Vacía la carpeta de mensajes no deseados de tu correo electrónico. 

20- Calma tu nivel de autoexigencia 

Deja de cargar con miles de cosas pendientes para hacer cara a un nuevo año. La autoexigencia es creer que siempre necesitamos hacer más y a veces esa exigencia elevada solo sirve para estar enchufadas a la ansiedad. 

21- No planifiques tanto el nuevo año 

Más que realizar una lista nueva de cosas por hacer. Analiza aquellas cosas que no pudiste sostener en este año. Muchas veces nuestras metas no se cumplen porque lo vemos solo como tareas pendientes por hacer y tachar. Los pendientes no son algo que solemos disfrutar en el camino. Mira tus objetivos como un proyecto para disfrutarlos en el proceso. 

22- Termina las cosas pendientes que llevas tiempo sin hacer 

Básico para ser productivas. Hay cosas que quizás no vamos a poder terminar porque en el camino nos dimos cuenta de que esas cosas no eran en realidad algo que queríamos sostener. Pero incluso aquellas cosas que siguen pendientes por terminar merecen un cierre.

Sé honesta contigo, si llevas tiempo queriendo terminar algo pregúntate ¿Por qué no lo he podido terminar?

23- Escríbete una carta y léelo el próximo año 

Amo escribir y si hay algo terapéutico que siempre recomiendo en consulta es la escritura.

Cierra el año escribiéndote una carta en la cual dejes plasmado las cosas que te gustaría ver, disfrutar, sostener y sentir en el nuevo año.

Es una carta para el futuro, visualiza, juega, diviértete y trasládate un poco al 2024. Lo puedes hacer en papel o enviártelo por correo con fecha de un año vista. 

Gracias por leerme este año. 

Feliz cierre de año. 

Seguimos por aquí en el 2024 si la vida lo permite. 

Un fuerte abrazo.

Con caiño Alexa Dacier

Psicóloga online

Tereapeuta sexual y de pareja

Te veo en consulta /Agenda abierta

Loading

Escrito por

Alexa Dacier

Alexa Dacier / Psicología / Terapeuta sexual y de pareja
Todos necesitamos donde apoyarnos cuando emocionalmente creemos que no podemos más.

Aquí nos damos el permiso para:
Sentir.
Soltar.
Amar.
Aprender a poner límites.
Reconstruir nuestros vínculos afectivos.
Sostener relaciones sanas.
Aplicar la autocompasión.
Cambiar el dialogo interior.